Prueba

Prueba del BMW M4 GTS: placer de conducir extremo

Aarón Pérez

22/04/2017 - 12:17

El M4 GTS no es solo una versión más potente basada en el M4 Coupé, es el mejor deportivo que ha creado BMW en la última década. ¡Inolvidable!

No te pierdas: Adiós al BMW M4 GTS, ¿cuántos se han hecho?

Ya han pasado unas semanas desde que probé el BMW M4 GTS. Ahora me toca plasmar las sensaciones y mi criterio sobre este deportivo. Y te aseguro que voy a disfrutar contándote todo lo que he sentido en este coche.  

Si sueles leer mis pruebas en AUTO BILD, sabrás que soy un seguidor de los productos de BMW. Esto no significa que todos sus coches me parezcan perfectos, también soy muy crítico cuando algo no me gusta: Odio el Serie 5 Gran Turismo. Hago esta justificación para decirte muy claro que el BMW M4 GTS es, junto con el BMW M2, lo mejor que ha hecho BMW en esta década. En la anterior, fue el BMW M3 E46 CSL y, ahora, el nuevo GTS quiere repetir la misma receta: muchas sensaciones y una conducción pasional. 

Hace unos años, fui uno de los pocos periodistas españoles que pilotó (nótese la diferencia con conducir) el BMW M3 GTS en el revirado Circuito de Ascari. ¡Brutal! Era como un coche de carreras, extremo y muy radical. El nuevo M4 GTS utiliza las mismas siglas, también es muy racing pero ofrece mayores concesiones al confort.

Vídeo: así es el brutal BMW M4 GTS en acción:

El M4 GTS no es un coche cómodo para un uso diario, lo pasarás muy mal en los pasos elevados que hay en las ciudades, ya que el splitter delantero tiende a rozar y la rumorosidad interior es elevada. Pero... ¿a quién le importa? Si quieres ir entre algodones te compras un BMW Serie 7 y no te gastas los casi 170.000 euros que cuesta este M4. El GTS es un coche del que solo se van a fabricar 700 unidades y es un vehículo que representa la apuesta por la innovación de BMW.

 El M4 GTS utiliza el mismo motor que los M3/M4. Pero gracias a una serie de modificaciones, entre ellas en la electrónica, y a la inclusión de un curioso sistema de inyección de agua vaporizada en la admisión (enfría la temperatura de los gases) se logra incrementar la potencia desde los 431 a los 500 CV. El par motor también crece: de 550 Nm a 1.500 vueltas a 600 Nm a 4.000 rpm. El momento el que entrega la potencia es muy significativo. Mientras que el M4 estándar lo hace a muy bajas vueltas, el GTS consigue su momento de fuerza máxima en la zona media-alta del cuentavueltas. Esto adelanta que se trata de un motor con un carácter muy deportivo. Un Ferrari 488 GTB, también con motor turbo, ofrece su par máximo a 3.000 rpm. 

En una carretera convencional es imposible llevar al límite el M4 GTS. Pero sí puedes hacerte una idea del excelente trabajo de los ingenieros de BMW M. La dirección es diferente a la de sus hermanos de gama y te ofrece más feeling. Es, sin duda, una de las mejores que he probado. Conseguir extraer la quintaesencia al M4 en una carretera de montaña solo sería posible si estuviera cerrado al tráfico y si fuera conducido por un piloto de rallys. ¿Recuerdas a Sergio Vallejo con el Porsche 911 GT3? La escena sería algo así, pero a más velocidad. 

Por ello decidí rodar en el Circuito del Jarama para completar mi prueba. Unos días antes estuve probando un BMW M3 y te aseguro que la diferencia es brutal. El M3 es un buen deportivo, pero el GTS es un coche de carreras con el que se respira precisión: una dirección perfecta, unos frenos incansables y una entrada en las curvas más cerradas sin presencia de subviraje. El cambio automático DKG hace que sea más sencillo pilotarlo a un ritmo más elevado, pero me pregunto: "¿Por qué no se han atrevido en BMW a ofrecer el GTS con un cambio manual?". En el modo de conducción M (el más deportivo de todos), el embrague se abre automáticamente cuando el coche comienza a derrapar de una forma extrema y, con todos los controles desconectados, te encuentras con un coche muy extremo que tendrás que ir domando y conociendo rodando en el Jarama, Ascari, Spa-Francorchamps y Nürburgring. ¡Qué bonita relación!

CONCLUSIÓN: un BMW m de colección

Solo se van a fabricar 700 unidades del M4 GTS, todas están vendidas y hay muchos aficionados a BMW M que, aunque tenían los 166.900 euros que cuesta, se han quedado con la ganas. El GTS es el mejor producto que han creado los ingenieros bávaros en la última década. Es un coche muy emocional, para clientes especiales que desean sentir la conducción al límite en un circuito. Pero tampoco es tan extremo como el anterior M3 GTS. En el M4 hay más concesiones al equipamiento y al confort de marcha. 

Lecturas recomendadas

Imagen de perfil de Aarón Pérez

Aarón Pérez

Colaborador

Apasionado de los coches desde que tengo memoria. Colaborador en Auto Bild.

Datos técnicos de

BMW M4 Coupe 2014 M4

BMW Serie 4 M4
  • Tipo de Motor

    Normal

  • Cilindrada

    2.979 cc

  • Par motor

    550 Nm /5.500 rpm

  • Potencia

    431 cv /7.300 rpm

  • Cambio

    Manual

  • Tracción

    Trasera

  • Capacidad maletero

    0 L

  • Aceleración 0-100

    4,3 s

  • Velocidad máxima

    250 km/h

  • Consumo oficial

    12,0/6,9/8,8 l/100km

  • Precio

    88.500

  • Garantía

    2 Años

  • Tipo de combustible

    -

Ver otros acabados de BMW Serie 4 Todo sobre BMW Serie 4

Buscador de coches