Skip to main content

Lista

F1

Los 5 mejores coches de Renault F1 de la historia

Renault RE40

Un repaso a los coches históricos del equipo Renault de F1.

Renault es una de las marcas generalistas con mayor vínculo histórico con la Fórmula 1. El fabricante francés no solo ha logrado importantes exitos como constructor, también lo ha hecho como motorista. Ahora que ha pasado a denominarse Alpine F1 Team – equipo con el que corre Fernando Alonso desde este año – y que ha cerrado una etapa como constructor, recordamos los 5 mejores coches de Renault F1 de la historia.

Los 7 peores coches de Fórmula 1 de la historia

VÍDEO: Los test de Fernando Alonso con Renault, desde dentro

Repasamos la historia del equipo Renault en la Fórmula 1 y recopilamos los 5 mejores coches con los que ha competido la marca francesa en la categoría reina. Desde la época de los 80 hasta la más reciente, en los 2000, cuando Fernando Alonso y Renault se proclamaron bicampeones de F1 en 2005 y 2006. 

Renault RE30 - (1981-1983)

Renault RE30

El Renault RE30 fue el coche de Renault más exitoso hasta los R25 y R26 de 2005 y 2006. El RE30 compitió en la Fórmula 1 entre los años 1981 y principios 1983, y contó con tres evoluciones hasta ser sustituido por el RE40. La primera versión suponía un importante avance con respecto al RE20 al que reemplazaba. Incorporaba fibra de carbono, efecto suelo, una avanzada aerodinámica y un turbo más desarrollado. En su debut en el 81, Renault logró la pole en seis de las ocho carreras disputadas, y Alain Prost consiguió tres victorias.

Renault finalizó tercero en el Mundial de aquella temporada y también en 1982, con el RE30B. Prost y su compañero, René Arnoux, lograron dos victorias cada uno, pero la fiabilidad fue su punto débil, el cual les impidió mejorar el tercer puesto en el Mundial del año anterior y pelear por el título. En la segunda carrera de 1983, el RE30C fue sustituido por el RE40. En total, el RE30 logró siete victorias y 16 pole positions.

Renault RE40 - (1983)

Renault RE40

El Renault RE40 tuvo que ser completamente rediseñado tras la prohibición del efecto suelo a finales de 1982. Era un coche fabricado completamente en fibra de carbono y diseñado según los consejos de Alain Prost, que tras la salida de René Arnoux del equipo (lo sustituyó Eddie Cheever) quedaba como claro líder de la escudería. Alain logró con el RE40 un total de cuatro victorias y tres podios, lo que le sirvió para acabar en la segunda posición del Mundial, a tan solo dos puntos de Nelson Piquet. El campeonato se decidió en la última carrera, en Sudáfrica, donde Prost sufrió un problema en el turbo y tuvo que retirarse. "Era un coche maravilloso... deberíamos haber sido campeones", dijo Prost años después, aunque en su momento fuese muy crítico con él.

En el GP de Austria de 1983 Prost logró su última victoria con el equipo Renault, antes de fichar por McLaren para la siguiente temporada, y éste fue también el último triunfo de la marca gala antes de su retirada de la F1 como constructor en 1985. Ni el RE50 ni el RE60 lograron alcanzar los niveles de competitividad del RE30 ni del RE40.

Del susto de Sainz con Räikkönen al pique de Alonso con Hamilton

Renault R24 - (2004)

Renault R24

Renault regresó a la Fórmula 1 después de comprar el equipo Benetton de F1 en 2002. En aquel primer año, los pilotos de la escudería, Jarno Trulli y Jenson Button, consiguieron varios cuartos puestos como mejores resultados, y acabaron en el cuarto puesto del Mundial de Constructores. En 2003 repitieron esta misma posición, pero ahora con Fernando Alonso como piloto titular, que logró tres podios y una victoria.

Al año siguiente, el italiano consiguió un triunfo en Mónaco y Alonso logró cuatro nuevos podios. Al final de la temporada, acabaron terceros en el Mundial, demostrando que Renault F1 tenía potencial para estar entre los mejores, como hicieron al año siguiente. El R24 fue un coche fiable y veloz, que sentó una buena base para la siguiente temporada. Renault acabó tercero el Mundial, a solo 14 puntos de BAR-Honda. De no ser por los problemas de Trulli con Flavio Briatore, que precipitaron la marcha del italiano del equipo a falta de varias carreras para el final de curso y su sustitución por Jacques Villeneuve (no logró ni un solo punto), puede que hubieran sido subcampeones.

Los 5 mejores motores Renault en la historia de la F1

Renault R25 - (2005)

Renault R25

El Renault R25 formará siempre parte de la historia de Renault y del automovilismo deportivo español. Al volante de este monoplaza, Fernando Alonso logró su primer título mundial en la temporada 2005 de Fórmula 1. Alonso consiguió siete victorias aquella temporada y su compañero, Giancarlo Fisichella, una. El R25 representaba una evolución importante del R24 y subsanaba algunos puntos débiles del mismo, y su potencial era también resultado de que Renault hubiese abandonado el desarrollo de su predecesor para trabajar en las nuevas reglas aerodinámicas que se introdujeron en 2005. A lo largo de una igualada temporada, Alonso consiguió batir al McLaren MP4-20 de Kimi Räikkönen, cuyo punto débil fue la fiabilidad.

Renault R26 (2006)

Renault R26

Si McLaren y Räikkönen fueron rivales en 2005, en 2006 fueron Ferrari y Michael Schumacher los principales competidores del piloto español y de Renault. Sin embargo, el R26 volvió a ser tan competitivo como el R25, y Alonso superó con maestría al Káiser, en un duelo que quedará para siempre para la historia de la F1. Con aquella temporada, Renault cerró una época llena de éxitos, y por primera vez en su larga trayectoria en el campeonato (que empezó en 1977 con el mítico RS01) logró superar a otras escuderías históricas de la talla de McLaren o Ferrari para subir a lo más alto.

Renault abandonó la F1 como equipo a finales de 2011, pero regresó en 2016 tras deteriorarse su relación como motorista con Red Bull, con quienes lograron nada menos que cuatro mundiales. En 2021 la escudería pasa a denominarse Alpine.

Imagen: Motorsport Images

 

Y además