Skip to main content

Comparativa

Comparativa: Porsche Cayenne e-Hybrid vs Rover Range Rover Sport PHEV

Porsche Cayenne e-Hybrid/Range Rover Sport PHEV

¿Son el Porsche Cayenne y el Range Rover Sport, en sus versiones híbridas, alternativas válidas al diésel? Eso es lo que vamos a responder en esta comparativa: Porsche Cayenne e-Hybrid/Range Rover Sport P400e Hybrid.

Los dos candidatos encajan en la definición de "coloso". Miden casi cinco metros y arrojan en torno a dos toneladas y media a la báscula. Junto a sus motores gasolina trabaja otro eléctrico, y deben acarrear con pesadas baterías. En el Cayenne empuja un V6 turbo, con un sonido cautivador.

VÍDEO: Alucina con este Range Rover de Forgiato

Motores diferentes

Land Rover apuesta por un 2,0 litros de cuatro cilindros. También con turbo, aunque su sonido no es tan rabioso. En el test de consumo realizando una conducción deportiva, sin apoyo eléctrico, el Porsche es un litro más tragón. Cuando interviene el motor eléctrico, gracias a sus baterías más grandes (14,1 frente a 13,0 kWh), el inglés puede circular siete kilómetros más que si rival. Pero la autonomía eléctrica del Cayenne, de 33 kilómetros, debería ser suficiente para ir a la oficina cada mañana.

Porsche Cayenne e-Hybrid/Range Rover Sport PHEV

En una conducción tranquila, los dos son bastante silenciosos hasta los 130 km/h. Pero por autovía la autonomía del Range Rover baja más rápido, porque recurre más a menudo al motor de combustión. En este sentido, el trabajo compartido de los dos motores está más equilibrado en el Porsche. En las detenciones, gracias a las recuperaciones, forzarás poco las pastillas de freno. Pero en caso de usarlos, el punto de frenada es más definido en el Porsche.

En el inglés, al pisar a fondo, el pedal vibra, y el punto de frenada se siente más alejado. El Range Rover ha requerido 42 metros para pasar de 100 km/h a 0 en caliente, pero eso se debe en gran parte a que nuestra unidad levaba de serie neumáticos para todo el año. El alemán se detiene casi 10 metros antes.

El Porsche, mejor para carreteras de montaña

En el Porsche, la electrónica logra que al pisar el acelerador a fondo el coche dé la máxima potencia sin que os ocupantes noten tirones por el paso de eléctrico a combustión. Y en ambos casos, el cambio automático de ocho velocidades responde diligentemente al 'kick down'. En el Range Rover, eso sí, incluso puesto en modo Sport, se toma un segundo antes de salir catapultado. Pero una vez lanzado, el empuje es notable y constante.

Porsche Cayenne e-Hybrid/Range Rover Sport PHEV

En autovías alemanas, se puede comprobar lo ávida que sube la aguja del velocímetros hasta los 200 km/h, sin resuello. En carreteras de montaña, el Cayenne y su tarado firme del chasis se sienten por las curvas como si fueran mucho más pequeños. Los giros son sorprendentemente precisos y ágiles para un coche de este tamaño.

En el caso del Range, le penaliza el hecho de no llevar las baterías en el suelo, sino en el maletero, por lo que no se beneficia de un centro de gravedad tan bajo. Esto anula las posibles ambiciones deportivas del conductor, y anima a una conducción relajada. Pero, aunque equipa suspensión neumática, no se siente más confortable que su rival.

El Range Rover, mejor para salir del asfalto

Con todo, hay que decir que el inglés es un coche muy cómodo, siempre y cuando no te pases con el acelerador en zonas reviradas. En ese caso, los balanceos de la carrocería son acusados, y se sienten mucho en el interior. En este sentido, el Cayenne es claramente más aplomado, sus asientos están mejor contorneados y agarran mejor el cuerpo, y el manejo de los elementos de control del cockpit es más intuitivo. Por eso gana a su rival también en el apartado de confort.

Porsche Cayenne e-Hybrid/Range Rover Sport PHEV

A favor del británico hay que decir que también en su variante híbrida enchufable es un todoterreno muy eficaz, apoyado en una reductora y con una capacidad de vadeo sorprendente. Y eso se lo debe al hecho de llevar las baterías en el maletero, y no en el suelo. 

¿Cuál es tu coche ideal?

 

Lecturas recomendadas