Skip to main content

Comparativa

Motor

Comparativa: Volvo XC40 Recharge vs Mercedes GLA 250 e

Volvo XC40 Recharge vs Mercedes GLA 250 e
El Volvo XC40 Recharge y el Mercedes GLA 250 e son híbridos enchufables que te permiten ahorrar por su buena autonomía eléctrica. ¿Pero cuál lo hace mejor?

Los coches eléctricos puros no están hechos para todo el mundo. Por eso, en esta ocasión, te traemos una comparativa de dos crossover híbridos enchufables, es decir, modelos no sólo con un diseño a la última, sino que cuentan con el empuje de dos propulsores para satisfacer las necesidades de eficiencia de los conductores de hoy en día. Comparativa: Volvo XC40 Recharge vs Mercedes GLA 250 e.

Comparativa del BMW Serie 3 Touring vs Volvo V60 Cross Country

En primer lugar está el Volvo XC40 T4 Twin Recharge, que monta un motor de gasolina de tres cilindros con 129 CV y se apoya de manera adicional en un motor eléctrico de 82 CV. Su contrincante en este cara a cara es el Mercedes GLA 250 e, que apuesta por un propulsor gasolina, en este caso de cuatro cilindros, con 160 CV, más un motor eléctrico de 102 CV. Un análisis rápido a los fríos números parece indicar que se trata de una lucha desigualada en la que el modelo alemán tiene las de ganar, pero el Volvo XC40 tiene una mayor cilindrada, así que vas a tener que seguir leyendo para descubrir si hay una diferencia real en cuanto a rendimiento. 

Vídeo: probamos la segunda generación del Mercedes GLA:

Eficientes, pero pesados

En lo que sí están muy igualados es en lo relativo al peso: ambos todocamino compactos pesan algo más de 1,8 toneladas. No es poco, la verdad, teniendo en cuenta que sólo están disponibles con tracción delantera y no hay que sumar el peso extra de la tracción integral, pero si quieres contar con un paquete de baterías que te proporcione una buena autonomía es lo que hay... 

Y, para colmo de males, el Volvo está equipado con techo panorámico (1.392 euros), lo que incrementa todavía más el peso; sin este extra el XC40 tendría un peso en vacío por debajo de los 1.800 kilos. 

Volvo XC40 Recharge vs Mercedes GLA 250 e

Para hacerse una idea real de lo que consumen, hay que partir con las baterías completamente cargadas. El Mercedes tiene la batería más grande (15,6 frente a los 10,7 kWh del Volvo). pero, desafortunadamente, este extra de capacidad del GLA no tiene ventajas en términos de autonomía eléctrica, porque el SUV alemán sólo ha logrado recorrer un kilómetro más que el XC40 en modo 100% eléctrico, es decir, un total de 41 km

Continuamos nuestro recorrido habitual hasta completar los primeros 100 km y, en este caso, comprobamos que, aunque el Volvo es un poco más económico, ambos se las arreglan con alrededor de 4,5 litros de gasolina

Esto es lo que gastan de verdad

Volvo XC40 Recharge vs Mercedes GLA 250 e

En coches como estos también es interesante saber cuánto gastan sus respectivos propulsores térmicos cuando las baterías están vacías y circulas más allá de esos primeros 100 km. Pero te adelanto que no debes esperar ningún milagro en términos de consumo. El Mercedes GLA ha gastado una media 7,7 litros cada 100 kilómetros, lo que parece incluso moderado teniendo en cuenta sus mejores prestaciones (te las cuento más adelante) y el peso adicional de la batería. Por su parte, el tres cilindros del Volvo definitivamente no es notablemente más económico, ya que ha consumido una media de 7,6 litros. Y no hay que olvidar que la respuesta del escandinavo no es tan enérgica. 

Lo que nos ha gustado es que el Volvo tiene una función para cargar la batería mientras se conduce y así aprovechar el motor eléctrico al llegar a la ciudad. 

Volvo XC40 Recharge vs Mercedes GLA 250 e

Hablando de cargar, te contamos los tiempos que cada uno de ellos necesita para repostar sus depósitos al 100%: el modelo sueco admite una potencia de carga máxima de sólo 3,7 kW, así que necesitas tres horas para cargarlo por completo, mientras que el alemán soporta hasta 22 kW, lo que quiere decir que en apenas 25 minutos ya está a tope de energía. No obstante, estas diferencias no deberían de ser claves, ya que con este tipo de vehículos lo normal es cargarlos por la noche con una tarifa de bajo coste y tener autonomía más que suficiente para todo el día siguiente.

¿Y las prestaciones?

Pasamos a la acción, porque, por muy eficientes que sean estos coches, siempre es bueno comparar sus respectivos resultados en las pruebas de aceleración y elasticidad, para ver si te facilitan la vida a la hora de adelantar o, más bien, todo lo contrario. Veamos...

