Logo Autobild.es

Jaguar F-Type Coupé R: belleza bestial

Su imagen impresiona. Sus cifras también: 550 CV, de 0 a 100 km/h en 4,2 segundos, 119.000 euros… El Jaguar F-Type Coupé R es el deportivo más bestia de la marca inglesa... y también, y seguro que para muchos, el más bello.

Hacía tiempo que no me lo pasaba tan bien en un vehículo de cuatro ruedas. Y es que es complicado encontrar un coche en el que las sensaciones a bordo te recuerden la inmediatez, la premura o la diversión que te puede proporcionar una moto. El Jaguar F-Type Coupé R lo ha conseguido.

Ya su presencia impone. Serán los faros con led integrados de luz diurna, serán los ensanchados pasos de rueda traseros, no lo sé. Pero es un coche que llama la atención. Y si lo arrancas, todavía mucho más. Su espectacular sonido ya impresionó a mi compañero Enrique Ruiz en su prueba del Jaguar F-Type descapotable. Pero el mismo motor, un V8 sobrealimentado, en esta versión Coupé, rinde 55 CV más hasta alcanzar los 550, y los decibelios son... digamos, de más calidad ‘racing’. Hasta cuenta con un botón en el salpicadero para incrementar este sonido. No tengo ninguna duda de que, su afortunado poseedor, lo tendrá activado la mayoría del tiempo. Y la radio, apagada.

Pero antes de contarte mis experiencias a bordo de esta maravilla, debo recordarte que, para llegar a materializar esta maravilla de la ingeniería, hay mucho trabajo detrás. Tanto como un chasis y una carrocería de aluminio que, en este caso, y gracias al techo, aumentan la rigidez del Jaguar respecto a la versión descapotable, en un 80%. Y eso se nota, sobre todo, en los virajes a alta velocidad. El F-Type Coupé R subvira menos y su aplomo es mayor, con lo que da más seguridad en cualquier circunstancia. Según la marca, la rigidez torsional es de 33.000 Newton metro por grado, lo que, me vais a perdonar porque no soy físico, pero debe ser mucho... Lo que sí entiendo pero que también me cuesta un poco asimilar, es que sus amortiguadores ajusten su dureza 500 veces por segundo. Esto sirve para que la firmeza a bordo no se torne dura y desagradable aunque sus muelles sean un 4% más rígidos que la versión cabrio, y se muestre bastante razonable con sus dos ocupantes, dejándoles disfrutar de sus increíbles prestaciones.

F-Type blanco trasera

Te las recuerdo. Este Jaguar F-Type Coupé R es capaz de alcanzar los 300 km/h y te puedo decir que no los he alcanzado, pero sí los 270. ¿Dónde? En la R3, camino de Valencia... que nooo, que es broma. Esta locura sólo se puede cometer en dos sitios: en una ‘Autobahn’ alemana o en un circuito, y ha sido en éste último escenario y más concretamente en el de Alcañiz y en su recta de 1,7 km. Y, en contra de lo que puede parecer, tras esta velocidad, el coche se detiene, y lo hace muy bien. Claro que sus frenos carbono-cerámicos cuestan algo más de 10.000 euros extra (van con llantas de 20 pulgadas de regalo, así que no te quejes) pero te permiten exprimir este coche como solo él se merece.

También te ayudarán en ésta ardua labor, otros dos ingenios mecánicos: su diferencial electrónico activo y el reparto de par en curva incluido en el sistema de frenada (‘torque vectoring by braking’). El primero actúa de una forma bastante precisa cuando se llega al límite de adherencia, pudiendo bloquear al 100% en 200 milisegundos. El segundo, frena las ruedas necesarias, que suelen ser las interiores al viraje, para que el giro sea más preciso e inmediato. Estos sistemas también pude probarlos en ejercicios específicos en mojado en la pista de karts de Motorland y contrarrestar el efecto subvirador del coche sin necesidad de la intervención del conductor. Para ello analiza el agarre del suelo donde se está rodando y lo ajusta a la demanda de potencia que el piloto necesite. La única duda que me queda es si la carretera tendrá la anchura suficiente para que el sistema pueda ayudar a ‘meter’ el F-Type en esa curva en la que se ha entrado demasiado fuerte. Y es que el Jaguar F-Type Coupé R es un tracción trasera que, todo hay que decirlo y para la cantidad de potencia que tiene, no la transmite nada mal al suelo. Aquí la tecnología tiene mucho que decir. Quitar los controles electrónicos es tener mucha confianza en el tacto de tu pie derecho y en que tu cerebro mande la orden de dosificación correcta para no acabar dándote la vuelta...

F-Type blanco delantera

Además, toda esta potencia y par (680 Nm) se transmite hacia una caja de cambios automática ZF de ocho velocidades con modo secuencial y levas tras el volante para que el disfrute se incremente. Su rapidez va acorde a la del coche. Y es increíble ver, y sentir, cómo circulando a 90 km/h en octava, pegarle un pisotón al acelerador hace que baje cinco marchas de golpe en menos de un segundo, para salir disparado como un verdadero cohete. Esto hace que en los adelantamientos, las referencias sean las mismas que si vas en una moto. Con el Jaguar F-Type Coupé R y su increíble potencia, además de su tremendo par de 680 Nm, las distancias no son las mismas.

F-type-alfredo

A bordo, su interior está a la altura que se esperaría de un coche de esta categoría. Los asientos delanteros también se han diseñado para proporcionar la máxima sujeción posible, sin resultar incómodos y, por eso, cuenta con ajuste eléctrico hasta en los flancos. El equipo de sonido se ha desarollado por Meridian y tiene tres posibilidades que van de los 380 a los 770 watios. El maletero, no es una cueva y, aunque Jaguar declara una capacidad de 407 litros, como que me resultan demasiados… por lo menos, dos maletas algo más grandes que un trolley de cabina de avión caben bien. Con un coche tan completo, no te extrañe que hasta el ex-entrenador del Real Madrid, Mourinho o el Príncipe Harry tengan uno.

¿Tiene algo malo este coche? Malo, malo, no, pero es muy mejorable la política de opciones y precios de la marca. No es de recibo que, en un coche que vale 119.000 euros (que, por cierto, llega en mayo) tengas que pagar 521 euros más por el encendido automático de las luces…
Pero no te quedes con este sabor amargo. Esta claro que su gran rival es el Porsche 911 Turbo S de 560 CV. Cuesta 104.000 euros más, y también es más eficaz en su dinámica y en la transmisión de la potencia al suelo gracias a la tracción integral, pero no alcanza las emociones que puede generar este Jaguar F-Type Coupé R. En los demás, al verlo y al oirlo y, sobre todo, en cualquiera que pueda convertirse en su afortunado conductor.

Conoce cómo trabajamos en Autobild.

Valoración

0

Su imagen impresiona. Sus cifras también: 550 CV, de 0 a 100 km/h en 4,2 segundos, 119.000 euros… El Jaguar F-Type Coupé R es el deportivo más bestia de la marca