Skip to main content

Lista

Motor

5 coches que casi nadie sabe que llevan motor Volvo

Prueba-DeLorean-DMC-12-motor-PRV-V6

Ante el interés que siguen despertando nuestras curiosidades acerca de las mecánicas compartidas que utilizan muchos coches, hoy nos damos una vuelta por el fabricante sueco, que también ha tenido sus sinergias con otras marcas a la hora de compartir 'corazones'. Por eso, aquí te traemos 5 coches que casi nadie sabe que llevan motor Volvo. ¿Los conocías tú? 

Volvo sigue siendo uno de los grandes en materia de prestigio, calidad y seguridad, una firma premium que además ha compartido tecnología con muchos otros a lo largo de la historia, con el fin de obtener réditos económicos y abaratar costes (en el orden que tú prefieras), desde su circuito de pruebas (con Saab, en el sur de Suecia) hasta modelos completos.  

Los 15 todoterrenos más bonitos de la historia

VIDEO

VOLVO XC60

En la primera mitad de los años 90, por ejemplo, fruto de la efímera fusión entre Volvo y Renault, se llegó a lanzar un proyecto conjunto que fructificó en las primeras generaciones del Renault Laguna y del Volvo S40, cuyas carrocerías eran básicamente iguales pero con detalles estéticos e interiores diferentes, pero con un alto porcentaje en común también bajo el capó.  

Sin embargo, aunque algunos hayamos conocido todo aquello de primera mano (e incluso tuviéramos un Volvo S40 pero de los primeros en el garaje, no podemos incluir ninguno de los representantes de aquel binomio en este post porque, en realidad, era el coche con el anagrama sueco el que llevaba el motor francés. Así que ¿qué otros 5 coches, aunque casi nadie lo sabe, llevan motor Volvo

1 Ford Focus RS. Si piensas en Volvo, lo primero que te viene a la cabeza no son deportivos, desde luego, aunque hace casi tres décadas se foguearan con la ranchera 850 contra las marcas locales nada más y nada menos que en el Campeonato Alemán de Turismos (DTM) o, más recientemente, asociaran su imagen racing a la palabra Polestar. 

trasera curva movimiento verde

Sin embargo, también animaron a la versión más radical del Ford Focus cuando Volvo pertenecía a Ford Motor Company. ¿Cómo? Con el motor B5254, desarrollado por los suecos para modelos de tracción delantera o total. Era un 5 cilindros gasolina de 2,5 litros turbo, que desarrollaba 306 CV para el Focus y 299 CV para el Volvo S60, por ejemplo.

2 DeLorean DMC-12. Sí, como lo oyes (o mejor dicho, lo lees). Volvo también tiene mucho que decir en en la mecánica que por fin movió el mítico DeLorean DMC-12. El que luego pasaría a la historia para el común de los mortales como el coche de la trilogía cinematográfica 'Regreso al futuro' estuvo a punto de montar diferentes mecánicas (incluso una rotativa tipo Wankel de origen Citroën).  

Sin embargo, aunque nunca llegó a ser el colmo de la fiabilidad debido a otras cuestiones, lo cierto es que la elección del bloque no fue precisamente mala, ya que se optó por el motor PRV V6, cuya 'V' se debe a que uno de sus tres desarrolladores fue precisamente Volvo (los otros, Peugeot y Renault). En el DMC-12, cubicaba 2.849 cc y rendía 131 CV

3 Renault 30. Precisamente, debido a que su creación no fue exclusiva de Volvo, otros modelos de la época e incluso anteriores llevaron esta mecánica. Por ejemplo, el Renault 30 TS (1975), que fue el primer modelo de la marca del rombo con un motor de más de cuatro cilindros desde antes de la II Guerra Mundial (otros como el Peugeot 604 y el Volvo 264 también lo montaron).

Los 15 Renault que han hecho historia R30

Con su diseño de 5 puertas tipo 'hatchback' (que como en tantos diseños de Robert Opron se inspiraba en el revolucionario BMC Aerodinamica de Pininfarina, el R30 alcanzaba la nada despreciable velocidad de 185 km/h y era la berlina de representación de la marca, junto con el Renault 20 (de ópticas simples -no dobles- como uno de sus elementos diferenciadores).

4 Noble M600. Con este curioso y exclusivo superdeportivo volvemos uno de los coches que casi nadie sabe que llevan motor Volvo, pero en un porcentaje 'mayor'... ¿O no? Porque aquí también tenemos que contar con la participación en el desarrollo de otra marca legendaria, pero, en esta ocasión, de motocicletas: Yamaha. 

5. Noble M600

Afortunadamente, el resultado fue de lo más prometedor: un motor para los Volvo XC90 y Volvo S80 de entonces de 4.4 litros atmosférico y con 8 cilindros en V. Cuando el fabricante Noble Automotivelo instaló en 2010 en su M600, se consiguieron unas prestaciones aún más increíbles, ya que los 650 CV de potencia máxima consiguieron empujar su creación hasta los 362 km/h. 

5 Ford Ranger. Por último, terminamos nuestra variada lista de hoy con un otro vehículo motorizado por la marca sueca pero presidido en su calandra, otra vez, por el óvalo. Eso sí, que nadie piense que se trata de otra máquina parecida al supercoche que describíamos en el puesto número 6. Ni siquiera a un compacto radical apellidado con las siglas RS. 

Ford Ranger

Por el contrario, nos despedimos con un recuerdo a otra máquina en la que la diversión iba por derroteros bien distintos, el Ford Ranger, especialmente, a aquella generación que montaba el motor Volvo de 5 cilindros y 2.3 litros. Aún son muchos los que añoran ese bloque diésel, que, para bien o para mal, ya tiene poco que ver con el que tiene bajo el capó la última versión de esta pick-up.  

 

Y además