Volvo XC40 Recharge vs Mercedes GLA 250 e

En la arrancada tras un semáforo en rojo, hasta 50 km/h, quedan realmente igualados, ya que el GLA tarda sólo 3,0 segundos y el XC40, 3,1. Pero la diferencia se multiplica en el 0 a 100 km/h, ya que el primero lo completa en sólo 7,2 segundos, mientras que su rival tarda 8,4. Y algo similar ocurre con las recuperaciones, ya que el Mercedes pasa de 60 a 100 km/h en 3,5 segundos, frente a los 4,6 del Volvo. Y en el caso del paso de 80 a 120 km/h los valores son de 4,6 frente a 6,0 segundos. 

Visto lo visto, está claro que se nota el hecho de que el modelo alemán tenga un cilindro más que el sueco, así como sus 450 Nm de par frente a los 405 Nm de su rival. Y en marcha, el resultado que ha obtenido contra el cronómetro también se corresponde al 100% con una sensación de mayor empuje.

Volvo XC40 Recharge vs Mercedes GLA 250 e

En lo que hay un empate técnico es en lo relativo a la sonoridad. Por un lado, en el Mercedes se nota el leve rugido del motor gasolina de cuatro cilindros cuando circulas a gran velocidad y, a veces, resulta molesto; en el Volvo, en cambio, lo que no nos termina de gustar es el constante zumbido del motor eléctrico. Sin embargo, desde un punto de vista subjetivo, en el XC40 te sientes un poco más como entre algodones. Su rumorosidad o, mejor dicho, la sensación de silencio que llega a tus oídos está más lograda. 

Sin embargo, esto no se aplica a la comodidad de la suspensión. Es cierto que el Mercedes, que monta ruedas de 19 pulgadas, cuando se conduce lentamente no resulta tan confortable. Pero cuando elevas el ritmo, el GLA amortigua las irregularidades de la carretera con mucha más maestría. Por su parte, en el Volvo, que también está equipado con llantas de 19 pulgadas, cuando circules por ciudad, te recomendamos que trates de evitar las alcantarillas y tapas de registro, porque al pisarlas se transmiten con mucha más fuerza al interior y tu espalda es la que paga las consecuencias.

Volvo XC40 Recharge vs Mercedes GLA 250 e

También hay diferencias significativa en la posición de conducción. En el rocoso modelo sueco el asiento del conductor se sitúa a 68,5 centímetros del suelo y eso te hace creer que vas sentado en un SUV del segmento superior. Por contra, el Mercedes resulta más convincente en este apartado, porque el asiento va colocado a 64 centímetros del suelo, así que el acceso es más fácil; sin olvidar que las butacas ofrecen una mejor sujeción para la espalda y son más cómodas. Así que, cuando te pones al volante, tienes la sensación de ir un compacto convencional y no en un SUV. Por tanto, el alemán da la impresión de ser significativamente más ágil.

Y ya que hablamos de sensaciones de conducción, hay que decir que el GLA cuenta con levas de cambio en el volante para actuar rápidamente sobre el cambio; mientras que en el Volvo no sólo no existe esa posibilidad, sino que la transmisión automática es un poco más lenta; así que casi mejor no utilizar la opción secuencial y dejar que el sistema decida por sí mismo cuándo es el momento apropiado para hacer los saltos entre marchas. 

Llegados a este punto es inevitable valorar sus respectivos precios. El Volvo XC40 T4 Twin Recharge que nosotros hemos probado es la versión R-Design, es decir, la más equipada de toda la gama. Cuesta 50.320 euros, aunque está disponible desde 45.250 euros, que es lo que cuesta la versión de acceso a este híbrido enchufable, la denominada Inscription Expression. El Mercedes GLA 250 e, por su parte, es una versión única, no hay modelos más o menos equipados, cuesta 48.685 euros y si quieres elementos opcionales los pagas aparte. 

Opinión

El XC40 híbrido enchufable no es un mal coche. Tiene calidad, gasta poco y es muy confortable, pero el GLA demuestra que las cosas se pueden hacer incluso un poco mejor. Mercedes ha logrado un coche más redondo y se impone en casi todos los apartados de nuestra tabla de valoración.

  • Tipo de Motor

    Normal

  • Cilindrada

    1.991 cc

  • Par motor

    350 Nm /1.800 rpm

  • Potencia

    224 cv /5.500 rpm

  • Cambio

    Automático

  • Tracción

    Integral

  • Capacidad maletero

    1.430 L

  • Aceleración 0-100

    6,7 s

  • Velocidad máxima

    240 km/h

  • Consumo oficial

    7.6 l/100km

  • Precio

    53.975

  • Garantía

    2 años

  • Tipo de combustible

    -

Ver otros acabados de Mercedes GLA Todo sobre Mercedes GLA
  • Tipo de Motor

    Híbrido enchufable

  • Cilindrada

    1.477 cc

  • Par motor

    405 Nm / -

  • Potencia Conjunta

    211 cv /5.000 rpm

  • Cambio

    Automático

  • Tracción

    Delantera

  • Capacidad maletero

    1.336 L

  • Aceleración 0-100

    8,5 s

  • Velocidad máxima

    180 km/h

  • Consumo oficial

    2.0 l/100km

  • Precio

    49.283

  • Garantía

    2 años

  • Tipo de combustible

    -

Ver otros acabados de Volvo XC40 Todo sobre Volvo XC40

Y además