Skip to main content

Noticia

Motos

El 2017 de Dani Pedrosa en MotoGP, pequeña pero insuficiente evolución

El 2017 de Dani Pedrosa en MotoGP

Dani Pedrosa ha concluido MotoGP 2017 como cuarto clasificado en la clasificación general. Su nivel ha sido mejor que el de anteriores temporadas, pero dicho crecimiento no ha sido suficiente.

El 2017 de Jorge Lorenzo en MotoGP

Analizamos el 2017 de Dani Pedrosa en MotoGP. Pequeña pero insuficiente evolución es una buena forma de resumir lo que ha sido esta temporada para el piloto de Castellar del Vallés. Ha estado mejor que en años anteriores, pero cuando parecía que 2017 podía ser un año de explosión en cuanto a rendimiento, finalmente la progresión de Pedrosa se ha estancado. 

Las miras más optimistas hacia el español tuvieron lugar tras el GP de España, cuando logró su primera victoria de la temporada en un trazado las Yamaha y su compañero Márquez partían con más números para conseguirlo. Parecía que los cambios introducidos en su equipo, sobre todo con la llegada de Sete Gibernau, estaban dando buenos resultados. 

VÍDEO: La 'dura' vida de Márquez y Pedrosa fuera de los circuitos

Sin embargo, con el transcurso de las carreras, a Pedrosa le ha pasado algo parecido a los últimos años. Está ahí, pero nunca parece ser una alternativa real al campeonato. Este año, además, no se ha lesionado, por lo que no ha tenido que afrontar un hándicap que sí le ha perjudicado claramente años atrás. 

Uno de los grandes problemas de Dani Pedrosa desde que desembarcó Michelin como nuevo proveedor de neumáticos es MotoGP son las dificultades que tiene Pedrosa para calentar sus gomas en condiciones de mojado. Como consecuencia de este problema, Pedrosa ha tenido actuaciones tan decepcionantes como el 13º de Assen o el 14º de Misano.

Dani Pedrosa progresa adecuadamente

Aún así, hay que reconocer que la evolución de Pedrosa respecto a las últimas temporadas ha sido una realidad. El catalán ha logrado un total de nueve podios, lo que supone un 50% de efectividad en este apartado, con dos victorias (Jerez y Valencia), dos segundos puestos (Brno y Aragón) y cinco terceros (Austin, Le Mans, Catalunya, Sachsenring y Austria). 

Pensando en el 2018, queda claro que Dani Pedrosa debe buscar más constancia en sus resultados, sobre todo cuando las condiciones de la pista sean algo cambiantes, ya que se ha demostrado en los dos últimos años que ahí es donde más sufre. Si consigue solventar este problema y es capaz de pelear con más asiduidad por las victorias, quizás veamos al Pedrosa más competitivo desde que está en MotoGP. 

Un año, 2018, en el que Pedrosa será uno de los pilotos más observados de cara al mercado de fichajes. En HRC están muy contentos con él, así como Marc Márquez. En 2016 algunos medios dieron por oficial su marcha a Yamaha y seguro que en 2018 se vuelve a hablar sobre el posible futuro de Pedrosa fuera de Honda.  

Lecturas recomendadas