Skip to main content

Noticia

10 cosas que odio de mi Porsche Carrera GT

Porsche Carrera GT
El Youtuber Manny Khoshbin se ha atrevido a mostrar las 10 cosas que odia de su Porsche Carrera GT. ¿Se puede odiar algo de un superdeportivo V10? Parece que sí

Seguramente hay cosas de tu coche que te gustan más y te gustan menos. Además, si eres lector de nuestras pruebas, puedes comparar entre un coche y otro con un mayor conocimiento. ¿Alguna vez has pensado si hay cosas de tu coche que odias? Esta misma pregunta se ha hecho el youtuber estadounidense Manny Khoshbin. La cosa es que no lo ha hecho de un coche cualquiera, ni más ni menos que de su Porsche Carrera GT. Un superdeportivo V10 de principios de los años 2000 que es una pieza muy valorada por los coleccionistas. Lamentablemente, este modelo se recuerda por el fatídico accidente en el que falleció actor Paul Walker.

El dueño de esta unidad de color amarillo, se ha aventurado a realizar una crítica al Porsche Carrera GT. En un vídeo publicado en su canal de Youtube ha descrito 10 cosas que odia de su exclusivo superdeportivo. Algunas de ellas son propias del vehículo en cuestión y otras van intrínsecas en el nombre 'superdeportivo'.

VIDEO

10 Things "I Hate" About my 2004 Porsche GT

1.- Dificultades con la primera marcha

El propietario destaca que el accionamiento desde parado del Porsche Carrera GT es complicado. La primera marcha es difícil de accionar ya que el embrague es duro. Se trata de un mal endémico en los coches deportivos de antaño, pero, por contra, le ofrece un aura de solera y deportividad que ya ha desaparecido en los superdeportivos actuales. 

2.- Especialmente peligroso

El Porsche Carrera GT es un vehículo peligroso. Sus reacciones no son especialmente nobles, y pese a que tiene los mejores componentes de principios de los años 2000, no se conduce de una manera sencilla. En el vídeo se hace mención a la fatídica muerte del actor protagonista de la saga Fast and Furious, Paul Walker.

3.- Escasa visibilidad

La superficie acristalada del coche es reducida, esto es especialmente palpable en la luneta trasera. El propietario destaca también que los espejos retrovisores se quedan algo justos. Hay que recordar que se trata de un coche que tiene el motor en la parte trasera. La carrocería en este caso cuenta con dos montículos para poder dar cabida al V10. 

4.- Mantenimiento caro

El mantenimiento que necesita un coche así, además de minucioso es caro. Las revisiones son cada pocos kilómetros y los componentes, en caso de rotura, son exclusivos. Asimismo se utilizan productos de alta calidad en cosas como el aceite o los líquidos. La primera revisión de entidad, a las 30.000 millas, tiene un coste de 30.00 dólares. Todo va de la mano, tener un superdeportivo conlleva unas superfacturas en el taller. 

5.- Es un coche gastón

El gasto de combustible en un superdeportivo de principios de los 2000 y que equipa un V10 atmosférico es seguro que no va a ser bajo. Es algo intrínseco en los coches más prestacionales, pero parece que este Porsche Carrera GT no se proyectó buscando la eficiencia en los consumos. El propietario de un coche así suele preocuparse más del tiempo que pierde en ir a la gasolinera que el precio que le cuesta el combustible, pero los datos ahí quedan. 

Manny Khoshbin describe un gasto de 10 millas por galón, en cifras europeas, un coche que se va por encima de los 23 litros a los 100 kilómetros.

No te pierdas: VÍDEO: Este es el más gordo, el Porsche Taycan Turbo S

6.- Maletero escaso

Los superdeportivos de motor de combustión no suelen ser los coches más espaciosos del mercado. Tampoco lo pretenden. En este caso no es una excepción. Pese a todo, el propietario comenta lo escaso del maletero, que se encuentra en el frontal, y en el que apenas entra una mochila. Es el peaje que hay que pagar para hacerle hueco a un V10...

7.- Escasez tecnológica

Manny Khoshbin destaca el poco cuidado que tuvo Porsche en este aspecto. Dejando para después los estragos que ha hecho el paso del tiempo en este aspecto, habla de la escasez de elementos tecnológicos que tiene el coche en su interior. Se limita a facilitar un pequeño sistema de audio básico. El propietario piensa que la firma alemana se podría haber esforzado más en un coche del calado del Porsche Carrera GT. 

8.- No tiene splitter delantero en la parte inferior

Pese a que en los años 2000 el tema de la aerodinámica ya se cuidaba, había elementos que aún no estaban instaurados en los coches de calle. Uno de ellos es el splitter inferior. Este sistema evita que el aire circule por debajo del coche y lo hace más manejable a alta velocidad. Es esta misma crítica la que hace su propietario, quien lo muestra como un vehículo exigente en su conducción deportiva.

9.- Tecnología desactualizada

20 años en el mundo de la tecnología son muchos. Es prácticamente el tiempo que ha pasado desde que se presentara el Porsche Carrera GT, y obviamente no ha pasado en vano. Entrar a un coche y no ver pantallas ahora nos puede ser extraño, pero hace no tanto era lo ordinario. El sistema de audio e infoentretenimiento, por así llamarlo, del Porsche Carrera GT está claramente desactualizado. 

10.- Mejor para trayectos cortos

Se trata de un coche que, pese a que tiene un interior forrado en piel y de calidad, no es cómodo. Los kilómetros pesan en las espaldas de los ocupantes. Es un vehículo que no parece la mejor elección si lo que se quiere hacer es una excursión de varios cientos de kilómetros. 

Y ya que hemos llegado hasta aquí ¿Cuál es tu coche ideal?

Y además