Prueba

Hyundai Santa Fe 2013: un cambio notable

Jorge Arenas

13/09/2013 - 10:39

El Hyundai Santa Fe 2013 se lanza a la conquista del segmento de los todocamino de tamaño medio con una nueva imagen, más espacio y sistemas tecnológicos a la altura de los mejores. Además, la versión 4x2 se convierte en una opción muy interesante por su contenido precio.

La tercera generación del Hyundai Santa Fe 2013 se prepara para aterrizar en nuestro mercado, tras haberlo hecho ya en Corea y EEUU. El nuevo todocamino gana en longitud, anchura y altura si se compara con su predecesor. También el espacio interior crece y, sobre todo, gana en presencia unos cuantos puntos. El diseño se ha cuidado de forma especial en este nuevo Hyundai que adopta el aire de familia a través elementos como la llamativa parrilla hexagonal cromada. Pero, no solo eso, va más allá y se convierte en el primer modelo de la marca que se atreve a hacer una reinterpretación propia a través de una serie de rasgos que aportan una imagen bastante dinámica.

El nuevo Hyundai Santa Fe ha dado un salto en lo que a calidad percibida se refiere, que se traduce en un aire distinguido en el habitáculo. Lo que me encuentro en el interior es una presentación más moderna, con materiales mejorados y un mayor nivel de funcionalidad. Pero quizá esto no sea lo más importante, sino el hecho de que aumenta el espacio para las piernas en las dos primeras filas de asientos, en 38 y 45 milímetros, respectivamente. La tercera, que tiene dos pequeñas plazas, viene de serie en todas las versiones menos en la de acceso. El maletero también aumenta su volumen frente a la generación anterior, hasta llegar a los 585 litros con la última fila reclinada.

En cuanto a las opciones mecánicas disponibles, hay dos diésel para elegir: el conocido 2.2 CRDi de 197 CV, dotado de tracción integral y con la posibilidad de ir asociado a un cambio manual o a uno automático de convertidor de par, de seis marchas ambos; la segunda opción, que llegará dentro de un par de meses, es un un 2.0 CRDI de 150 CV. Esta solo se podrá elegir con cambio manual y tracción delantera.

Durante la presentación, solo estaba disponible la versión más potente, que he podido conducir tanto por pistas como por carretera. Por su tacto de amortiguación y sistema de tracción, en el primer entorno se mueve realmente a gusto, siempre y cuando no se compliquen las cosas, ya que los recorridos de suspensión no están adaptados a un uso exigente en campo. En carretera da prioridad al confort sobre la deportividad, lo que le sitúa justo a mitad de camino dentro de lo que los responsables de Hyundai consideran que son sus rivales: Nissan Murano, Mitsubishi Outlander y Honda CR-V, entre otros. Pero sin duda, si me tengo que quedar con algo, no es precisamente con su tacto de chasis, sino con el funcionamiento del motor, que une buenas prestaciones a un consumo curiosamente más bajo que el de la versión menos potente.

El equipamiento de serie del nuevo Hyundai Santa Fe 2013 incluye elementos como el control de descensos, el arranque en pendiente, el capó activo de protección de peatones, los reposacabezas activos y siete airbags. Tambien resultan interesantes los nuevos sistemas que forman parte de los acabados superiores y del catálogo de opciones, como son: el aviso por cambio involuntario de carril, la cámara de visión trasera, la dirección configurable en diferentes modos –Flex Steer System-, el climatizador dual con ionizador, la pantalla TFT para el ordenador de viaje o el sistema de iluminación adaptativa del cuadro en función de la luz exterior.

A mediados de octubre llegan las primeras unidades con un precio de partida de 40.190 euros para la versión 4x4 con el motor más potente. El escalón inferior llegará más adelante y su precio base será de 33.300 euros. A estas cantidades hay que restar los 2000 euros de campaña de lanzamiento que hace la marca.

Prueba del Hyundai Santa Fe 2013 4x2 (por Alfredo Rueda)

Lo que más me ha llamado la atención del Hyundai Santa Fe 2013 4x2 ha sido su interior. El diseño (y mira que es un tema subjetivo) te va a gustar, porque no solo es la forma, los colores, la disposición... es la calidad que destila. No es que ahora sea un vehículo premium, pero te aseguro que ya no les tiene tanto que envidiar a esos alemanes de postín.
Además, el Hyundai, en ese interior tan espacioso y agradable, monta siete asientos de serie, aunque por ellos tengas que pagar 600 euros más que por la versión de cinco plazas.
Lo peor de estas dos plazas extra es que su banqueta se sitúa muy cerca del suelo y dos adultos viajarán incómodos si el trayecto dura mucho. Menos mal que la segunda fila se puede desplazar en sentido longitudinal hasta 24 cm para regular el espacio.

