Skip to main content

Noticia

Motos

El 2017 de Jorge Lorenzo en MotoGP: un año de duro aprendizaje

El 2017 de Jorge Lorenzo en MotoGP

Pasamos revista al año 2017 de Jorge Lorenzo en MotoGP. Luces y sombras en el estreno del piloto balear con Ducati.

Valentino Rossi: "Dovizioso debe ser un ejemplo para los más jóvenes"

El 2017 de Jorge Lorenzo en MotoGP se puede definir como un año de duro aprendizaje. El piloto español tenía ante sí un reto de grandes dimensiones como es estrenarse con la Ducati tras toda su carrera pilotando la Yamaha YZR-M1. Un cambio drástico que se ha notado en el rendimiento del tres veces campeón del mundo de MotoGP.  

Los primeros pasos de Lorenzo con la Desmosedici fueron difíciles, como cualquier estreno de estas dimensiones. El balear no se encontraba cómodo a nivel de ergonomía con su nueva moto y eso también influyó en su nivel de las primeras carreras del campeonato. Comenzó con un 11º puesto en Qatar, un cero en el GP de Argentina y un noveno lugar en Austin.  

VÍDEO: Entrevista a Marc Márquez como campeón de MotoGP 2017

Sin embargo, con la llegada a Europa Lorenzo reaccionó subiéndose al podio por primera vez en el Circuito de Jerez. Una demostración de que el 99 no iba a rendirse con facilidad ante la GP17. Poco a poco fue dejando atrás el top-10 para ir adentrándose en posiciones más próximas al top-5 a medida que su adaptación a la montura italiana iba mejorando.  

Por otro lado, y a pesar de que a nivel global la mejoría de Jorge Lorenzo con la Ducati ha sido una realidad, lo cierto es que en su contra ha jugado un factor con el que mucha gente no contaba: el increíble año de Andrea Dovizioso. Viendo que su compañero, con la misma moto, ha sido capaz de poner en jaque a Marc Márquez hasta la última carrera del año, deja claro que Jorge Lorenzo ha de dar un paso adelante de cara al 2018.

Ganar, el gran objetivo para 2018

Jorge Lorenzo resurge en el peor circuito para Ducati

Y cuando hablamos de paso adelante, nos referimos a conseguir esa ansiada primera victoria que tanto Lorenzo como Ducati necesitan para terminar de considerar al español como un candidato a ser campeón del mundo con la moto transalpina. A tenor de lo visto en la última parte del Mundial en la que Lorenzo estuvo muy cerca de la victoria, sobre todo en Sepang, no cabe duda de que ese día está más cerca de lo que parece.

De este modo, el 2017 de Jorge Lorenzo en MotoGP ha tenido luces y sombras. Luces porque se han visto muestras de lo que Jorge es capaz de hacer con una moto cada vez más competitiva como es la Desmosedici. Y también sombras, ya que a final de temporada Lorenzo ha conseguido menos puntos que Valentino Rossi en su primera temporada con la Ducati, y eso que la moto del italiano era bastante peor.  

Lecturas recomendadas