Prueba

Prueba Seat Ibiza TGI 2018: el coche eco… múltiple

Alfredo Rueda

En esta prueba del Seat Ibiza TGI 2018, comprobarás como este urbano a gas natural se va a convertir en una alternativa real a tus desplazamientos, si quieres ser ecológico y, sobre todo, económico.

Seat está de enhorabuena por varios motivos y no solo por el que nos ocupa, el lanzamiento del Seat Ibiza TGI 2018, es decir, híbrido de gas natural y gasolina. También lo está porque en 2017 dos de sus modelos han ocupado los dos primeros puestos en el ranking de ventas: el Seat León y el Seat Ibiza respectivamente. Pero es que además, Seat ha crecido el último año un 21,7% cuando la media del mercado ha sido del 7,7%. Y este año ha comenzado más que bien para la marca española, ya que en enero ha experimentado un crecimiento de más del 30%.

Así las cosas y con la espada de Damocles encima del límite de emisiones en 95 g/km de CO2 en 2020, las marcas buscan soluciones para ‘capear el temporal que se avecina’. Seat apuesta por el gas y, más en concreto, por el Gas Natural Comprimido (GNC) del que ya tienen disponible desde hace tiempo el Seat León 1.4 TGI con su motor tetracilíndrico TSI de 110 CV. 

Seat Ibiza TGI 2018
Seat Ibiza TGI 2018

A este superventas se le une ahora el Seat Ibiza TGI 2018, esta vez con motor tricilíndrico 1.0 TSI de 90 CV, con funcionamiento con gasolina o con GNC y asociado a un cambio manual de cinco velocidades.  Para su funcionamiento con gas cuenta con dos tanques ubicados bajo el suelo del maletero, que pueden cargar un total de 13 kilos de combustible que, bien administrados, te puede dar una autonomía teórica de casi 400 km. Pero, cuidado, este motor es muy sensible a su uso y si aprietas el acelerador con ganas y vas por encima de los límites de velocidad en carretera, la autonomía se puede reducir drásticamente.

Seat Ibiza TGI 2018
Seat Ibiza TGI 2018

Para que el motor 1.0 de gasolina pueda circular también con gas se modifican varios componentes internos, como puede ser el tratamiento exterior de los pistones, aquí en cromo-níquel para paliar los elementos lubricantes que sí tiene la gasolina pero que faltan en el gas. Con todo, si los depósitos tienen gas, la prioridad de uso es con este combustible y cuando se acaba y sin tocar nada, el motor pasa directamente a consumir gasolina sin que apenas se note el cambio. Las prestaciones son prácticamente idénticas con los dos combustibles (con gas tiene 2 km/h menos de velocidad punta y un segundo menos en la aceleración de 0 a 100 km), pero en la práctica, ni se nota. La suavidad es igual o superior al motor TSI sin gas, ya que hace algo menos de ruido en la combustión.

Para quien tenga que echar números, este Seat Ibiza TGI 2018 resulta un 46% más económico en su uso que un TSI y un 31% más que un diésel, así que es para pensárselo. Llenar sus dos depósitos te costará menos de 13 euros y podrás circular lo dicho, casi 400 km, Si a ello le sumamos los 40 litros de gasolina, con lo que podrás recorrer otros casi 800, no te verán mucho ni por gasolineras, ni por ‘gasineras’. Y es que sí, así se llaman las gasolineras que tienen capacidad para repostar Gas Natural Comprimido. No tengas miedo: actualmente hay 56 repartidas por toda la geografía española, que deberían duplicarse este año o llegar a 200 en 2020.

Seat Ibiza TGI 2018
Seat Ibiza TGI 2018

El tema de la seguridad también parece muy estudiado por Seat. Los depósitos son de acero de alta resistencia y aguantan más del doble de su presión estándar que, al ser de 14 kilos… podrían llegar sin problemas a los 28. Y respecto al mantenimiento del coche, únicamente hay que hacer un mantenimiento con cambio de aceite anual o cada 15.000 km (cada dos años o 30.000 km en el TSI) y en la ITV, cada cinco años, te comprobarán la estanqueidad de los depósitos de gas.

Por supuesto, con el Seat Ibiza TGI 2018 tendrás la etiqueta ECO, con las ventajas que ello conlleva en días en los que se activen en las grandes ciudades los protocolos por alta contaminación. Con la mayor gama de acabados disponibles entre los modelos Seat, este Ibiza TGI dispondrá de cuatro acabados (Reference, Style, Xcellence y FR) y unos precios que merecen un capítulo a parte.
¿Por qué lo digo? Lee con atención que el precio final promocional durante febrero y marzo no lo había escuchado yo hace años en un vehículo tan completo como éste: el acabado básico, Reference Plus, cuesta 17.410 euros, pero durante estos dos meses, con todos los descuentos posible y, por supuesto, financiándolo, lo puedes tener desde… atención: 10.650 euros ¿cómo te quedas? Espera, espera… que además te regalan una tarjeta de combustible de Gas Natural por valor de 200 euros. Si a esto le sumamos el que te darán el coche con los depósitos de gas llenos, significa que puedes recorrer los primeros 6.000 km totalmente gratis. Y si quieres el acabado más completo, el FR, lo podrás conseguir hasta finales de marzo por 14.900 euros. Ecológico, económico... 'eco-todo'.

Imagen de perfil de Alfredo Rueda

Periodista apasionado de todo lo que tenga motor: Coches, motos y ahora, también, cacharritos con alas...