Skip to main content

Comparativa

Comparativa: Toyota Auris Hybrid contra Seat León TGI

Toyota Auris Hybrid contra Seat León TGI

Motor de gas contra motor híbrido... ¿cuál resulta más aconsejable para el día a día? Sigue leyendo...

Los modelos que se enfrentan en esta comparativa, el Toyota Auris Hybrid y el Seat León TGI, promete importantes ahorros en el consumo de combustible. A nadie le gusta gastar de más y seguro que por eso tú ya te has planteado diversas formas para ahorrar. Y entre esas formas, me apuesto lo que quieras a que has pensado hasta en cambiar de coche para ver si puedes tener uno que gaste todavía menos y que, a la vez, sea más ecológico para aprovechar también el cambio y poder entrar en las grandes ciudades en escenarios de alta contaminación.

VÍDEO: Conducimos el Seat León TGI

Pues en estas páginas puedes ver dos muy buenas opciones sin salir del segmento de los compactos, uno de los más demandados por su relación tamaño/costes/versatilidad. Un duelo entre el Auris Hybrid y el León TGI. Por un lado tenemos el Toyota Auris en versión híbrida, mucho más conocido, gracias a su mecánica híbrida gasolina-eléctrica. Por el otro, el Seat León de GNC, es decir, la variante con capacidad para circular con gas como combustible.

Comparativa Toyota Auris Hybrid y Seat León TGI

Comencemos por el Seat León TGI, mucho menos habitual, pero también con una tecnología bastante más sencilla. Porque monta el conocido motor 1.4 TSI al que se le han modificado ciertas piezas (reglaje de las válvulas, turbo…) para que pueda funcionar con gas o con gasolina indistintamente, ofreciendo 110 CV y 200 Nm de par.

El Gas Natural Comprimido (GNC) es el mismo gas que utilizamos en casa, pero comprimido a menos de un 1% de su volumen en un depósito que incorpora una válvula de seguridad y garantiza que el sistema sea hermético en todo momento. Es decir, seguro al 100%.

Mucho más complejo es el conjunto del Toyota Auris Hybrid. Por un lado tenemos un motor de gasolina 1.8 atmosférico con 99 CV. A él se le suma, y nunca mejor dicho, otro eléctrico. Se trata de una unidad de corriente alterna que funciona a 200V de tensión y que ofrece, gracias a una batería de 1.3 kWh, 88 CV y 207 Nm. Cuando trabajan en conjunto, el Auris Hybrid ofrece 136 CV, pero, lo que es más importante, unas aceleraciones, sobre todo desde parado, realmente espectaculares.

¿Qué ahorro se puede lograr?

Dejemos para más adelante el tema de su comportamiento, porque lo más importante en esta comparativa entre Toyota Auris Hybrid y Seat León TGI es... por supuesto, el ahorro.

Con un precio aproximado de 0,93 euros el kilo de gas, y teniendo en cuenta que en el depósito del León caben 15 kilos, su autonomía con un depósito es de unos 350 kilómetros. Esto significa que recorrer estos kilómetros nos costará unos 14 euros. Hay casi 50 estaciones de servicio en toda España donde puedas repostar GNC, 11 en la Comunidad de Madrid y otras tantas en la provincia de Barcelona, pero vamos a suponer que en tu viaje no encuentras ninguna. Si sumas otros 500 km más con un consumo medio, esta vez ya de gasolina, de 4,8 litros a los 100 km y suponiendo un precio medio del litro de gasolina 95 (Seat recomienda 98, pero se le puede echar 95) de 1,24 euros, tenemos otros 30 euros de gasto. En total, recorrer 850 km con el León GNC te costará unos 44 euros. Aunque su autonomía con los depósitos llenos, puede superar holgadamente los 1.100 km, una clara ventaja respecto al Auris, que no llega a los 900.

Te interesa: Comparativa coches de gasolina vs coches de gas natural

Veamos ahora el Toyota. En el Auris híbrido el motor eléctrico apoya constantemente al de combustión, dependiendo de las circunstancias, claro está, porque además cuenta con frenada regenerativa, que aprovecha las deceleraciones para recargarse sin contar con el motor de gasolina. Por todo esto, los 850 kilómetros de autonomía que también puede cubrir, con un consumo medio de 4,2 litros de gasolina, te costarán unos 45 euros. ¡Vaya! Casi lo mismo que con el León.

Claro que las diferencias están en los kilómetros que recorre el Seat León con gas. En esos 350 primeros kilómetros ahorras unos cinco euros respecto al Auris. El tema está en que tengas una estación de servicio cerca y aproveches a recargar este combustible el mayor número de veces posible.

Y, por cierto, en recargar el depósito de gas tardarás unos 3 minutos, mientras que en recargar la batería eléctrica... depende de tu forma de conducir y del recorrido. Está claro que, poco a poco, aprenderás a ahorrar y a alargar la autonomía eléctrica. La ventaja es que no tendrás que buscar ninguna gasolinera especial, ni siquiera un enchufe para recargar sus baterías, por lo que su comodidad de uso te puede compensar ese mayor gasto, sobre todo si no haces muchos kilómetros al año.

En marcha, el distinto comportamiento entre el Auris Hybrid y León TGI te puede ayudar un poco más a decidir. El León, más eficaz y divertido, afronta las rectas con mayor estabilidad y los virajes con un aplomo superior. Además, su cambio DSG de siete velocidades es bastante más agradable en sus reacciones (y muy rápidas en su posición S) que el de tipo variador continuo que monta el Auris. También la suavidad de marcha, sobre todo cuando circulas con gas, es muy alta, casi tanto como cuando el Auris lo hace en modo eléctrico.

A bordo los dos resultan muy confortables, pero el Seat es superior en cuanto a espacio disponible para los pasajeros y para sus maletas. Y eso que mide casi siete centímetros menos de longitud.

Entonces, ¿cuál interesa más, Auris Hybrid o León TGI?

Prueba: Seat León TGI, eficiencia a base de gas
Prueba: Seat León TGI, eficiencia a base de gas

Con un precio base algo inferior para el León (con cambio manual y acabado básico), hemos elegido versiones intermedias que, sin ser el tope de sus gamas, resultan más atractivas por equipamiento. Y en este caso, el Auris Hybrid resulta algo más económico. Tienes que echar cuentas.

No recuerdo dos coches que me hayan hecho dudar tanto para dilucidar con cuál me quedaría como los protagonistas de esta comparativa entre el Toyota Auris Hybrid y Seat León TGI. Del León me gusta su suavidad, del Auris la inmediatez de su motor eléctrico.