Noticia

35 millones más de airbags de Takata son defectuosos

35 millones más de airbags de Takata son defectuosos

Ignacio de Haro

05/05/2016 - 16:05

35 millones más de airbags de Takata son defectuosos y la compañía japonesa ya se está preparando, junto con las autoridades pertinentes estadounidenses, para realizar otra llamada masiva a revisión. Se espera que realicen un anuncio oficial con todos los detalles esta misma semana, pero esos 35 millones de airbags deficientes se sumarían a los más de 28 millones de dispositivos instalados en unos 24 millones de coches fabricados por más de 12 marcas de automóviles en la que ya es la llamada a revisión más grande de todos los tiempos.

No te pierdas: Muere una adolescente por explosión del airbag Takata

La que ya es la llamada a revisión más grande de todos los tiempos podría adquirir próximamente unas dimensiones todavía mayores. Y es que, según indican medios estadounidenses, 35 millones más de airbags de Takata son defectuosos y la compañía japonesa ya se está preparando, junto a la NHTSA, para realizar otra llamada masiva a revisión. Por ahora no han hecho un anuncio oficial, pero se espera que lo hagan a lo largo de esta semana.

Esos 35 millones más de airbags deficientes se sumarían a los más de 28 millones de dispositivos instalados en unos 24 millones de coches fabricados por más de 12 marcas de automóviles que fueron llamados a revisión por los airbags defectuosos por última vez. La suma total de vehículos afectados podría situarse, por tanto, en aproximadamente 50 millones de coches, lo que según CreditSuisse, le costará a Takata nada menos que 3.500 millones de dólares.

Pero eso no es nada comparado con lo que estiman algunos, que señalan que la cifra real podría ser mucho peor: 100 millones de coches afectados por los llamados airbag asesinos. En cualquier caso, los 35 millones de airbags defectuosos más de Takata formarían parte ya de tan astronómica cifra, no se sumarían a esos 100 millones. La compañía nipona fue multada por los reguladores estadounidenses el pasado mes de noviembre con una sanción económica de 70 millones de dólares y además, también exigieron que dejara de utilizar nitrato de amonio en sus dispositivos.

Pero si la NHTSA descubre más infracciones, se cree que dicha sanción podría pasar de los mencionados 70 millones a nada menos que 200 millones de dólares. Y eso sin contar indemnizaciones, que solo en el pasado ejercicio supusieron un desembolso de 189 millones de dólares por parte de Takata. Mucho dinero, sí, pero difícilmente podrá compensar a las familias de las 11 víctimas mortales que se han registrado en todo el mundo (10 de ellas en EE.UU.) ni a los más de un centenar de individuos que han resultado heridos. La última víctima mortal fue una adolescente de 17 años que sufrió un pequeño golpe con su Honda Civic, pero que, por culpa del airbag defectuoso, le costó la vida.

Fuente: CarScoops, AutoNews.

Lecturas recomendadas

Ignacio de Haro

Colaborador

Apasionado del mundo de las cuatro ruedas.

Buscador de coches