Skip to main content

Noticia

Así quiere acabar Escocia con el alcohol al volante

efectos exceso de alcohol

Quiere reducir el consumo de alcohol subiendo los impuestos.

No te pierdas: Cómo se hace un control de drogas

¿Cómo quiere acabar Escocia con el alcohol al volante? Respuesta: con impuestos. Desde el pasado 1 de mayo, el impuesto al alcohol en Escocia es de 57 céntimos por litro de etanol. El objetivo es acabar con el alcoholismo y, por ende, con sus problemas para la salud (los cuales incluyen los accidentes de tráfico). Y es que en Escocia, el número de muertes derivadas del consumo de alcohol es altísimo; según los últimos datos ofrecidos por el National Records of Scotland, en 2016 se produjeron más de 1.200 muertes por este motivo.

No te pierdas: Tasa de alcohol cero al volante, una medida imprescindible

Así, cualquier bebida con, al menos 10 mililitros de alcohol, se verá gravada con un mínimo de 50 peniques (unos 57 céntimos de euro, al cambio actual). Si llevamos esto al ejemplo concreto, con este nuevo impuesto al alcohol de Escocia, una botella de vino de 750 mililitros y con un 13% de alcohol costará, como mínimo, 5,56 euros. Otro ejemplo: una botella de sidra de dos litros con un 5% de alcohol costará, al menos, 5,70 euros.

Escocia sube los impuestos al alcohol

En este sentido, los altos precios que se generarán a partir de ahora responden a una doble estrategia por parte del Gobierno escocés. Este incremento de precios del alcohol hace que el Gobierno de escocia reduzca el consumo de esta droga, y además, recaudará más.

El gobierno ha sido tajante: no habrá período de adaptación a la nueva legislación, mientras que quien la incumpla verá automáticamente su licencia revocada, tal y como ha señalado la Primera Ministra, Nicola Sturgeon: "Para los primeros cinco años de aplicación de esta política, estimamos que se producirán varios cientos de muertes menos por el alcohol y reduciremos el número de hospitalizaciones".

Fuente: Business Insider

 

Y además