Redacción Auto Bild

Desde luego, tienes donde elegir

Los 15 SUV que menos consumen

Audi Q2, BMW X1, Ford Kuga, Hyundai Tucson, Mazda CX-3, Nissan Qashqai, Opel Mokka X, Peugeot 2008, Renault Captur y Volkswagen Tiguan. Estos son los SUV compactos más vendidos en Alemania y en gran parte de Europa. AUTOBILD los ha juntado en esta macrocomparativa para comprobar cuál es el mejor en marcha, y no solo en las listas de ventas. Ojo: las posiciones del ranking no tienen nada que ver con la calidad del coche. Las dictan sus ventas en el país germano. Macrocomparativa: los 10 SUV compactos más venidos en Alemania.

Puesto 10: Peugeot 2008

Peugeot promete que combina la dinámica de una berlina con la robustez de un SUV. Pero lo cierto es que la parte de berlina no la reconocemos por ningún sitio. El más SUV que ninguna otra cosa. Y curiosamente, no se ofrece con tracción integral. Pero no pasa nada: el 2008 es un 'crossover' urbano, un pequeño aventurero que también puede lanzarse a la carretera con todas las garantías. Y el control de tracción opcional lo ayuda sobre suelos inestables o algo pedregosos si te aventuras a salir por pistas fáciles, ayudado en su generosa altura respecto al suelo.

El Grip-Control de Bosch, con regulación para nieve, barro y arena funciona muy bien, como hemos podido comprobar saliendo puntualmente del asfalto. También nos ha convencido el sencillo manejo de su sistema multimedia opcional, y el la pantalla táctil de serie está en el campo de visión del conductor, algo que no se encuentra en todos los coches. Lo que polariza opiniones es su volante diminuto y la instrumentación por encima del mismo, que a según que tallas, les puede dificultar su visión.

Otra crítica: la tapa del depósito se abres separadamente con la llave. Eso puede llegar a molestar en el día a día.

Conclusión: +Precio contenido +Moderno infotainment +Boca de carga baja -Ergonomía poco amigable

Puesto 9: BMW X1

Puede ser deportivo, pero también cómodo: pasa por las curvas ágil y aplomado, y transmite mucha confianza incluso rodando rápido. El hecho de que la actual generación sea con tracción integral podría molestar a algunos de los fans más puristas de la marca, pero lo cierto es que eso no le impide seguir siendo el rey del dinamismo en su categoría.

Al volante: 10 SUV compactos

Si quieres la mayor diversión al volante, una buena opción es el 20i con 192 CV. Aunque el variador automático, en modo Confort, inserta las marchas un poco más tarde de lo que nos gustaría. El filtrado de las irregularidades es eficaz, de modo que es un coche cómodo para el día a día. Y por dentro, brilla con su conseguida ergonomía, la calidad de sus acabados y la solidez de sus ajustes. En espacio hay poco que reprochar: incluso pasajeros de las plazas traseras que midan 1,85 irán con cierto desahogo.

Nos ha gustado que todo está donde uno se lo espera, y funciones diarias como la calefacción de los asientos y el volante, los altavoces o el climatizador tienen sus respectivos botones, y no se pierden entre menús virtuales. La gran crítica llega en el precio: su precio base supera con holgura los 32.000 euros, y por esa suma, muchos coches de la competencia del lejano Oriente van ya equipados hasta arriba.

Conclusión: +Deportivo y ágil +Infotainment avanzado +Buena visibilidad -Precio base muy elevado

Puesto 8: Mazda CX-3

El Mazda va más rápido que su sombra por las curvas, y nos parece una opción muy recomendable, aunque tenga menos de SUV que los otros candidatos. Lo único, prácticamente, son unos asientos levemente más elevados que un turismo normal. Y el acceso a la segunda fila por sus pequeñas puertas no es especialmente cómodo.

