Skip to main content

Lista

Motor

Brexit duro: las 5 nefastas consecuencias para el automóvil

La fábrica de Ford en Valencia vuelve al trabajo

Cuando faltan menos de cuatro meses para que se acabe el período transitorio del Brexit, la Unión Europea y el Reino Unido siguen sin tener un acuerdo de libre comercio que garantice las operaciones en el mundo del motor. Una ausencia de condiciones comerciales que puede llegar a generar cuantiosas pérdidas a partir del 1 de enero de 2021. Estas son las cinco nefastas consecuencias del Brexit para la industria del automóvil.

Estos cinco coches que serán más caros tras el Brexit

Las economías y los puestos de trabajo de ambos lados del canal corren el riesgo de sufrir un segundo golpe en 2020. Si no se llega a un acuerdo, las repercusiones pueden ser más graves que las generadas por el coronavirus en lo que va de año. Y es que sin unas pautas comerciales comunes, la Unión Europea y el Reino Unido estarán obligadas a mantener relaciones comerciales bajo las normas no preferenciales de la Organización Mundial del Comercio (OMC). Estas serían las consecuencias del Brexit.

La ley de límite de emisiones que está cambiando la industria europea del automóvil
Las cadenas de montaje europeas se han electrificado a marchas forzadas

1. Aranceles

A partir de 2021 el arancel para los coches será del 10% y de hasta el 22% para las furgonetas y camiones. Cifras superiores a los márgenes de la mayoría de los fabricantes que repercutirán en los consumidores ya que el precio de los coches nuevos será más elevado.

2. Producción

Si la demanda baja como consecuencia del arancel de la OMC podría suponer un descenso de producción en las fábricas de la Unión Europea y del Reino Unido. Una caída estimada en tres millones de vehículos en los próximos cinco años, algo que generaría pérdidas por valor de 52.800 millones de euros a las plantas del Reino Unido y de 57.700 millones de euros a las de toda la UE.

Las ideas de Merkel para que las fábricas de coches vuelvan a trabajar

3. Piezas y componentes

Los aranceles también tendrán efecto sobre los fabricantes de piezas para la automoción. Igual que sucederá con el precio de venta, el coste de producción de los componentes subirá: en este contexto puede que las marcas recurran a la importación de otros países de fuera de la UE, que serán más competitivos.

Cómo comprar un coche en Reino Unido y matricularlo en España

4. Empleos

Al mismo tiempo se estarán poniendo en riesgo muchos de los puestos de un sector que crea y mantiene a 14,6 millones de empleados, es decir, 1 de cada 15 trabajadores de la UE.

5. El coste total

Por último y teniendo en cuenta las últimas estimaciones, la ausencia de un acuerdo entre las dos partes le costará al sector de la automoción unos 110.000 millones de euros en operaciones comerciales perdidas en los próximos cinco años.

Más:

industria

Y además