Prueba

Motos

Prueba de la BMW R NineT Scrambler: para espíritus libres

Rodrigo Fersainz

10/09/2016 - 13:23

En esta primera prueba de la BMW R NineT Scrambler, nos cruzamos hasta Francia para testar en condiciones de seco y de lluvia cómo es esta nueva motocicleta pensada para espíritus libres, cuánto tiene de la NineT de la que deriva y si el diseño lo es todo. Llega a los concesionarios el 15 de septiembre por 13.700 euros, con ABS incluido.

Si había un entorno ideal para probar la BMW R NineT Scrambler, son los BMW Days 2016, en Formigal (Huesca). Por eso, en AUTOBILD.ES nos hemos puesto el casco y, en el marco de una de las quedadas moteras más importantes del panorama nacional -si no, la que más-, hemos podido llevar a cabo una primera toma de contacto con esta esperada motocicleta, que llega a los concesionarios el 15 de septiembre por un interesante precio de 13.700 euros, con ABS y motor Euro 4.

Vídeo oficial de la nueva BMW R nine T Scrambler 2016

Casi una década después del lanzamiento de la R NineT ('ninety' es 'noventa' en inglés), que conmemoraba el 90 aniversario de BMW, la compañía de Múnich han lanzado esta motocicleta tan espectacular, que es mucho más que una versión más vistosa de la primera.

Y aunque es cierto que "prima la estética por encima de cualquier otra cosa" y desde BMW no quieran pecar de arrogantes, tienen motivos para estar orgullosos e su última creación. La nueva BMW NineT Scrambler es una NineT a la que se le ha dotado de un aspecto muy 'café racer' para que (¿sólo?) sea el principio de un infinito número de personalizaciones.

Prueba BMW R NineT.

Este tipo de motocicletas nacieron en los entornos rurales del Reino Unido en la primera mita del siglo XX, y luego se convirtieron en protagonistas de carreras ilegales por parte de la  juventud británica y estadounidense. Ahora, vuelven a estar muy de moda para aquellas personas que han hecho de su moto todo un estilo de vida y buscan distinguirse cada día entre el tráfico. BMW la ha incorporado a su gama dentro de lo que ellos llaman 'Heritage', un segmento al alza con el que confían seducir a esos clientes a los que les gusta imprimir su sello en sus desplazamientos sin ponerse a restaurar y 'customizar' una moto clásica -lo que, por cierto, también es el último grito entre otro segmento de sus clientes-. 

Arrancamos esta moto 'nacida clásica'

La postura de conducción de la nueva BMW NineT Scrambler es algo menos deportiva y bastante más cómoda que en la NineT, debido a que el chasis es un poco más largo, el asiento, algo más bajo (sorprende lo confortable que es pese a su aspecto) y la forma del manillar permite llevar la espalda ligeramente más erguida.

BMW R NineT Scrambler, en el Salón de Milán 2015.

El sillín, por cierto, es biplaza, pero si no quieres compartir tus aventuras, puedes poner el corto en tu propia casa con un colín especial que también oferta la marca como uno de sus muchos accesorios.

El velocímetro, más pequeño, es también exclusivo para este modelo y vuelve a ser muy básico, con una pantalla digital que te marca la hora, los kilómetros parciales y poco más.

La enésima actualización del concepto bóxer 

¿Y el motor? BMW ha hecho malabares para volver aquí al bicilíndrico boxer de 1.170 cc refrigerado por agua pero con un avance importantísimo, pues ya cumple la normativa antiemisiones Euro 4. Sin embargo, que nadie se engañe: sus 110 CV brillan igualmente ahora desde bien abajo (parece que apenas se pierden prestaciones respecto a la NineT -Euro 3-) y suena igual o casi mejor que su hermana. 

Aunque no es una moto touring, permite coger carretera hasta donde tu imaginación te lleve -y su deposito, que aunque ahora es de acero, en vez de aluminio, dispone de los mismos 17 litros de combustible. 



Una vez que le voy haciendo kilómetros y paso a Francia para continuar con esta primera prueba, me reafirmo cada vez más en que las modificaciones efectuadas en esta BMW NineT Scrambler son tan estéticas como efectivas, y el enésimo ejemplo es su horquilla telescópica con fuelles -y más recorrido de suspensión-, que cumple perfectamente con su cometido en las carreteras más viradas y mojadas -porque durante esta primera toma de contacto hubo más de un aguacero-. Además, en la Scrambler puedes combinar el ABS de serie con un más que recomendable control de tracción. 

En cuanto a las ruedas, aquí hemos catado las convencionales, con llanta de fundición, pero están disponibles de manera opcional las de tacos para pista y las llantas de radios. 

En síntesis, ya estamos contando los días para tener en la redacción, tras est primera prueba, la BMW R NineT Scrambler, una montura lista para hacerte disfrutar desde el minuto uno, tal y como está, pero que puede convertirse en tu compañera más exclusiva allí donde te lleven tu imaginación y tu bolsillo.  

Lecturas recomendadas

Rodrigo Fersainz

Redactor jefe de Reportajes, Competición y Motos

Coches, motos, lavadoras, marcapasos... Pruebo todo lo que pase por mis manos ¡y siempre, a la carrera!

Seguros de moto

Toda la información de pólizas y seguros de moto, con un comparador de seguros de coche y moto.

Ir a seguros