Skip to main content

Lista

Motor

6 cosas que pocos conocen del Porsche 911 Targa

Porsche 911 Targa

Existen pocas cosas tan bellas como un Porsche 911 Targa; quizá ver un atardecer desde Oia, en Santorini; el Edificio Chrysler de Manhattan o Margot Robbie. Para de contar... La nueva generación del 'nueveonce' va completando su gama con las diferentes versiones. El último en llegar es el Porsche 911 Targa 2020, ese atractivo descapotable con barra antivuelco del que te voy a contar una serie de cosas de su historia que pocos conocen.

El origen de su nombre 

Porsche 911 Targa

Porsche inició la comercialización de la primera generación del 911 en 1965. En un principio solo estaba disponible con carrocería coupé, pero en el Salón de Frankfurt de ese mismo año sorprendió con el Targa, una carrocería con techo desmontable que la firma definió como “Cabriolet de seguridad”. La palabra 'Targa' en alemán tiene el significado de 'Escudo', mientras que en italiano, 'número de matrícula'. Pero, en realidad, esta variante debe su nombre a la mítica carrera disputada en Sicilia, donde la marca de Stuttgart cosechó grandes éxitos. En un principio se pensó en denominarla '911 Flori', hasta que el Harald Wagner, responsable Nacional de Ventas, preguntó: “¿Por qué no lo llamamos simplemente Targa?”. ¡Boom! Y hasta hoy, sobreviviendo cincuenta y cinco años.

Creado para satisfacer el mercado norteamericano

Porsche 911 Targa

Como posteriormente ocurriese con el 911 G y sus paragolpes con fuelle, el arco de seguridad del 911 Targa se creó para responder a los requisitos de seguridad del mercado americano -fueron varias las personas que demandaron la prohibición de los descapotables por ser, según ellos, peligrosos-. Así es cómo surgió su arco antivuelco de acero Nirosta pulido.

Prueba del Porsche 911 Targa 4 GTS

Cambios en su estructura

Porsche 911 Targa

En un principio, tanto el techo como la luneta trasera eran extraíbles. Ésta estaba realizada en plástico y era plegable... hasta el verano de 1967, cuando Porsche daba la opción de equipar una luna calefactable, fija y de cristal. En 1968, este elemento pasa a ser de serie, manteniendo esta configuración hasta 1993.

Modificaciones de gran calado en la cuarta generación

Porsche 911 Targa

Arco de seguridad, techo desmontable y gran luneta trasera: esta composición se mantuvo inalterada hasta noviembre de 1995, que es cuando surgió la variante Targa del Porsche 911 993 -la cuarta generación fue lanzada en otoño de 1993-. El concepto que nació en 1965 se cambio por un techo de cristal tintado termoaislante que iba desde el marco del parabrisas hasta el final del pilar c -el característico arco de seguridad desaparecía-. Éste se encajaba debajo del cristal posterior a golpe de botón, por lo que el sistema, además de ser más cómodo al ser eléctrico, reducía el ruido. 

Vuelta a lo clásico

Porsche 911 Targa

El Porsche 911 Targa 991 sorprendió en enero de 2014, fecha en que fue presentado, por su vuelta a la imagen de las tres primeras generaciones. Se rescató el arco de seguridad clásico, pero se le aplicó la tecnología del siglo XXI: una parte del techo se guardaba electrónicamente por detrás de los asientos posteriores. 

La configuración de su techo, también en otros modelos

Porsche 911 Targa

Desde que el Porche 911 Targa apareciese en 1965, muchas fueron las alabanzas que recibió, tanto por su techo desmontable como por su arco de seguridad. De hecho, la compañía fundada por Ferdinand Porsche lo utilizó en dos modelos más: en el Porsche 914 (1970) y el Porsche 918 Spyder (2013). 

Y además