Skip to main content

Prueba

Prueba: Skoda Octavia Combi RS 245. Al circuito en familia

Prueba del Skoda Octavia Combi RS 245
Nota

8

¿Un familiar con el espíritu del Golf GTI Performance? Aquí lo tienes.

Casi todos los motores de la factoría de Wolfsburgo están disponibles para el Skoda Octavia. Y ahora, también, el dos litros de 245 CV que lleva el Volkswagen Golf GTI Performance bajo el capó. Nos ponemos al volante. Prueba: Skoda Octavia Combi RS 245.

No es, como suelen acostumbrar en Skoda, un modelo especialmente barato. Supera holgadamente los 35.000 euros, y es por tanto más caro que el Golf igual de potente con cinco puertas. De acuerdo, al Volkswagen le falta el inmenso maletero del Octavia, lo que puede ser un elemento decisivo para algunos. A eso hay que añadir que en el Golf hay una enorme lista de extras con LED, llantas de 19 pulgadas o equipamiento en cuero y Alcántara que en el RS 245 vienen de serie.

Aceleración fulminante

Pero aquí, lo que realmente queremos comprobar, son las prestaciones y la capacidad de ofrecer diversión al volante de este coche familiar. ¿Es capaz de mantener el ritmo de todo un Volkswagen Golf GTI? En Skoda han decidido seguir su propia receta en cuando al tarado del chasis. En recta, pocas sorpresas: el Octavia pesa 80 kilos más que el Golf con el mismo motor, pero en aceleración de 0 a 100 km/h solo la cubre una décima más tarde, esto es, en unos notables 6,4 segundos. Pero si nos fijamos en el 0 a 200, es incluso el Skoda el que saca ventaja.

VÍDEO: ¡Mira cómo va este Octavia RS en circuito!

Típico de un turbo: el dos litros de cuatro cilindros siempre tiene una respuesta levemente retardada, pero una vez lanzado, la respuesta es poderosa y homogénea. El cambio de siete relaciones con doble embrague, en modo S, inserta fluido pero sin agresividad, y en modo manual es preciso y muy rápido. Solo el sonido, menos picante, se resiente respecto al compacto GTI. Con el chasis adaptativo opcional, lo cierto es que este Octavia se adapta muy bien a cualquier terreno.

En modo Confort tal vez se pasa de suave, pero en Sport adquiere más aplomo y un rodar más preciso, si bien se pasa un pelín de duro y esto produce que en curvas rápidas el temido subviraje aparezca demasiado pronto. Por eso, en nuestra opinión, la posición óptima es Normal, con la que el coche pasa por curvas con alegría y precisión, sin castigar a tus riñones.

Prueba del Skoda Octavia Combi RS 245

Hay que tener en cuenta que también hereda el diferencial con bloqueo mecánico para el eje delantero del Golf GTI Performance. Con sus 1:45,77 minutos en Sachsenring, este Octavia fue algo más de dos segundos más lento que el GTI, pero 0,16 segundos más rápido que su antecesor de 220 CV. Lo dicho: si le das valor a tener mucho espacio para equipaje sin renunciar a buenas sensaciones al volante y mucha fuerza bajo el pie derecho, esta es tu opción.

¿Quieres conocer toda la gama del Skoda Octavia? Aquí la tienes. 

Conclusión

Lo mejor

Entrega de potencia, aceleración, conducción en modo "Normal".

Lo peor

Modo "Confort" demasiado blando y modo "Sport" demasiado duro.

Y además