Comparativa

Comparativa: Honda Civic Type R vs BMW M140i en circuito

Honda Civic Type R vs BMW M140i
Redacción Auto Bild

320 CV y tracción integral se enfrentan a 340 CV al eje trasero. Los diferenciales con bloqueo mecánico entran en juego en los dos. Con el Honda Civic Type R y el BMW M140i se encuentran dos caracteres muy diferentes. ¿Cuál es capaz de proporcionar mayor diversión al volante? Eso es lo que vamos a comprobar a continuación en el circuito de Sachsenring. Comparativa: Honda Civic Type R vs BMW M140i.

Habrá que esperar a ver cómo se comporta el Mégane RS

El Honda  llega con 320 CV Y 400 Nm de un dos litros de cuatro cilindros sobrealimentado que proyecta su fuerza al tren delantero. Por fuera no tiene complejos en mostrar a las claras lo que lleva dentro. Espoilers, cantos por doquier, un alerón y las salidas de escape agrupadas. A su lado, el BMW se ve hasta discreto, aunque da algunas pistas, como sus anchas ruedas de 18 pulgadas o sus salidas de aire delanteras.

Bajo el capó esconde un seis cilindros en línea con 3,0 litros de cubicaje que entrega 340 CV y 500 Nm de par, como corresponde a un BMW, a las ruedas traseras.

Así son por dentro

En el habitáculo se repiten las disparidades. El BMW es ordenado y sobrio, con algunos acentos deportivos como las inserciones de aluminio y los asientos de Alcántara. En el Honda encontramos el volante y los asientos en rojo y negro contrastados, inserciones de carbono y un gran cuentavueltas LCD en el centro flanqueado por los indicadores del depósito y la temperatura del agua.

¡Arrancamos!

El launch control del BMW le da la ventaja en la aceleración desde parado, apoyado en la soberbia respuesta de su caja automática de ocho velocidades opcional. El Civic tiene una salida más bruta y por sus cortas relaciones debe cambiar dos veces antes de llegar a los 100 km/h,  lo que se traduce en 5,6 segundos para pasar de 0 a 100 km/h, frente a los 4,4 del BMW. Pero hay que decir que el Honda no tiene ningún problema de tracción, gracias en gran parte al bloqueo. A 3.500 vueltas ya proyecta todo su poderío al asfalto con increíble aplomo.

Con todo, el BMW ya le ha sacado 2,4 segundos cuando llegan a los 200 km/h. El M140i se desenvuelve muy bien en Sachsenring con sus Michelin Pilot Super Sport de elevado grip. La armoniosa labor conjunta de su motor y transmisión le da un empuje impresionante y controlado en cualquier situación, da igual el régimen al que lo lleves. El bloqueo del eje trasero busca siempre el leve sobreviraje, y permite un control absoluto en curvas.

Tal vez eche de menos algo más de comunicación de la dirección sobre lo que pasa en el eje delantero. Y el tacto del freno se va volviendo más blando vuelta tras vuelta, y el recorrido del pedal más largo, si bien no afecta la eficacia de este coche en circuito.

Honda Civic Type R vs BMW M140i

La conducción en el Civic es más espectacular con el patadón de sus turbos, el manejo del cambio y en impresionante desempeño del tren delantero. Los inicios de subviraje los anula el bloqueo a golpe de acelerador, y colocar al coche en el ángulo de giro perfecto con sus dirección tan rápida y comunicativa es coser y cantar. Los Continental Sport Contact 6 tiene un grip increíble y ayudan a lo endiabladamente veloz que rueda este Honda en el circuito.

La respuesta de los frenos Brembo es excepcional, el tacto y el recorrido del pedal, vuelta tras vuelta, se mantiene constante y permite apurar con total confianza antes de cada giro.

Al  final, la vuelta más rápida del BMW M140i en Sachsenring ha sido de 1:39,69 minutos y la del Honda Civic Type, de 1:37,75. Queda claro que si nos ceñimos a la respuesta en circuito, el japonés gana al alemán.

¿Quieres conocer toda la gama del Honda Civic? Aquí la tienes. 

Lecturas recomendadas