Noticia

5 mejores coches para volar en una carretera de montaña

Aarón Pérez

21/02/2017 - 09:00

Elegir los 5 mejores coches para volar en una carretera de montaña debo confesar que no ha sido tarea sencilla. ¿Qué coche elegir? ¿Propulsión trasera o tracción total? ¿Aspiración natural o turbo? En una especie de combinación total te quiero presentar estas cinco elecciones con las que seguro que no necesitarás más potencia o diversión para pasarlo en grande en una jornada en un puerto de montaña revirado.

No te pierdas: Estas son las mejores carreteras de los Estados Unidos

Te pongo en situación. Descubres ese puerto de montaña de tus sueños. Curvas cerradas, un pavimento recién asfaltado y una zona de elevación y otra de descenso totalmente repleta de horquillas de infarto. ¿Qué coche elegirías para conducir? Seguro que la elección no es fácil, para mí no lo ha sido, pero aquí te traigo los 5 mejores coches para volar en una carretera de montaña.

El Ford Focus RS conoce la mejor carretera del Reino Unido:

Existen multitud de opciones, tantas como interrogantes a la hora de elegir un coche para una carretera de montaña. ¿Aspiración natural o motor turboalimentado? ¿Propulsión trasera o integral? Ante estas dudas te traigo esta selección que contempla diversas posibilidades para tratar de pasarlo en grande. Un Audi R8 V10 Plus sería la elección más equilibrada si lo que quieres es tomar las curvas lo más rápido posible sin que la zaga se salga de la línea.

Sin embargo, si quieres potencia y prefieres derrapar en cada curva, ya sea haciendo drifting o powersliding, necesitas un Porsche 911 GT3 RS. Aunque ambos son motores de aspiración natural y tal vez necesites el impulso que te otorga un motor turbo. Por ello, un BMW M2, lo mejor en equilibrio y potencia con un tren posterior tan juguetón que te hará trabajar en cada curva.

Una alternativa más sensata sería el Ford Focus RS. Un motor turbo de 2.3 litros con 350 CV que te permite mantenerlo todo bajo control gracias a su sistema de tracción total. Por último, si eres un purista y no concibes conducir por un puerto de montaña sin un buen coche italiano, te recomiendo el Alfa Romeo Giulia QV y su excitante motor V6 biturbo de origen Ferrari. Por supuesto, la opción con cambio manual y propulsión trasera es la acertada, aunque no pasamos por alto el cambio automático de ocho velocidades con levas tras el volante.

Lecturas recomendadas

Aarón Pérez

Colaborador

Apasionado de los coches desde que tengo memoria. Colaborador en Auto Bild.

Buscador de coches