Skip to main content

Reportaje

Motor

Range Rover Evoque o Audi Q3 Sportback, ¿cuál es mejor?

Range Rover Evoque o Audi Q3 Sportback

Comparamos dos modelos del segmento SUV compacto premium

En Europa, hace muchos años que el trío alemán domina el segmento de los SUV compactos premium. Sin embargo, ese poderío germano quedó debilitado con la llegada de un duro rival desde la Gran Bretaña. Hoy, nos proponemos comparar dos modelos que quieren ser la referencia en su categoría: Range Rover Evoque o Audi Q3 Sportback, ¿cuál es mejor?

Ambos son dos de los coches más vendidos en España. El Evoque llegó al mercado en 2012 (ya va por la segunda generación) y, desde el minuto uno, fue todo un éxito de ventas, convirtiéndose en el modelo de la marca británica más vendido en nuestras fronteras. Por su parte, el Q3 Sportback fue introducido a finales de 2019 como la versión coupé del Q3 convencional.

Range Rover Evoque

Range Rover Evoque o Audi Q3 Sportback
El Range Rover Evoque 2019 tiene un diseño más armónico y estilizado

Con sus 4,37 metros de largo, 1,90 metros de ancho y 1,64 metros de alto, estamos ante un claro exponente del segmento SUV compacto. La segunda generación del Range Rover Evoque muestra un diseño evolutivo, pero más estilizada y moderna, con faros Matrix LED, tiradores de las puertas retráctiles, como en sus hermanos mayores, y nuevas llantas de hasta 21 pulgadas. El aspecto del Evoque es realmente atractivo

Por dentro, el SUV compacto de Land Rover reboza calidad por todas partes, tanto en los materiales empleados como en el nivel de ajustes y ensamblaje de todas las piezas. Aunque en este aspecto, el modelo alemán no se queda atrás, ni mucho menos. El diseño minimalista y digital se combina con un conjunto de tapicerías que crean un ambiente de auténtico lujo. Sin embargo, aunque ha mejorado la capacidad del maletero, hasta alcanzar los 591 litros, las plazas traseras siguen siendo estrechas y la habitabilidad se ve penalizada por el diseño. 

Range Rover Evoque o Audi Q3 Sportback
El interior del Evoque es minimalista y funcional

En el apartado mecánico, el SUV británico ofrece una completa gama de motores Ingenium diésel y gasolina, todos ellos de 2.0 litros y cuatro cilindros, con hibridación ligera de 48 voltios para reducir el consumo y las emisiones de CO2. Las versiones diésel las componen el D150 de 150 CV, el D180 de 180 CV y el D240 de 240 CV. En gasolina, tenemos el P200 de 200 CV, el P250 de 250 CV y el P300 de 300 CV. Según versiones, el cambio puede ser manual o automático, con tracción delantera o total. 

Además, el Range Rover Evoque dispone de una versión PHEV (híbrida enchufabe), compuesta por un motor de 1.5 litros con 200 CV, unido a un cambio automático de ocho relaciones, y otro motor eléctrico de 109 CV, alimentado por una batería de 15 kWh que le permite recorrer 66 kilómetros, según el ciclo WLTP. La potencia máxima de todo el sistema es de 309 CV.

Range Rover Evoque o Audi Q3 Sportback
El Evoque tiene notables capacidades off-road

Uno de los aspectos más destacados del Evoque es su amplia dotación tecnológica. Integra una serie de sistemas bajo los ‘Smart Settings’, que utilizan algoritmos de inteligencia artificial para aprender los gustos y hábitos del conductor y ayudarle. Otra tecnología es la Ground View, la cual permite proyectar una imagen de 180 grados sobre la pantalla del salpicadero de lo que hay debajo del coche. El sistema Touch Pro está disponible con pantallas de 10 y 12,3 pulgadas, compatible con Apple Car Play y Android Auto y un ionizador de aire del habitáculo. 

El Evoque es el más pequeño de la familia Range Rover, pero no por ello, renuncia a las capacidades off-road que caracteriza a la marca. Se muestra muy capaz sobre todo tipo de superficies, gracias al sistema Terrain Response, que adapta automáticamente la dirección, el acelerador, la transmisión, los frenos, el control de tracción y el de estabilidad al tipo de terreno, en función de cuatro programas: General, Hierba, Gravilla/Nieve/Barro/Surcos y Arena.

