Skip to main content

Reportaje

Irán: esta es la industria del automóvil del país que hoy se enfrenta a La Roja

Irán

El que será rival de la selección tiene una industria automotriz fuerte y convulsa.

Las cinco profesiones más curiosas de la automoción

Hoy se disputa el partido España - Irán del Mundial 2018. Pero, ¿qué sabes del que será el rival de nuestra selección? Y, lo que para nosotros es más importante, ¿cuál es el papel del automóvil aquí? Conozcamos mejor a nuestro adversario futbolístico de esta tarde.

Irán es una república islámica de más de 80 millones de habitantes, con una superficie tres veces superior a la de España, cuya industria automotriz es la tercera más importante del país, después de la del petróleo y la del gas. En datos, este sector supone el 10 % de su PIB  y el 4 % de la fuerza laboral (en la automoción 700.000 personas). 

Irán y su industria de la automoción

Aunque importante, la industria automotriz iraní se ha visto muy afectada por los acontecimientos geopolíticos del país, que ha vivido momentos muy convulsos. Hagamos un breve repaso por la historia de este sector en Irán.

El arranque de la industria automotriz iraní lo podemos marcar en los años 60, cuando el país estaba bajo el régimen de Mohammad Reza Shah Pahlavi -quien fuera el 'sha' (el rey) de Irán desde el 16 de septiembre de 1941 hasta el 11 de febrero de 1979, año en que estalló la revolución iraní-. 

Irán carecía del know-how para producir sus propios automóviles, con lo que invitó a algunas compañías occidentales a construir la industria automotriz del país. En esa época, se llegaron a producir hasta 200.000 unidades al año, e Irán fue desarrollando su propia industria.

Coche iraní Samand

Foto del Irán Khodro samand, un coche iraní. Autor: Meysam. Creative Commons

 

Pero en 1979 estalló la revolución iraní, y debido a la guerra entre Irán e Iraq y a las sanciones internacionales, la producción cayó drásticamente. La llegada de la década del 2000 supuso un cambio, y la producción de automóviles en Irán creció de nuevo de manera notable, hasta llegar a superar el millón de unidades en 2007/2008.

A día de hoy, con una producción anual de más de 1,6 millones, Irán es el décimo octavo fabricante de automóviles más grande del mundo y uno de los más importantes de Asia. De hecho, y según cifras del año 2009, Irán fue el quinto país en crecimiento de la producción de automóviles, solo superado por China, Taiwán, Rumania y la India. Según datos de de la OICA, la producción de coches en Irán cayó en 2013 a menos de 750.000 automóviles y vehículos comerciales. Esto se debió principalmente a las sanciones nucleares impuestas por EEUU, las cuales impedían que a las empresas iraníes importar piezas para sus vehículos nacionales. Esta situación mejoró en 2015, con la llegada del acuerdo nuclear con Irán, si bien la salida de EEUU de este pacto podría volver a suponer un lastre para el desarrollo industrial del país -ahondaremos en esto más adelante-.

¿Qué marcas de coches hay en Irán? 

Desde 2001 existen 13 fabricantes de automóviles públicos y privados en Irán. De todos ellos, dos (Irán Khodro y Saipa) se llevan el 94 % de la producción nacional del país. Iran Khodro, marca que fabrica el coche más importante del país (el Paykan, que en 2005 fue sustituido por Samand), es la más importante de las dos, con un 61 % del mercado (datos de 2001). Por su parte, este mismo años Saipa se quedó con el 33 % de la producción de coches de Irán.  

Coche iraní Paykan

Foto del Paykan. Autor: Fabienkhan, Creative Commons

 

Irán Khodro es uno de los fabricantes de automóviles más importantes de Asia, y ha llegado a crear joint-ventures con compañías de cuatro continentes. Cabe mencionar que aunque estos fabricantes tienen accionistas, es el Gobierno iraní el mayor de todos, con un 40 % del total. 

Además de Iran Khodro y Saipa , en Irán hay otros fabricantes de coches como Azhitechs, Bahman Group, Rakhsh Khodro, Kerman Motors, Kish Khodro, Raniran, Traktorsazi, Shahab Khodro... Su importancia en el sector automotriz de Irán es menor, ya que entre todos solo supusieron el 6 % de la producción de automóviles de Irán.