VÍDEO: El Mazda CX-3 en acción

Está basado en el Mazda 2, pero es más grande, por eso toma algunas de sus cualidades, entre ellas un comportamiento ágil en curvas. Por eso le va que ni pintado el motor de dos litros atmosférico que, para ser un diésel, tiene una respuesta realmente espontánea Un cambio de buen tacto y recorridos cortos redondea el conjunto. El cambio automático está reservado al gasolina. Pero si optas por el de 120 CV con caja manual tendrás un SUV urbano ágil y satisfactorio, muy divertido de llevar y con potencia suficiente para sacarlo a carretera.

Conclusión +Diseño atractivo y personal +Comportamiento ágil +Buenos motores -Solo 4 estrellas en EuroNCAP.

Puesto 7: Hyundai Tucson

Un para rodar confortable, también fuera del asfalto. Y quien piense que Hyundai conlleva plásticos barato, es porque no se ha sentado en un Tucson. Los acabados son sólido, y nada cruje en marcha. Los asientos son cómodos, ofrecen espacio de sobra también para tallas grandes y muchas posibilidades de regulación.

Por en torno a los 35.000 euros, tienes unidades en las que apenas echará de menos algún elemento de equipamiento. Calefacción en los asientos y el volante, climatizador automático, Bluetooh, Smart Key, portón eléctrico y todos los asistentes que cuadran con este segmento están incluidos.

El 1,6 litros turbo gasolina va algo justo para mover los 1.571 kilos del SUV, por eso no le sienta bien el cambio automático, que alarga mucho las aceleraciones incluso en modo Sport. La dirección no es muy comunicativa pero el chasis, aun con las ruedas de 19 pulgadas, se mantiene confortable, si bien los balanceos en curvas son acusados. Su mejor baza: cinco años de garantía.

Conclusión: +Mucho espacio interior +Precios contenidos +Acabados sólidos -Infotainment farragoso

Puesto 6: Ford Kuga

En el mercado desde 2012, combina un formato americano con un comportamiento europeo. Con 4,50 metro, es de los más grandes de la comparativa. Tiene un diseño muy personal y un gran espacio interior. Va sobre la plataforma del Ford Focus, y gracias a su Torque Vectorinig tiene un comportamiento por terreno deslizante en el que no echas de menos la tracción integral.

Al volante: 10 SUV compactos

Tiene una dirección con una precisión excepcional, y su comportamiento es ágil y aplomado, y mantiene un buen margen de confort. Los motores diésel son ahorradores y al mimo tiempo potentes. El 1,5 litros gasolina en el tracción delantera con 120 ó 150 CV no es un prodigio de ahorro, pero circula bastante suave y silencioso.

Conclusión: +Comportamiento dinámico y equilibrado +Espacio desahogado +Buen equipamiento de base -Manejo de los elementos de control algo complicado.

Puesto 5: Audi Q2

Es un coche 'chic' y caro, y frente a la competencia no es fácil justificar su elevado precio. Su diseño con cantos marcados remarca al mismo tiempo su personalidad, y por dentro conquista con su elevada calidad de acabados y su avanzada tecnología. Pero en espacio posterior se queda rezagado, y el maletero es más pequeño que el del Renault Captur, que mide menos por fuera.

Su equipamiento base es menor que el del Hyundai, y no tiene más plásticos mullidos que el Ford Kuga. Y, sin embargo, cuesta más que todos los coches mencionados. Un peso relativamente bajo de 1.205 kilos, su lograda aerodinámica (cW de 0,30) y la calidad general que desprende, unidos a un chasis equilibrado, se encuentran entres sus principales virtudes.

Conclusión: +Acabados de calidad +Comportamiento ágil y equilibrado -Precios demasiado elevados -Poco espacio detrás.

Puesto 4: Nissan Qashqai

Para seguir siendo uno de los superventas, Nissan le dio a su Qashqai un buen lavado de cara en 2017, que afectó a su diseño, al interior y al comportamiento. Así, el frontal se ve ahora mucho más moderno, y los pilotos traseros brillan con efectos en 3D. Ahora, las suspensiones y los amortiguadores, así como la dirección, tienen un comportamiento más eficaz en carretera. También gana en material aislante, y se nota la bajada de decibelios en el interior. "Queremos que la gente pueda compararlo con un Audi Q2", no dijo un portavoz de la marca.

