Skip to main content

Comparativa

Comparativa de SUV: Volvo XC40, BMW X2 y Opel GrandlandX

Comparativa Volvo XC40, BMW X2 y Opel Grandland X

El Volvo XC40, el BMW X2 y el Opel Grandland X representan, cada uno, una visión personal del concepto SUV. Y sus diferencias no pueden ser mayores...

Te acuerdas del VW Golf Country? Se trataba de un Golf II elevado, con el que la marca intentó, en 1990, llevar la alegría todoterreno al segmento de los compactos. Pero es verdad que, con su rueda de repuesto en la parte trasera, no pasó de ser algo efímero y exótico.

Ha llovido mucho desde entonces y es ahora cuando nos damos cuenta del auténtico boom que está viviendo el segmento SUV compacto. En el caso de los modelos de Volvo, BMW y Opel cada uno viene marcado por una personalidad propia para garantizarse su trozo del pastel. Se parecen por tamaño y formato, pero en carretera son muy diferentes, como vamos a ver a continuación. 

VÍDEO: Qué coche comprar, un BMW X1 o un BMW X2

El BMW X2, por ejemplo, aspira a ser un SUV coupé. Bajo la chapa se esconde el BMW X1, pero ahora con un diseño más pasional. Su techo más bajo y un par de centímetros menos en todas las cotas deberían dejar relucir al espíritu deportivo de la marca y conquistar a los conductores más jóvenes con la máxima de que el foco está puesto más en el dinamismo que en la practicidad. Para quienes no estén al tanto de la historia de la marca, el hecho de que BMW haya vuelto a plantar su logo de la hélice en el pilar C es todo un  homenaje al legendario 3.0 CSI de 1971 y, en nuestra opinión, todo un acierto estético: este X2 está hecho para entrar por los ojos y lo consigue, con creces. 

También Volvo presenta un lenguaje propio con su Volvo XC40. Los pilotos traseros en forma de bumerán son de los pocos elementos similares a otros modelos de la marca y ofrecen la garantía de que estamos ante un auténtico Volvo. Pero el resto de la carrocería sigue su propio camino. Con sus rasgos marcados, un frontal lleno de personalidad y su llamativa pintura bicolor, se sale de las líneas maestras del resto de la gama de la marca escandinava, bastante más sobrias y, sobre todo, mucho menos arriesgadas. 

VÍDEO: Todos los detalles del Volvo XC40

En esta comparativa de egos, el Opel Grandland X llega con un halo de coherencia. Tras el Opel Crossland X, es el segundo producto tras la fusión con Peugeot/Citroën. Por eso, bajo su chapa hay una gran porción del Peugeot 3008. Aunque una marca como Opel ya tenía experiencia de sobra en combinar diseños con un estilo atemporal y muchas cualidades para el día a día. 

VÍDEO: Así es el Opel GrandLand X

Cómo las demuestra en carretera es algo que ha comprobado, sobre todo, Jarmo Markkanen, director de AUTO BILD en Finlandia. Al igual que sus colegas del resto de ediciones europeas, ha viajado hasta Roma para probar y dejarse inspirar por las novedades más importantes de esta edición del Test the Best.

En su opinión, "es espacioso, silencioso y resulta sencillo manejar los elementos de control. Tan solo echo en falta algo más de chispa en el motor". Y es que el dos litros diésel de 177 CV se ve algo mermado por la respuesta indecisa y retardada del cambio automático por variador continuo, de modo que lo que mejor le sienta a este vehículo es una conducción totalmente relajada y sin prisas. 

El motor de 190 CV del Volvo se nota mucho más brioso. El XC40 es un coche giracuellos, un ejercicio de estilo y diseño con ruedas, que permite rodar rápido. Todo en él es original, también el habitáculo, donde solo molesta un poco el farragoso  manejo de la pantalla táctil, que requiere de un tiempo de adaptación.

Tina Vujanovic, de la edición serbia de AUTO BILD, comenta: "El estilo tanto por dentro como por fuera es uno de sus puntos fuertes. La conducción me ha sorprendido menos". Algo tienen que ver las llantas opcionales de 20 pulgadas y el chasis deportivo, que en las accidentadas carreteras de los alrededores de Roma ha resultado seco y rebotón sobre los continuos baches. Quienes se decidan por este modelo, harían bien en fijarse en las llantas de 18 pulgadas, mucho más lógicas y que provocarán a buen seguro una conducción bastante más confortable. 

Lo mismo vale para el BMW X2, que con llantas de 19 pulgadas y chasis deportivo apenas hace concesiones al confort. A cambio, es imbatible en comportamiento en carreteras de curvas. El director de la edición de Georgia de AUTO BILD, Shacva Buachidze, opina: "El BMW tiene una respuesta deportiva que demuestra el buen balance de este coche". Esto se nota especialmente en el apartado mecánico. Esta versión cuenta con 190 CV, tracción integral y el rápido cambio automático de ocho velocidades. El manejo del equipo multimedia con el mando iDrive, por cierto, es claro e intuitivo.

En definitiva: tres coches de un mismo segmento, pero con personalidades muy distintas. Aunque, sobre todo, tres éxitos de ventas, no como aquel Volkswagen Golf Country de los noventa... 

Lecturas recomendadas