Noticia

Toyota pagará 830 millones por un fallo electrónico

El fabricante de coches Toyota tendrá que pagar 380 millones de euros por un supuesto fallo electrónico. La demanda ha tenido lugar en Estados Unidos, donde se quejan de aceleraciones repentinas de los vehículos sin que el conductor sea consciente de ello.