¿Cómo es el parque automovilístico de Irán?

Según datos de 2009, más de la mitad de los vehículos en Irán supera los 10 años de edad. Ante los problemas que esta situación puede suponer, el Gobierno está intentando tomar medidas para mejorar la flota local, tales como retirar de la circulación 200.000 coches antiguos al año. Según datos de 2007, la demanda de coches iraní se situó en 1,5 millones de coches, cifra a la que los productores locales no pudieron dar respuesta.

Y es que algunos de los principales problemas a los que ha de hacer frente la industria son la lentitud en la entrega de automóviles, la carencia de servicios de posventa y la baja calidad en la producción de algunos coches.

Presencia de marcas extranjeras en Irán

En Irán hay más de 25 fabricantes de automóviles en. Muchas de estas marcas están presentes mediante joint-ventures con otros fabricantes de automóviles como la china BYD, Peugeot, Citroën, Volkswagen, Nissan, Toyota, Kia Motors, Proton o Chery. Otras, como Renault, BMW, Mercedes o Hyundai están presentes en el país desde 1991. 

La situación actual del sector de la automoción en Irán tras la salida de EEUU del acuerdo nuclear

Tal y como informan desde Autonews, el Grupo PSA y Renault han gastado cientos de millones de euros en reconstruir sus negocios en Irán tras el fin de las sanciones nucleares, algo que acaeció en 2015. El porqué de esta acción está claro: el mercado iraní supone una media de 1,5 millones de ventas, y un mercado deseoso de modernizarse tras años de dificultades económicas.

Pero estas inversiones están ahora en la cuerda floja tras la salida de EEUU del acuerdo nuclear de la mano de Donald Trump, lo que conlleva la vuelta a las sanciones que tengan negocios en EEUU e Irán. Así, PSA podría verse forzada a elegir entre Irán (donde su share de mercado supera el 25 %) y EEUU, donde acaba de desembarcar con un plan de 10 años para volver a entrar en el mercado.

Por su parte, Renault, que quería doblar su producción en Irán (donde actualmente tiene un 11 % de share), podría sufrir penalizaciones si fortalece los lazos de su alianza con su socio Nissan, quien tiene una importante presencia en EEUU. Daimler y el Grupo VW, quienes han dado algunos pasos para ganar presencia en Irán, podrían terminar decidiendo una suspensión de sus planes.

PSA y Renault, quienes más presencia tienen en Irán

Juntos, PSA y Renault tienen un 40 % del mercado de automóviles de Irán, el cual supuso en 2017 un total de 1,59 millones de matriculaciones, según datos del OICA.

Es poco probable que PSA, que tiene dos joint ventures en Irán valoradas en 700 millones de euros, vaya a sacrificar estos negocios por un futuro algo incierto en el mercado estadounidense, según explicó el analista de IHS Markit Fawad Ahmad en declaraciones a Autonews. "El plan de PSA de volver a EEUU fue siempre visto como una vuelta lenta, y empezando por el carsharing", comenta Ahmad. "Creemos que en lugar de tomar una oportunidad en un mercado donde uno no puede estar seguro del éxito, permanecerán en otro donde ya lo han logrado: Irán".

Conectividad y digitalización, las tendencias hasta 2025

Lo más probable es que, si las sanciones siguen adelante y hacen de la venta de coches un negocio poco práctico, PSA continuará con su negocio de carsharing, y no avanzará en el otro campo. Además, el grupo ha pedido a la UE que formen un frente común.

Por su parte, y siempre según Ahmad, el riesgo de Renault es relativamente bajo, dado que la fusión con Nissan no está todavía clara.

Daimler y VW, pendientes

En cambio, según Ahmad, Daimler y VW podrían detener sus operaciones de aterrizaje en Irán. "Su situación es exactamente la contraria de la de las marcas francesas, que apenas tienen presencia en EEUU pero sí son fuertes en Irán". 

Los fabricantes de automóviles están analizando con detenimiento los hechos, si bien ninguno se ha retirado oficialmente del país de oriente medio.

Y además