Skip to main content

Prueba

Coche eléctrico

Prueba Toyota bZ4X 2022: ¿es el primer Toyota eléctrico un Toyota de verdad?

Prueba Toyota bZ4X barro
El Toyota bZ4X aún con el camuflaje, que le sienta muy bien, por cierto

Barro profundo, vadeo de un estanque con agua... el primer eléctrico de Toyota muestra sus credenciales antes de su lanzamiento

Prueba Toyota bZ4X 2022. Aunque son muchos los que consideran que Toyota llega tarde al tren de los eléctricos 100%, la marca japonesa sigue argumentando no sin razón que llegan en el momento adecuado.

Hay que recordar que la estrategia de Toyota está basada en lanzar solo cuando su tecnología está madura, es decir, probada y verificada, lo cual no quiere decir que no lleven trabajando en el coche eléctrico desde hace décadas. A ello se suma que en Europa la transición hacia electromovilidad avanza a distintas velocidades y que la marca japonesa defiende un futuro de diversidad tecnológica.

Realizadas estas aclaraciones, lo cierto es que tener la oportunidad de probar el primer eléctrico de la marca japonesa, el Toyota bZ4X, con plataforma dedicada eTNGA (Toyota New Global Architecture) bajo la submarca bZ (beyond Zero, más allá de cero emisiones) no solo es un privilegio, sino sobre todo una gran responsabilidad, pues solo hay cuatro unidades preserie en toda Europa. 

Diseño e interior

Y lo primero que me llama la atención es lo bien que le sienta el color turquesa del camuflaje; es para pensárselo. 

Accedo al interior y aunque una buena pantalla de 12,3'' del sistema de infotainment es el foco de atracción, los ojos se me van al volante. Cuenta con Apple Car Play y Android Auto de forma inalámbrica, y las actualizaciones del sistema serán Over-The-Air.

Prueba Toyota bZ4X interior
Así es el interior del Toyota bZ4X. El volante y la instrumentación conforman un conjunto que recuerda al i-Cockpit de Peugeot

Para gustos, los colores, pero esas formas son muy japo. Esa columna tan hundida y con ese huecazo y un volante cuya posición recuerda mucho al i-Cockpit de Peugeot (muy respetable), no me hacen mucho tilín. 

Otra cosa es iniciar la marcha sin prisa pero sin pausa hasta el área de pruebas de offroad que Nasser Al-Atiyah tiene a las afueras de Barcelona y comprobar que la postura ideal se logra rápidamente, que el volante no molesta la visión y que cuando llegue en 2023 la versión de dirección por cable (sin accionamiento mecánico) con volante rectangular, el puesto de conducción tenga aún más sentido.

En cuanto a ayudas a la conducción, el Toyota bZ4X dispondrá a través del sistema Toyota Assist entre de Precollision, Intersection Turn Assistance, Emergency Steering Assit o Front Cross Traffic Assist.

Así funciona su motor y prestaciones

El Toyota bZ4X que estoy probando es la versión de tracción integral, con dos motores de 80 kW en cada eje  y potencia total de 217,5 CV y un par de 336 Nm) y en el paso por curva resulta muy estable y ágil, sobre todo gracias a la mayor rigidez de la carrocería y un centro de gravedad bajo, apoyado por las baterías en los bajos.

Cabe destacar que también habrá una versión del Toyota bZ4X con tracción delantera y un motor eléctrico de 150 kW, con unas prestaciones que abarcan los 160 km/h de velocidad punta y una aceleración de 0-100 km/h en 7,5 segundos, frente a los 6,9 de la variante 4x4.

La pregunta que surge es por qué la versión 4x4 y la de tracción delantera tiene prácticamente la misma potencia. Según me comentaron los responsables de Toyota, el motivo radica en que ante todo quieren que el bZ4X sea un coche eléctrico eficiente.

Comportamiento dinámico

La prueba comienza con un recorrido de una hora de duración más o menos, que combina tramos urbanos, autovía y carreteras de montaña y en plena cuesta –lo que se traduce en un consumo algo más elevado de lo que se homologará– lo cierto es que me llevo buenas impresiones del bZ4X.

Mientras que en los tramos urbanos el Toyota bZ4X se muestra tranquilo y eficiente, una vez que sale a carretera demuestra todo su potencial. 

Toyota bZ4X recarga
Las baterías del Toyota bZ4X, de 71,4 kWh, se recargan al 80% en 30 minutos de recarga a 150 kW

Pero lo más interesante de la jornada es probar sus aptitudes offroad, que para Toyota son en realidad una apuesta por la seguridad. Primero probamos el sistema X Mode (desarrollado junto con Subaru) bajando una cuesta pronunciada y que tras activar el Downhill Assist Control te olvidas de los pedales y solo tienes que controlar la dirección. 

Tras poner a prueba el Grip Control en una pista de tierra con curvas cerradas, someto al bZ4X a una prueba crucial: vadear un estanque. Con una profundidad de vadeo de hasta 50 cm, el bZ4X atraviesa el líquido elemento sin problemas y sin entradas de agua.

VIDEO

Así vadea el agua el Toyota bZ4X, el primer eléctrico de la marca

La última prueba de aptitud offroad es en una zona embarrada y muy húmeda. Primero una vuelta sin el X Mode activado, en la que demuestra que siendo suaves con el gas y controlando las inercias no hay obstáculo para el bZ4X. Aun así, con el X Mode activado en modo Deep Snow/Mud, el primer eléctrico de la marca pone de manifiesto que es un Toyota 100%.

Es más, en la primera vuelta por la pista con barro húmedo, si no hubiera frenado por orden del instructor para comprobar precisamente las bondades del sistema X Mode, lo cierto es que el Toyota bZ4X hubiera podido continuar su recorrido.

VIDEO

VÍDEO: Así se comporta en barro el eléctrico Toyota bZ4X

Un detalle que me ha llamado poderosamente la atención con respecto del X Mode es que los responsables de Toyota no lo han montado en el bZ4X para demostrar que tiene aptitudes offroad.

No, para Toyota se trata de un atributo de seguridad: quieren poner de manifiesto que el Toyota bZ4X es seguro en cualquier circunstancia, ya sea barro o con agua.

Precio/Rivales

Aún no se conocen precios del Toyota bZ4X, del que ya se admiten pedidos. Los responsables de Toyota sí contaron que las primeras unidades se empezarían a entregar en junio de 2022.

En cuanto a los rivales, el Toyota bZ4X llega a un mercado con unos cuantos gallos de cuidado, como el Volkswagen ID.3 o el Cupra Born, el Hyundai Ioniq 5 o el Kia EV6, sin olvidar el Renault Mégane e-tech que llegará en breve.

Conclusión

El Toyota bZ4X tiene todos los atributos para ser considerado un Toyota de verdad. 

Y además