Reportaje

Coches clásicos

Goodwood Festival of Speed 2013: un olor a gasolina único

Javier Gomara

07/15/2013 - 14:54

El Goodwood Festival of Speed 2013 (Festival de la Velocidad de Goodwood), la mayor fiesta del automóvil del mundo en la que se reúnen coches de todas las épocas así como pilotos en activo y retirados, ha cumplido este año su vigésimo aniversario con un récord de visitantes: 185.000 personas durante los cuatro días que ha durado el evento. AUTOBILD.ES ha estado en este acontecimiento inigualable e inolvidable.

El Goodwood Festival of Speed 2013 (FOS) no tiene parangón a nivel mundial, salvo si se exceptúan los grandes eventos del motor que se celebran en Estados Unidos, pero que están enfocados al poderoso y singular mercado norteamericano. Y es que no hay otro festival del motor en todo el planeta en donde se reúna la flor y nata del automóvil, no sólo en lo que a coches, cochazos, deportivos, superdeportivos, berlinas de lujo, modelos de competición de todas las categorías (desde GT, Fórmula 1, rallys, Le Mans, cazarrécords e incluso modelos de tan actualidad como el Peugeot 208 T16 con el que Sébastien Loeb logró recientemente la victoria en el Pikes Peak 2013, etc.) se refiere, sino también en cuanto a personajes relacionadas con el mundo del automóvil.

Y es que en el Festival de la Velocidad de Goodwood 2013, que se ha celebrado en la enorme finca de Goodwood House, en West Sussex a unos 70 kilómetros al sur de Londres (Gran Bretaña), han podido verse en esta edición pilotos en activo como Lewis Hamilton, Nico Rosberg, Sebastian Buemi, Bruno Senna o los españoles Marc Gené y Lucas Ordóñez, pero también retirados como Sir Stirling Moss, Emmerson Fittipaldi, Jackie Stewart o Damon Hill, quienes en un ambiente relajado y sin la presión de tener que participar en una carrera, se muestran accesibles, charlan con el público, posan sin parar para cámaras profesionales y amateurs, firman autógrafos y deleitan a propios y extraños con su saber hacer al volante. Simplemente genial.

Y el público que asiste al Goodwood Festival of Speed agradece esta accesibilidad a las grandes estrellas del automóvil y el poder ver, escuchar y tocar grandes joyas rodantes, prototipos, superdeportivos, etc., tal y como han demostrado en esta última edición en la que durante los cuatro días que ha durado el FOS se han vendidos todas las entradas, ¡¡¡185.000!!! Y como muestra adicional del entusiasmo del público británico con esta fiesta del automóvil: desde las 7.30 horas de la mañana que abría el Goodwood Festival of Speed 2013 hasta última hora de la noche había público a raudales. Ni el sofocante y plúmbeo calor que ha caído este fin de semana en aquella zona de Inglaterra ha frenado la pasión de los aficionados al automóvil ni tampoco a los profesionales del motor.

El Goodwood Festival of Speed 2013, que como se indica líneas más arriba cumple 20 ediciones este año, es el empeño personal del Conde de March y noveno Duque de Richmond, heredero de la enorme y fantástica finca de Goodwood House, en donde también, junto al parque del mismo nombre se encuentra el antiguo circuito de Goodwood, donde se celebraron carreras desde 1948 a 1966. Lord March quería revivir sus recuerdos de rugidos de motor y olor a gasolina de sus más tierna infancia, por lo que en 1993 quiso celebrar en eso mismo espacio un festival, una fiesta dedicada al automóvil y la velocidad. Con ayuda de amigos entusiastas del automóvil y, sobre todo, el apoyo del British Automobile Racing Club (BARC), comenzó a montar el FOS con un objetivo claro: quería que fuera un evento social, no una carrera, abierto a todo el mundo al que le apasionen los coches para engrandecer la cultura del automóvil.

La subida a la colina del Goodwood Festival of Speed

Sin embargo, en un evento como el Goodwood Festival of Speed no podía faltar un poco de emoción y competición, por lo que desde 1993 en que se celebró la primera edición, además de desfiles y exhibiciones, también tiene lugar la ya tradicional Hillclimb (subida a la colina), una empinada, revirada y estrecha subida a una colina con una longitud de 1,86 km, en la que todo tipo de vehículos, ya sean clásicos como superdeportivos o coches de competición luchan por alcanzar la colina en el menor tiempo posible. Y casi lo de menos es el ganador; lo importante y emocionante es ver rodar fórmulas 1 –y escuchar los ensordecedores pero también vibrantes motores– de Ferrari, Red Bull o Lotus Renault, junto con joyas como Auto Union Type C/D, las flechas plateadas de Mercedes, Bugatti, Jaguar, Aston Martin, prototipos de Le Mans… Aquí puedes conocer más detalles de las estrellas de Fórmula 1 presentes este año en Goodwood.

En esta vigésima edición del Goodwood Festival of Speed 2013 el protagonista ha sido el Porsche 911, que este año cumple medio siglo de existencia. Propietarios y entusiastas del icónico deportivo de Stuttgart –incluso el propio presidente de la marca, Mathias Müller– se dieron cita en Goodwood donde, además de ver circular 911 de la época, también se pudo contemplar y rodar la últimísima criatura salida de Zuffenhausen: el Porsche 918 Spyder, aún en fase prototípica.

En resumen, una fiesta del automóvil para entusiastas del automóvil. Envidiable...

Lecturas recomendadas

Buscador de coches