Skip to main content

Comparativa

Comparativa: Mercedes GLE vs Volkswagen Touareg

Comparativa: Mercedes GLE vs Volkswagen Touareg

Con tres toneladas de peso, casi tan altos como la pared de una casa, y el corazón bombeando gasolina, uno podría pensar que los dinosaurios 4x4 están anticuados. Pues aquí te traemos dos ejemplos de que aún pueden mirar al futuro y de qué manera. Comparativa: Mercedes GLE vs Volkswagen Touareg.

VÍDEO: Crash test del Mercedes GLE

Y es que en lugar de ser estúpido como un brontosaurio, el Mercedes GLE 450 es endiabladamente inteligente. Aquí hay una increíble cantidad de alta tecnología, y al conducirlo te sentirás como en una alfombra voladora. Su oponente es el Volkswagen Touareg V6 TSI. Una vez más, la tecnología logra aquí que conducir sea más seguro, más cómodo y más fácil. 

Un gran head-up display 45 x 15 cm informa al conductor del Mercedes sobre casi todo. Eso apenas desvía la vista desde la carretera, pero cuesta un extra. El GLE también puede avisarte si se acerca un ciclista por detrás, antes de abrir la puerta.

También en el Volkswagen hay una pantalla frontal 22 x 9 cm opcional. Lo que viene de serie en los dos es su elevado confort. Encontramos mucho espacio y asientos cómodos con un muchos ajustes en la parte delantera del Touareg, pero el mejor acolchado está en el GLE: apenas puede mejorarse.

Incluso detrás no hay nada de qué quejarse de Mercedes. El espacio es amplio. También en el Volkswagen, aunque aquí las plazas no tienen el mejor contorno para los pasajeros más grandes. A cambio, ofrece más espacio en la parte delantera y también el mayor maletero: 810 litros frente a los 630 litros del GLE.

¡En marcha!

Pequeño error de confort en el Mercedes: en baches cortos, la respuesta de sus enormes ruedas de 21 pulgadas es algo seca. No absorben como deberían. Eso provoca algunos temblores. 

El Volkswagen se desliza aterciopelado: los amortiguadores responden en modo  "Confort" como un algodón de azúcar. Sin embargo: en este modo, la dirección también es muy suave. Nuestro consejo: selecciona el modo individual, configura la dirección en "Normal" y programa la suspensión en "Confort", entonces darás con el punto de equilibrio perfecto. 

Comparativa: Mercedes GLE vs Volkswagen Touareg

A pesar de un fuerte enfoque a viajes largos y relajados, el Mercedes también está vivo. El chasis activo E-Active Body Control con compensación de balanceo de la carrocería hidroneumático lo ayuda. En el modo "Curva", el automóvil se inclina hacia la curva con una inclinación de hasta tres grados. De modo que a pesar de ser objetivamente más pesado (la friolera de 200 kilos respecto al Volkswagen) es también más ágil. El Volkswagen, por otro lado, está respaldado por una estabilización eléctrica de la carrocería. Una lucha agotadora contra demasiada inclinación lateral, que se traduce en un subviraje más acusado que el de su rival.

Además, el ESP debe intervenir antes y, desafortunadamente, también es tosco en la actuación, si el conductor tiene que maniobrar abruptamente.Por otro lado, el Volkswagen frena significativamente peor que el Mercedes, por ejemplo, requiere más de cuatro metros más para, en caliente, detenerse desde los 100 km/h.

Y a eso hay que añadir que el Mercedes es más ahorrador. ¿Y más perezoso? Para nada: sube de vuelta con mucho brío, y en las aceleraciones tiene un ímpetu mantenido. Una última cosa a su favor: su sistema de infoentretenimiento MBUX es, hoy por hoy, imbatible. El manejo por voz te permite "conversar", más que darle órdenes.

Por todo esto, aunque el Touareg es un maestro del confort y considerablemente más barato, queda por detrás. 

Y además