Skip to main content

Noticia

Cómo destrozar (por fuera) los coches más espectaculares del mercado

Superdeportivos en formato base

Estamos acostumbrados a ver modelos generalistas en versión base pero, ¿cómo serían los mejores deportivos en este formato?

Los superdeportivos son objeto de deseo y de admiración. Cantidades ingentes de euros a un lado, su mera imagen suele ser deslumbrante, con cuidadas siluetas, materiales de primerísimo nivel, detalles de diseño imposibles, llantas preciosistas… pero ¿y si no fuera así? ¿Y si en lugar de en un único y estupendo acabado, tuvieran versiones de acceso? Es algo inviable que nunca va a pasar en la realidad, pero gracias a la magia de Photoshop podemos imaginarnos como sería el resultado.

Y lo curioso es que, a pesar de que el mero concepto debería ser tomado como una afrenta y un sacrilegio, a la hora de la verdad les sienta hasta bien. Tenemos aquí una selección de algunos de los mejores deportivos modernos: Lamborghini Huracan, Aston Martin DB11, Pagani Huayra, Rimac Concept_One, McLaren P1, Ford GT, Bugatti Chiron… Y todos han recibido el mismo tratamiento, que en realidad es bastante sencillo: reemplazar sus bonitas y ultraligeras llantas por unas de acero con el diseño más antiestético que se pueda imaginar, y cambiar sus paragolpes delanteros, por norma general de carbono, por uno de plástico negro.

VÍDEO: ¡Alucina! Deportivos de calle con motor de competición

No lo vamos a negar, porque es innegable, son más feos que los modelos reales, pero a pesar de ello tienen cierto punto llamativo. De hecho, cabe imaginar que uno de ellos circulando así por cualquier ciudad atraería más miradas incluso que en formato impoluto, por su rareza y porque el público pensaría inevitablemente: “¿pero cómo puede llevar semejante cochazo en tal estado?”.

Una auténtica superbatalla de deportivos

Fuente: Carscoops.

Lecturas recomendadas