Skip to main content

Prueba

Prueba del Seat Arona TGI: ¡Dale gas!

Prueba del Seat Arona TGI

Seat da la bienvenida a un nuevo miembro de su familia de gas natural: En esta prueba del Seat Arona TGI de aclaramos si merece la pena optar por esta alternativa.

Este Seat Arona se presenta con un motor de tres cilindros y 90 CV. Ópticamente, casi no se diferencia del modelo de gasolina. Solo las letras TGI en el portón trasero proporcionan información sobre la mecánica que lleva debajo del capó.

También en el interior, el Arona es como sus hermanos de gama de Seat. Solo el grupo de instrumentos modificado distingue la versión de gas natural. Aquí, en lugar de la temperatura del agua de refrigeración, lo que ves es el nivel de los tanques de GNC. Con el Arona, Seat es el único fabricante que ofrece un modelo de GNC en el segmento de los SUV pequeños.

Conducción

Ya sea en versión de gas natural o gasolina, conducir un Arona siempre es divertido. Giro la llave y despierto al tricilíndrico de un litro. El modelo CNG tiene un sonido ligeramente similar al diésel, lo que hace que el Arona sea más ruidoso. La conducción de un GNC significa, por lo tanto, una ligera reducción del confort acústico.

Al arrancar, el GNC requiere pisarle un poco más que en su contraparte de gasolina. Por debajo de las 2.000 revoluciones, el motor es bastante perezoso. A partir de las 2.300 rpm, el español se anima y desarrolla su par máximo de 160 Nm.. El comportamiento de conducción se corresponde con el del Arona normal, lo cual es una buenísima noticia. El coche de prueba en su versión FR gira con agilidad y aplomo en los tramos de curvas, sin ser incómodo.

Prueba del Seat Arona TGI

Motor bivalente

Puede funcionar tanto con gas natural como con gasolina. La gasolina se mantiene solo como combustible de reserva para aumentar la autonomía.

Los tres tanques de acero del Arona contienen 13,8 kilogramos de gas natural comprimido, el tanque de combustible nueve litros. En conjunto, se debería llegar a una autonomía de aproximadamente 500 kilómetros (solo con GNC: hasta 360 km).

 

Y además