Aunque por fuera y por dentro, el nuevo Hyundai Santa Fe es muy atractivo, lo mejor de todo es su mecánica. A pesar de que este sea el motor turbodiésel disponible más pequeño, sus 150 CV rinden de maravilla. Claro que, por lógica y por un peso cercano a los 1.800 kg, si encima llevas las siete plazas ocupadas y algo de equipaje al coger un repecho en la carretera echarás de menos la siguiente versión, de 197 CV. Si te pasa esto, acuérdate de que te has ahorrado más de 6.000 euros, aunque también hayas prescindido de la tracción integral.

Al buen rodar que demuestra la mecánica del Hyundai Santa Fe 2013 4x2 se une de maravilla la transmisión de seis velocidades. Agradable de accionar, de suaves inserciones y con recorridos no muy largos, no vas a acordarte de un cambio automático. Lo único criticable es un embrague bastante débil, que se recalienta si vas a exigirle mucho (con un remolque a cuestas, por ejemplo) o subiendo una cuesta pronunciada marcha atrás.

Es de suponer, si has elegido esta versión, que tampoco vas a echar de menos la tracción integral, pero cuidado en los caminos y si la carretera se moja, porque el subviraje aparecerá de repente y (aunque el ESP es muy eficaz) puedes pasar un mal rato. La dirección es bastante precisa para el coche del que se trata y junto a una amortiguación firme, pero con un buen trato a los ocupantes, redondea un conjunto mecánico de notable alto.
Todo esto, unido a un consumo de 7,3/100 km reales de media y a un equipamiento muy completo en el que no faltan elementos como el control de crucero o los asientos delanteros calefactables, hacen del Hyundai Santa Fe 2013 una compra realmente interesante.

Hyundai Santa Fe 2.2 CRD 4x4 (por Luis I Guisado)

Aunque ya había lo había conducido muchas veces, no había tenido la oportunidad de probarlo con detenimiento. Así que por fin me monto en él. Se trata de un Hyundai Santa Fe 2.2 CRDi 4x4 Tecno de siete plazas. Aunque es la opción más barata de cuatro ruedas motrices, cuesta sus buenos 40.190 euros.

Por dentro, este Hyundai Santa Fe 4x4 cumple las expectativas de un coche de este precio. En general me gusta lo que veo: materiales vistosos, con plásticos engomados en las partes más expuestas.

En cuanto a la postura al volante, me ha costado encontrarme cómodo porque para mi gusto tiene muy marcada la zona lumbar y la banqueta no encaja perfectamente con mi postura al conducir. Tampoco me acaba de convencer el sistema para reclinar el respaldo por medio de una palanca.

Hyundai Santa Fe en campo

Su buen comportamiento en campo se ve empañado por una altura libre mejorable 


Uno de los puntos fuertes del Hyundai Santa Fe 4x4 son sus plazas traseras: sencillamente espectaculares. La banqueta se desplaza y además, el respaldo se reclina. Mi buena impresión termina de afianzarse con las salidas de aireación en el pilar B... Y como la tercera fila es solo recomendable para viajes cortos, decido no centrarme mucho ahí y pasar a la conducción.

No se puede decir del Hyundai Santa Fe 2.2 CRDi que utilice el motor más refinado del mercado, pero tampoco es tan grave. Me gustaría algo más de contundencia en la arrancada, aunque en cuanto superas las 1.500 rpm todo fluye con facilidad. En ciudad puedes ir a unos 50 km/h en torno a 2.000 vueltas en tercera o cuarta sin quedarte sin respuesta y cuando sales a autopista o carretera disfrutas de una pisada sin balanceos o cabeceos. La única pega que le pongo es la dirección. Cuando te acostumbras no le das importancia, pero adolece de falta de feeling.

A continuación me voy al campo a ver qué pasa. Y lo que ocurre es que el Hyundai me sorprende positivamente. Es cierto que le falta altura libre, por lo que debes pensar cómo atacas una subida... o cómo sales de una rampa, pero el sistema de tracción funciona bien y, con el bloqueo, mejor.

Lecturas recomendadas

Todo sobre

Hyundai Santa Fe Santa Fe

Acabados de Hyundai Santa Fe 2013 más populares:

Ver todos los acabados
Todo sobre Hyundai Santa Fe

Buscador de coches