Desde luego, se lo han tomado en serio, porque los materiales del habitáculo desprenden mucha más calidad. En espacio, lo cierto es que hace un buen papel con sus contenidos 4,39 metros. Los  nuevos asientos no solo son más cómodos, sino también más grandes. Como el espacio de las plazas traseras, que también crece.

El maletero cubica de 430 a 1.585 litros, y cuando los asientos se pliegan, queda una superficie plana. El comportamiento general es equilibrado: no es el más confortable ni el más ágil, pero está en la media en los dos apartados.

Conclusión: +Equipamiento generoso +Chasis confortable +Buena relación calidad/precio -Dirección poco comunicativa.

Puesto 3: Renault Captur

Este Renault puntúa con precios contenidos y buen equipamiento. Pero tiene una visibilidad bastante justa, de modo que la cámara de visión trasera opcional es casi obligada. Los motores gasolina de las versiones bajas van demasiado justos, y la dirección, de tacto suave, nos resulta algo indirecta, y a la calefacción de los asientos le falta potencia, especialmente en los asientos de cuero de las variantes altas.

Entre las ventajas del Captur están su banqueta deslizable trasera, que permite agrandar el maletero de 377 a 455 litros sin plegar los asientos. Añade una guantera muy generosa de 11 litros, si bien la puerta es tan grande que, en caso de que alguien vaya en el asiento del copiloto, será casi imposible abrirla.

Conclusión +Precio relativamente contenidos +Chasis confortable -Ergonomía caótica -Dirección poco comunicativa e indirecta.

Puesto 2: Opel Mokka X

Con el Mokka, Opel presentó su primer SUV compacto en 2012. En este tiempo ha recibido un lavado de cara, y la letra X en su denominación. Aunque la comparte con el Opel Crossland X y el Grandland X, no es un artista de las pistas. Pero opcionalmente lo puedes pedir con embrague de varillas, que reparte potencia al eje trasero.

Al volante: 10 SUV compactos

El acabado del interior es bueno, y el manejo de los botones de la consola central en con el control intuitivo de la pantalla táctil facilitan mucho la vida a bordo. La carrocería es compacta y atractiva, pero la escasa apertura de las puertas traseras dificultan el acceso.

Conclusión: +Equipamiento generoso +Chasis confortable +Buena relación calidad/precio -Dirección poco comunicativa.

Puesto 1: Volkswagen Tiguan

Este Volkswagen tiene la virtud de ser práctico y 'chic' al mismo tiempo. Por algo más de 2.500 euros puedes tener el exterior R Line, con espoiler trasero y paragolpes en estética R, entre otros elementos. Con potencias que van de los 115 a los 240 CV, ofrece un amplio espectro según las necesidades del conductor. Puede pedirlo con regulación del chasis opcional, que permite un comportamiento deportivo o confortable a tu elección.

El cambio de doble embrague opcional tiene unas inserciones rápidas y con pocos tirones. Los cómodos asientos hacen que los viajes largos sean una delicia, y también los pasajeros de detrás irán desahogados gracias a sus plazas deslizables. El maletero cubica hasta los 1.655 litros, para que nada se quede en casa, y con los asientos plegados queda una superficie casi plana y, opcionalmente, con doble suelo de carga.

VÍDEO: El Tiguan en acción

El motor 1.4 TSI de 125 CV es muy recomendable: mantiene el precio del Tiguan en unos precios aceptables, tiene una respuesta voluntariosa y no se suele dispar el consumo, a menos que te empeñes en llevarlo siempre alto de vueltas.

Conclusión +Oferta mecánica +Mucho espacio interior -Comportamiento muy equilibrado -Precios algo elevados, también de las opciones.

Lecturas recomendadas