Reportaje

5 razones para no comprar un coche embargado

Emilio Salmoral

07/08/2015 - 09:11

Estas son 5 razones para no comprar un coche embargado. Siempre que vayas a comprar un coche de segunda mano debes prestar mucha atención a su historial legal, en algunos casos, pueden tener cargas que te tocará pagar.

Aquí tienes 5 razones para no comprar un coche embargado. Comprar un automóvil con este tipo de cargas te puede dar muchos quebraderos de cabeza. ¿El mayor de todos? Que la Policía inmovilice tu vehículo y no puedas circular.

No te pierdas: ‘5 razones para comprar un Mercedes Clase S

Normalmente, los coches suelen sufrir embargos porque sus propietarios tienen alguna deuda con la Agencia Tributaria. Es decir, sus dueños no han pagado una cantidad importante de impuestos y el Estado intenta cobrarse esa deuda a través de este bien mueble.

Lo primero que debes hacer antes de comprar un coche de segunda mano es pedir un informe sobre el historial del vehículo en la DGT. Ahí podrás analizar, entre otras cosas, si la persona que te vende el coche es el dueño legal o si tiene algún tipo de cargas.

Por otro lado, los embargos suelen caducar a los cuatro años y si no se ha renovado, es posible que lo puedas anular. Para levantar este tipo de embargos debes presentar una solicitud en el Registro de Bienes Mueblas de la provincia en la que se decretó.

Como última medida, siempre puedes pagar el dinero que Hacienda reclama al propietario del vehículo que has adquirido. Lo mejor es que veas todos los casos en la galería de fotos que hemos creado.

Por cierto, si estás pensado en comprar un coche nuevo, te animo a que le eches un vistazo a nuestro recomendador de coches.

Lecturas recomendadas

Buscador de coches