Skip to main content

Noticia

Motor

6 claves del Alfa Romeo Giulietta Quadrifoglio Verde

Alfa Romeo Giulietta Quadrifoglio Verde
Un trébol picante.

El Gulietta no es, por decirlo de una manera suave, el modelo más importante para Alfa Romeo en la actualidad, puesto que su gama está focalizada en torno a dos productos: Alfa Romeo Stelvio y Giulia. Sin embargo, antes de que sus hermanos mayores llegaran, se encargó de mantener el tipo para la marca en una época con más oscuros que claros. Fruto de la misma también fue su versión más salvaje, el Alfa Romeo Giulietta Quadrifoglio Verde, que vamos a recordar a través de sus seis claves.

¿Estás buscando coche nuevo? Aquí tienes la manera más sencilla de encontrarlo

Dos generaciones

La variante QV debutó en 2010, junto al Alfa Romeo Giulietta convencional, convirtiéndose inmediatamente en tope de la gama, ofreciendo una imagen ligeramente más deportiva, un motor más potente y un comportamiento dinámico optimizado. No hubo que esperar mucho para conocer a su evolución, que hizo acto de aparición en 2014 incluyendo mejoras en diversas áreas.

VÍDEO: Todos los datos del Alfa Romeo Giulietta 2019

Un motor potente

Bajo el capó del italiano se ocultaba un motor 1.75 tetracilíndrico turbo que desarrollaba 235 CV de potencia y 340 Nm de par máximo, asociado a una caja de cambios manual de seis velocidades y a un sistema de tracción delantera. Esto le permitía acelerar de 0 a 100 km/h en 6,8 segundos y alcanzar una velocidad máxima de 242 km/h.

Herencia del 4C

Lo cierto es que en su actualización de 2014 el incremento de potencia fue solo residual, pero sí que ganó caché debido a la incorporación de elementos sacados nada menos que del Alfa Romeo 4C. Del deportivo tomó prestado el motor 1.75 turbo de 240 CV y también su caja de cambios automática TCT de doble embrague. Gracias a esta última, que contaba con función ‘Launch Control’, consiguió recortar significativamente su tiempo de aceleración de 0 a 100 km/h, dejándolo en sólo 6 segundos.

Prueba del 

Alfa Romeo Giulietta Quadrifoglio Verde

Componentes de alto rendimiento

No todo era motor. También se hizo un trabajo de mejora tanto con los frenos, firmados por Brembo y con discos delanteros de 320 milímetros mordidos por pinzas de cuatro pistones; como en la suspensión, de tarado más firme y rebajada 15 milímetros en el eje delantero y 10 en el trasero.

Imagen distintiva

Quien esperase una variante radical desde el punto de vista estético, se llevó un chasco, puesto que Alfa apostó por una deportividad contenida, que se mostraba en detalles. No faltaba el característico trébol, ni tampoco toda una serie de elementos con acabado negro antracita brillante, como la parrilla, los marcos de los faros antiniebla, las carcasas de los retrovisores y los tiradores de las puertas.

Su hermano pequeño, el MiTo QV

Con la actualización de 2014 para el Alfa Romeo Giulietta Quadrifoglio Verde, la marca italiana aprovechó también para lanzar una variante hipervitaminada de su hermano pequeño, el MiTo. El utilitario lucía el mismo apellido pero, como es lógico, montaba una mecánica bastante menos potente.

Se “conformaba” con un bloque 1.4 MultiAir de 170 CV combinado con una transmisión manual de seis velocidades para acelerar de 0 a 100 km/h en 7,3 segundos y marcar una velocidad punta de 219 km/h.

¿Quieres saber cuál es tu coche ideal?

Y además