Noticia

Fracaso en la subasta de coches oficiales de Rita Barberá

Fracaso en la subasta de coches oficiales de Rita Barberá

Raúl Salinas

22/10/2016 - 10:00

El Ayuntamiento de Valencia se ha llevado un tremendo fiasco al comprobar que no se ha recibido ninguna oferta en firme por ninguno de los coches oficiales de Rita Barberá, que se ponían en subasta para intentar recuperar el dinero gastado en dos Audi A8. ¿Cuál será el siguiente procedimiento? ¡Podrían terminar en la chatarra!

La subasta de coches oficiales de Rita Barberá ha sido un tremendo fracaso, ya que no se ha recibido ninguna oferta en firme por ninguno de los dos Audi A8 en los que se movía Rita Barberá en su día. ¡Y eso que contaban con importantes descuentos! Ahora el consistorio valenciano, capitaneado por Joan Ribó, que como ya sabéis se suele mover en bicicleta, se planea el siguiente paso, sin descartar llevar estos dos coches al desguace. ¡Qué alguien lo impida!

Alucinante: Rita Barnerá saca su coche después de estar 23 años en el Ayuntamiento

Y es que no estamos hablando de coches masacrados y en estado ruinoso. Se trata de dos Audi A8 que Rita Barbera, alcaldesa de Valencia durante más de 20 años, compró en los años de ‘vacas gordas’. El primero es del año 2004 y cuenta con blindaje. Este factor hace que el precio de compra en su día fuera realmente alto, unos 270.000 euros. Al parecer, se compró para proteger a la entonces alcaldesa de un supuesto riesgo de atentado por parte de ETA. Este ejemplar cuenta con 84.000 km y se vendía por 15.000 euros.

El segundo vehículo es otro Audi A8, aunque este más moderno: se trata de un ejemplar del año 2008 y sin blindaje, comprado de segunda mano por el ayuntamiento por 37.000 euros. Con solamente 63.000 kilómetros, se puso a subasta por un mínimo de 18.000 euros: nadie ofreció ninguna oferta. Sin duda, este fracaso en la subasta de coches públicos del Ayuntamiento de Valencia supone un contratiempo inesperado para el consistorio, que ahora todavía no ha decidido qué hacer con los coches. Algunas fuentes apuntan a que podrían ir al desguace, sin duda un final demasiado negro para dos coches a los que, sin lugar a duda, todavía les pueden quedar años de vida.

Rita Barberá era una fan de los coches oficiales, como bien se puede ver tras encontrar su vehículo, un Lancia Delta, que llevaba 23 años abandonado en el parking del Ayuntamiento de Valencia. La nueva política presente en el consistorio valenciano quiere terminar con estos rastros de ostentación pública que consideran innecesarios: las próximas que podrían salir a la venta son cinco de las seis Harley Davidson que Barberá compró en 2006 para que la Policía Local de Valencia escoltara al Papa Benedicto XVI.

Lecturas recomendadas

Buscador de coches