Audi Q3 Sportback

Range Rover Evoque o Audi Q3 Sportback
La caída del techo caracteriza el diseño del Audi Q3 Sportback

El Audi Q3 Sportback fue renovado a finales de 2018, incorporando el nuevo lenguaje de diseño que la marca ya presentó en el Audi Q7 y Audi A3 Sportback. Es ligeramente más largo que el Evoque, con 4,48 metros, aunque es más estrecho (1,85 metros) y más bajo (1,58 metros). En el frontal, destaca la parrilla Singleframe, como no puede ser de otra manera, flanqueada por los faros LED rediseñados. La carrocería presenta un aspecto más esculpido y musculoso y en la zaga la luneta es más plana y las ópticas son más afiladas. También hay nuevos juegos de llantas de 17 a 20 pulgadas

El interior es prácticamente calcado al del Audi Q3, donde lo digital cobra un gran protagonismo. El cuadro de instrumentos es digital, mediante el Virtual Cockpit de 10,25 pulgadas. El salpicadero está presidido por una pantalla digital de 10,1 pulgadas que proyecta todo el contenido del sistema multimedia. Todos los materiales empleados son de una calidad superior, como acostumbran en Ingolstadt.

Range Rover Evoque o Audi Q3 Sportback
El interior es muy tecnológico y el nivel de acabados es muy alto

El diseño perjudica la habitabilidad en las plazas traseras, con respecto al Q3 normal, debido a que el techo es más bajo y presenta una caída más pronunciada. Aun así, el espacio para los pasajeros es mejor que en el Evoque. Sin embargo, el modelo británico sale ganando en el espacio para el maletero, ya que el alemán apenas ofrece 530 litros, 61 menos que su rival. 

En cuanto a motores, el surtido es muy amplio, con versiones de gasolina, diésel y una híbrida enchufable. La oferta de gasolina la componen un bloque 1.5 TFSI de 150 CV, disponible con o sin tecnología microhíbrida, y un 2.0 TFSI con 190 y 245 CV. La gama diésel la conforman un 2.0 TDI de 150 y 200 CV. Según versiones, el cambio puede ser manual de seis velocidades o automático S-Tronic de siete.  

Range Rover Evoque o Audi Q3 Sportback
La versión híbrida enchufable homologa 50 km de autonomía eléctrica

El SUV de Audi también ofrece una versión híbrida enchufable con 245 CV y una batería de 13 kWh que le brinda una autonomía en modo eléctrico de 50 kilómetros según el ciclo WLTP. Se compone de un motor de gasolina 1.4 TFSI de 150 CV y otro eléctrico de 116 CV. El sistema va unido a un cambio S-Tronic de seis relaciones que manda el par al eje delantero.

El Audi Q3 Sportback ofrece un nivel de equipamiento muy elevado en materia de conectividad y ayudas a la conducción, a través del sistema MMI Navegation Plus y un amplio paquete de asistencias a la conducción. Entre los elementos más destacables, están el asistente de conducción adaptativo, el asistente de velocidad adaptativo, el asistente en tráfico congestionado y el asistente de mantenimiento de carril. Sin embargo, el SUV alemán no tiene las capacidades del Evoque para circular fuera del asfalto. 

Conclusión

El Range Rover Evoque y el Audi Q3 Sportback son dos claros exponentes de lo que debe ser un SUV compacto de lujo. El modelo británico destaca por un diseño más moderno y llamativo y por ofrecer notables capacidades off-road. El alemán, en cambio, está más pensado para circular por autopista, ofrece más habitabilidad y su diseño coupé le confiere un aspecto más deportivo. 

Aquellos conductores que necesiten un SUV para superar terrenos relativamente exigentes, sin importarle la habitabilidad, encontrarán en el Evoque una opción muy interesante. Quienes prioricen el espacio para los pasajeros y una conducción principalmente por carretera, el Q3 Sportback resultará más práctico. 

Etiquetas:

SUV compacto

Y además