Noticia

Un auténtica superbatalla de deportivos

Un auténtica superbatalla de deportivos

Alex Morán

02/06/2017 - 14:11

Audi TT RS, Porsche 718 Cayman S y BMW M2 se enfrentan en una nueva batalla por la supremacía alemana. Enfoques distintos de la esencia de un deportivo, pero todos ellos con muy buenos mimbres para ser el mejor.

No te pierdas: Audi TT RS vs Porsche 718 Cayman S

En DriveTribe se han propuesto dirimir cual es el mejor deportivo alemán de entre 300 y 400 CV de potencia: el Audi TT RS, el Porsche 718 Cayman S o el BMW M2. El primero destaca por ser el más potente, el segundo por ofrecer la mejor manejabilidad y el tercero por ofrecer el acercamiento más preciso a la conducción pura. Tras hacer un estudio detallado de sus características, los enfrentaron en un 0-130 mph (un 0-210 km/h) que ganó el TT RS y el tercer paso es enfrentarlos en circuito, concretamente en Anglesey, para ver quien completa al vuelta más rápido. ¿Podrán remontar el M2 o el Cayman S?

VÍDEO: Drag Race entre Porsche 718 Cayman y BMW M240i

Primero un estudio a fondo de los participantes. El Audi TT RS pesa 1.500 kilos con una distribución 60/40. Su motor debería entregar 400 CV, pero desarrolló en el banco de potencia 421 CV. Es el único con tracción integral a las cuatro ruedas y el único con caja de cambios automática. El BMW M2 pesa 1.557 kilos con un reparto de pesos de 50/50. Su potencia declarada es de 370 CV y lo cumple. El Porsche 718 Cayman S, por su parte, es el más ligero con 1.420 kilos distribuidos en proporción 48/52. También es el menos potente sobre el papel, con 350 CV, aunque en la prueba consiguieron 5 CV extra. Los dos son propulsión trasera y emplean una caja de cambios manual de seis relaciones.

Cada uno tiene sus pros y sus contras a la hora de marcar una vuelta rápida, pero la diferencia entre ellos no debería ser muy abultada. Una vez más, nada de adelantos, es una lucha muy reñida cuyo resultado conviene descubrir por uno mismo.

Fuente: DriveTribe.

Lecturas recomendadas

Alex Morán

Redactor

Crecí viendo deportivos japoneses en los 90, los echo de menos y me decanto por los import nipones. El Nissan Fairlady Z 432 es mi amor platónico.

Buscador de coches