Noticia

BMW X4: los coupés están de moda

Javier Leceta

21/03/2013 - 10:43

El nuevo BMW X4 será una versión a escala y con todos los atributos estéticos del X6 . El pequeño todocamino coupé llegará en 2014 y empleará la plataforma del X3.

La marca alemana retoma el subsegmento de los SUV coupés para alumbrar un modelo de estética deportiva, pero de tamaño más reducido: el BMW X4. La apuesta es tan clara y decidida que su CEO, Norbert Reithofer, ya ha anunciado que se producirá en la factoría norteamericana de Spartanburg (Carolina del Sur, EEUU), y que debutará en 2014. La planta de Spartanburg construye todos los modelos X, excepto el BMW X1 que se fabrica en Leipzig, Alemania. La marca bávara va incrementar la capacidad de producción de la fábrica norteamericana, ya que en palabras de Ian Roberstson, jefe de ventas de BMW: ‘Necesitamos más capacidad en Spartanburg, no sólo para el próximo BMW X4, sino también para todos los modelos X  actuales. BMW podría haber vendido otras 35.000 unidades del BMW X3 el año pasado, si la planta hubiera sido capaz de construirlas’.

Las ventas de todos los SUV de BMW incrementaron el pasado año. Las ventas globales del BMW X3 aumentaron un 27 por ciento, hasta las 149.853 unidades, ligeramente por delante del BMW X1, cuyas ventas crecieron un 17 por ciento hasta las 147.776. El BMW X5 fue el tercer modelo más vendido con 108.544 vehículos, lo que supone un 3,5 por ciento más. Por último el BMW X6 vendió 43.689 unidades, lo que supuso un incremento del 7 por ciento.

Quién iba a decirle a SsangYong que su concepto SUC -Sport Utility Coupé- personificado en el Actyon, que presentó en 2006 -¿te acuerdas del anuncio en el que aparecía Pau Gasol?-, iba a tener una vida tan larga y fructífera. El próximo BMW X4 será una versión más deportiva de BMW X3 con una línea de techo descendente. ‘Con el BMW X6 hemos atraído a un comprador completamente diferente que el del BMW X5. Esperamos que lo mismo suceda con el nuevo BMW X4 en relación el X3’ declaró Robertson en el marco de la conferencia anual de resultados de la compañía en Munich. 

Para producir el BMW X4, la marca bávara ha invertido 688 millones de euros. Pero, ¿qué hay detrás de esta abultada suma de dinero? La plataforma del modelo será la del último BMW X3. De hecho, las medidas serán muy similares, en torno a los 4,6 metros. El interior del habitáculo también heredará la mayoría de los elementos del todocamino alemán, es decir, sobriedad y calidad de acabados. El equipamiento también será prácticamente el mismo, con opciones como el ‘Head Up Display’ o el navegador en tres dimensiones.

En el apartado mecánico no se esperan grandes sorpresas. El nuevo BMW X4 incorporará toda la gama mecánica del X3:

 -2,0 l gasolina de 184 CV.

 -3,0 l gasolina de 258 CV.

 -3,0 l biturbo de 306 CV.

 -2,0 l turbodiésel de 184 CV.

 -3,0 l turbodiésel de 258 CV.

 -3,0 l biturbo diésel de 313 CV.

Recientemente la marca bávara ha anunciado que pondrá a la venta una versión M diésel para los hermanos mayores, conocidos como BMW X5 M50d y BMW X6 M50d. Esta mecánica no es otra que el motor de 3,0 litros con un ‘set up’ especial para rendir nada menos que 381 CV y un par máximo de 740 Nm. De esta forma, la firma alemana también podría lanzar el BMW X4 M de similares características.

La motricidad del nuevo BMW X4 estará garantizada por el sistema de tracción integral xDrive, que se comercializará de serie en todas las versiones. Nada de variantes de tracción delantera para abaratar costes como ofertan otros fabricantes: está claro que el conductor al que va enfocado este modelo busca las máximas prestaciones. El DPC -Dynamic Performance Control- que distribuye el par entre las ruedas traseras, será otra de los opciones que ayuden a sacar el máximo partido a la tracción y el dinamismo de este nuevo SUV.

   

Las mecánicas de dos litros del X4, tanto gasolina como diésel, irán asociadas de serie a un cambio manual de seis velocidades, mientras que, como opción, estará disponible la transmisión automática Steptronic de ocho relaciones. Esta última se montará sin coste en el resto de las motorizaciones más potentes. Por supuesto, el sistema de arranque y parada automático Start-Stop se ofrecerá de serie con ambas transmisiones.

En cuanto al precio, la exclusividad que aporta conducir un SUV coupé habrá que pagarla. Esto quiere decir que los precios del nuevo X4 estarán por encima de los del BMW X3. Hasta ahora, el único rival conocido de este modelo es el Porsche Macan -anteriormente conocido como Cajun-, que aparecerá en 2013. Aunque es seguro que a esta carrera se apuntarán otras marcas ‘premium’.

Lecturas recomendadas

Javier Leceta

Redactor Jefe

Buscador de coches