Reportaje

George Barris y sus coches

Vicente Cano

07/11/2015 - 10:40

George Barris ha fallecido a los 89 años de edad, hace dos años, el Salón de Los Ángeles rindió homenaje al rey de los tuneros de Hollywood. George Barris y sus coches forman parte de la memoria colectiva de varias generaciones a través de decenas de películas y series de TV.

George Barris ha fallecido a los 89 años de edad. Considerado el rey de los coches de TV, el Salón de Los Ángeles quiso hace dos años rendir homenaje, en su 88 cumpleaños, a George Barris y sus coches, entre los que figuran algunos de los vehículos de películas y series de TV más famosos todos los tiempos. Decir la Familia Monster, Batman, Greasse, Dukes of Hazzard o el Coche Fantástico es lo mismo que hablar del Munster Koach, el Batmóvil, el Greasse Lighting, el General Lee y, por supuesto, Kitt. Todos ellos y muchos, muchísimos más, fueron creación de este genio que comenzó a personalizar automóviles con su hermano Sam en la década de 1940.

Por entonces, se dedicaban a comprar coches –el primero fue un Buick de 1925-, que posteriormente transformaban y vendían para, con los beneficios, adquirir uno nuevo. Durante la Segunda Guerra Mundial, Sam Barris se enroló en la marina y George decidió mudarse a Los Ángeles, donde su fama comenzó a crecer. Al final de la contienda, los dos hermanos centraron ya toda su actividad en los Kustom Cars, como los llamaban. Con mucha frecuencia, los encargos venían de personas importantes, como Robert Petersen, fundador de las revistas Hot Rod y Motor Trend –el mejor museo del automóvil de EEUU de origen privado lleva su nombre- o de estrellas del cine, así que pronto empezaron a llegar los encargos para hacer coches de película.

Sin embargo, su hermano Sam, que había conseguido numerosos premios e, incluso, exponer su trabajo en el Salón Motorama de 1952 decidió dejar el negocio. George Barris, por suerte para todos nosotros, decidió seguir su camino demostrando un gran olfato para los negocios, ya que muy pronto comenzó a colaborar con varias compañías de coches a escala que popularizaron mucho algunos de sus diseños. Al principio, sus trabajos en la gran pantalla se limitaron a llevar a cabo pequeñas modificaciones en vehículos. Hasta que, en 1959, le pidieron que se imaginara cómo serían los coches que vería el protagonista de una de las cintas más populares de la época cuando viajara al futuro, en la película ‘La Máquina del Tiempo’.

En los años siguientes se encargó de hacer los coches para Fireball 500 –una cinta sobre carreras de Stock Cars-, The Silencers o “The Car”, una película de miedo de finales de los 70 en la que un Lincoln Continental Mark III aterrorizaba a todo que circulaba por una solitaria carretera de Utah. Pero, probablemente, los coches de George Barris más inmortales durante aquella época sean los que produjo para series de TV y muchos de los que les personalizó a estrellas como Zsa Zsa Gabor, Bob Hope, Elton John, Dean Martin, Elvis Prestley o John Wayne. Con los años, los coches de George Barris se han hecho tan famosos que no necesitan presentación.

Por poner un ejemplo, hace justo un año, decidió subastar la primera unidad que produjo para la serie de televisión Batman de los años 60, el precio del primer batmóvil alcanzó los 3,47 millones de euros. Quizá, lo mejor que tiene tanto el primer batmóvil como el resto de los coches que George Barris ha fabricado a lo largo de su carrera es que son plenamente utilizables. A lo mejor no es posible conseguir que el Snake Pit -puedes verlo en la galería- transfiera los 2.000 CV de potencia a la carretera, pero sí que podrías darte una vuelta con él y asustar a todos los asistentes al desfile del 4 de julio en cualquier pueblo de EEUU.

Arriba, puedes ver un vídeo rodado por un programa de la TV americana a comienzos de los años 70 en el que se muestran algunas de las creaciones de Barris en esa época. Lo siento, pero está locutado en inglés. Si quieres leer mucho más sobre George Barris y sus coches, en este enlace puedes acceder directamente a su web personal -también en el idioma de Shakespeare-, donde entre la música de Dick Dale podrás leer una completa ficha de todas sus creaciones pasadas, presentes y futuras… hasta tiene una tienda donde puedes encargar tu propia réplica del coche de la Familia Monster, a escala, eso sí.

Lecturas recomendadas

Imagen de perfil de Vicente Cano

Vicente Cano

Redactor

Ferrolano de corazón, getafense de adopción, en periodismo desde hace 20 años. "Ser feliz es querer lo que se tiene, no tener lo que se quiere"

Buscador de coches