Prueba

Prueba Volkswagen California: ¡Expláyate donde quieras!

Raúl Salinas

26/06/2016 - 08:00

Tras esta prueba del Volkswagen California lo tengo muy claro: ya sea en el acabado Beach o en el Ocean, con este grandullón puedes llegar a cumplir el sueño de viajar en tu propia casa.

He querido aprovechar la prueba de la Volkswagen California para disfrutar de una de mis pasiones, la montaña. Desde luego, no se me ocurre mejor vehículo para escapar de la rutina y de la ciudad, y así disfrutar de las últimas nieves. Este clásico de Volkswagen se ha renovado y, aunque recurre al mismo chasis que la quinta generación, en esta sexta ha recibido mecánicas más eficientes y, sobre todo, mejoras estéticas, de equipamiento y seguridad. 

 

Por desgracia, para la mayoría, su prohibitivo precio les seguirá alejando de su sueño. Además, Volkswagen no se corta y te pide un dineral por cualquier opción, como el mullido extra en los laterales de la cama del techo, las luces LED traseras, el climatronic y así hasta un etcétera que, en el caso de la Volkswagen California, puede acercarse a la eternidad.

 No te lo pierdas: Prueba Mercedes Marco Polo: viajando a todo lujo

Eso sí, a cambio, puedes viajar con toda clase de lujos y bien cómodo. Y es que a pesar de que podría haber miles de cosas que vibraran o sonaran por el habitáculo durante la marcha, los ajustes de los equipos extraíbles como las sillas de camping que hay dentro del portón del maletero o la mesa que hay en la puerta corrediza, entre otros, son tan buenos que nada te hace sospechar que ahí están salvo por la cremallera de acceso que tienen. 

Solo encuentro un pero en todo lo anterior: el sistema de transporte para bicicletas que va anclado al portón trasero tiene unas fijaciones de nailon y ese es un material que, creo, con el tiempo terminará picándose. Sobre todo con la clase de vida que va a tener un vehículo como este. También, dado el nombre del modelo, he echado de menos alguna solución específica para el transporte de tablas de surf más o menos de serie, ya sé, ya sé, es mucho pedir. 

Un motor suficiente y ahorrador

Sin embargo, a pesar de sus dos mil y pico kilos, la Volkswagen California tiene unos consumos reales sorprendentemente bajos equipada con esta variante del motor 2.0 TDI de 150 CV y el paquete BlueMOTION. Tras esta prueba creo que esta versión, sino la mejor, sí va de perlas a este vehículo, incluso si optas por la tracción integral. 

 

Por otro lado, la ergonomía del puesto de conducción, con el cambio situado muy cerca del volante y con recorridos muy cortos, es tan correcta como la de cualquier turismo Volkswagen una vez te acostumbras a ir con el volante en posición ligeramente horizontal. De hecho, salvo por unos asientos algo más grandes de lo normal, si te sientas en la primera fila de esta T6, solo el suelo plano y la posición de la dirección te pueden hacer pensar que vas en una furgoneta.

Además, muchas de las mejoras que tiene esta generación provienen de un interfaz con el usuario cortado y pegado del Volkswagen Passat actual y de la introducción de numerosos asistentes de conducción.

 

De hecho, aunque por su tamaño no sea lo ideal, La Volkswagen California puede ser un vehículo válido incluso para el día a día, ya que tiene una maniobrabilidad y una agilidad sorprendentes, con un diámetro de giro por debajo de los 12 metros. Además, la sensación de aplomo en carretera no tiene nada que envidiar a cualquier otro turismo, aunque el peso sí se nota en recuperaciones y aceleración; y la altura, en los balanceos en curva.  Aunque esto no asustará a sus posibles clientes. 

Además, la California es fácil de usar. Ha sido mi primera vez con una y no me costó ni cinco minutos desplegar y plegar el techo o extraer el equipamiento de camping. Aunque Volkswagen tiene disponible el más completo acabado Beach -con fregadero, armarios, cocina o frigorífico-, esta dispone de un espacio más grande para hacer cama en el interior del habitáculo y tiene un toldo de 1,90 m de largo que sale de uno de los laterales. ¿Necesitas algo más para explayarte?

Conclusión

Tras la prueba de la Volkswagen California y poder disfrutar de ella durante una semana, me veo todas mis próximas vacaciones con la familia en una California como esta, solo tengo un problema: en cuanto empiezas a configurar el vehículo, resulta casi imposible alejarte de los 60.000 euros que puede llegar a costar. Ahora que Volkswagen ha conseguido hacer de la California un 'coche' casi apto para el día a día, con consumos similares a los de un monovolumen, la única pega que se le puede poner a este, para muchos, vehículo de ensueño, es su precio. Si viajar no es lo tuyo y buscas un coche más divertido, no dejes de mirar en nuestro recomendador.

En nuestro comparador de seguros hemos calculado lo que costaría asegurar una Volkswagen California 2.0 TDI. Para calcular el precio, tomamos como referencia un hombre de 40 años, con 10 de antigüedad de carné y sin siniestros, que vive en Madrid, utiliza el coche a diario, aparca en un garaje colectivo y recorre hasta 20.000 kilómetros al año. Con estos datos, el seguro a todo riesgo más recomendable por su calidad-precio lo ofrece Fénix Directo por 605 euros.
 
Este coste podría ser menor si optas  por una póliza a todo riesgo con franquicia. En este caso, la más barata sería la de Seguros Bilbao. Cuesta 451 euros con franquicia de 250 euros.

Lecturas recomendadas

Rivales del Volkswagen California

Buscador de coches