Skip to main content

Reportaje

Motor

Mercedes EQS o Mercedes Clase S, ¿cuál es más tecnológico?

Mercedes EQS o Mercedes Clase S

¿Con cuál te quedas?

Desde siempre, la Clase S de Mercedes-Benz ha sido el coche más avanzado de su tiempo, desde el punto de vista tecnológico. Pero, ahora, podría tener el rival en su propia casa con la variante eléctrica. Mercedes EQS o Mercedes Clase S, ¿cuál es más tecnológico?

Aunque la denominación Clase S como tal no apareció hasta 1972, su origen se remonta a varias décadas antes y, desde entonces, ha sido sinónimo del máximo lujo y distinción sobre cuatro ruedas. 

 

El Clase S siempre ha ido varios pasos por delante, con respecto a la competencia, incorporando soluciones innovadoras, como un sistema de ventilación de serie en el Mercedes-Benz 300 de 1957 y aire acondicionado opcional o una cerradura especial que impedía que las puertas se abran durante un accidente.

Otros avances tecnológicos estrenados en el Mercedes Clase S fueron la suspensión delantera de paralelo deformable, el sistema antibloqueo de frenos ABS en 1978 o la inclusión del airbag del conductor y pasajero en 1985. Y podríamos escribir páginas y páginas de innovaciones.

Mercedes EQS o Mercedes Clase S, ¿cuál es más tecnológico?

Mercedes EQS o Mercedes Clase S

El gran sedán alemán siempre ha tenido duros rivales que han intentado ponerse a su altura, como el BMW Serie 7, el Audi A8 o el Jaguar XJ. Pero, ahora, le ha salido un nuevo rival y dentro de su propia casa: el Mercedes EQS. ¿Cuál de los dos es más tecnológico?

Está claro que la tecnología ha evolucionado de manera exponencial en la industria del automóvil. Nada tiene que ver un coche actual con otro de hace 20 o 30 años, sobre todo, cuando hablamos de coches eléctricos. 

Hoy, los coches son capaces de corregir la trayectoria si el conductor se despista, avanzar y mantener la distancia con otros vehículos de manera automática, aparcar solos e incluir infinitos sistemas de conectividad proyectados en grandes pantallas digitales.

Y en todo esto, el Clase S y el EQS también van por delante, con respecto al resto. Ambas berlinas representan lo mejor de la marca alemana para garantizar el mayor confort a sus ocupantes y con toda la tecnología que puede equipar un automóvil en la actualidad.

No obstante, el Clase S está un peldaño por encima, ya que equipa algunos sistemas que no están disponibles en el EQS, aunque no son muchos más. 

Mercedes EQS

Mercedes EQS o Mercedes Clase S

El Mercedes EQS es uno de los coches eléctricos con mayor autonomía del mercado, pero, además de eso, uno de los aspectos más importantes es su carga tecnológica. No solo por el número de elementos novedosos, sino también por la calidad y nivel de perfeccionamiento de algunos de ellos. 

El EQS es el primer coche de Mercedes que puede activar funciones por suscripción. También cuenta con un sistema de dirección de las ruedas traseras que pueden girar hasta 10 grados, incluso, estando parado. 

Otro elemento destacado es un Head-Up Display que cubre un área del parabrisas similar al de una pantalla de 77 pulgadas y que proyecta la información de forma natural y con una gran cantidad de datos, incluidos los asistentes de conducción.

Aunque, seguramente, el elemento más destacado o el que más llama la atención al acceder al interior del EQS es su gigantesca pantalla central MBUX Hyperscreen que, en realidad, son tres pantallas unidas por un mismo cristal. Desde aquí, se pueden controlar todos los sistemas del coche.

Mercedes Clase S

Mercedes EQS o Mercedes Clase S

Posiblemente, el habitáculo del Clase S no sea tan espectacular y llamativo como la del EQS, pero tampoco se queda muy atrás. 

Sin embargo, el Clase S incluye una serie de elementos tecnológicos que no están presentes en la variante eléctrica. Por ejemplo, equipa un sistema de suspensión Active Body Control (opcional) que limita el balanceo de la carrocería, mediante un sistema eléctrico de 48 voltios.

Este sistema se completa con la función PRE-SAFE Impulso Lateral, que eleva lateralmente 80 milímetros la carrocería ante la inminencia de un golpe por un costado. Además, puede equipar un sistema que reconoce las irregularidades de la carretera para aumentar el confort.

Etiquetas:

Tecnología

Y además