Skip to main content

Noticia

Motos

Álex Rins, la luz de Suzuki para recuperar su honor en MotoGP

Álex Rins muestra el potencial de Suzuki para 2018

Álex Rins da esperanzas a Suzuki de cara a 2018. El piloto de Barcelona terminó quinto en el test de Tailandia, evidenciando también un ritmo de carrera muy competitivo.

Jack Miller vuelve a nacer bajo el paraguas de Ducati

Álex Rins, la luz de Suzuki para recuperar su honor en MotoGP. La pretemporada del piloto español está siendo fabulosa, y después de firmar un gran resultado en el primer test del año en Sepang, en Tailandia ha vuelto a confirmar sus buenas sensaciones finalizando en una más que meritoria quinta posición, viéndose superado por las tres Honda de Pedrosa, Márquez y Crutchlow, además de la Yamaha de Johann Zarco. 

Además de conseguir un gran tiempo final que le permitió quedarse a menos de tres décimas del registro de Pedrosa, Álex Rins también demostró que a nivel de ritmo también está preparándose como es debido de cara a la primera cita del Mundial en el Circuito de Losail. Un área en el que también su compañero de equipo, Andrea Iannone, está rindiendo adecuadamente. 

VÍDEO: La preparación física de Marc Márquez para MotoGP 2018

Rins no oculta su satisfacción con los avances que ha dado Suzuki en la moto de 2018: "Esta moto es 100 veces mejor que la que teníamos el año pasado", señala el barcelonés en Motorsport. Por otro lado, se ha puesto un 8,5 como nota a los tres días de entrenamientos en Buriram, y se muestra satisfecho por haber podido completar su programa para el test tailandés. 

A menos de un mes para que arranque la acción en Qatar, las sensaciones de Rins son fantásticas teniendo en cuenta el gran objetivo que se ha marcado antes de empezar el campeonato, que no es otro que intentar luchar por el podio en cada carrera. Se trata de una auténtica proeza viendo lo difícil que fue el 2017 para él, pero no cabe duda de que está yendo por la dirección correcta para lograrlo. 

Todos nos acordamos de las dificultades que padeció Rins en 2017, con un aplastamiento vertebral en su primera toma de contacto con la GSX-RR en Valencia y una lesión posterior que le obligó a perderse buena parte del primer tercio del campeonato. Todo ello implicó que su nivel físico y mental no fuera el apropiado, cosa que parece haber cambiado radicalmente este 2018. Ha podido 'machacarse' en los entrenamientos como quería y los resultados parece que le dan la razón por el momento. 

Como ya hemos dicho en más de una ocasión, Rins es uno de los muchos pilotos que terminan contrato en 2018 y que por tanto deberán hacer méritos para, al menos, seguir en su actual equipo. Estar en una fábrica es muy importante en MotoGP y no cabe duda de que Rins peleará cada fin de semana por mantener su puesto en el Team Suzuki Ecstar

Lecturas recomendadas