Skip to main content

Prueba

Motor

Prueba del BMW 128ti, no es el más potente; es el bueno

BMW 128 ti 2021
Nota

8

¿BMW Serie 1 y diversión al volante? Desafortunadamente, no tanto como antes en la nueva generación. El equipo de Múnich ahora quiere acabar con esta muesca: con el 128ti todavía ligeramente camuflado, que pudimos probar en Nürburgring.

'Turismo Internazionale' fue la designación que BMW eligió para alguno de sus modelos más picantes. La saga la inició el 1800 ti en 1963 con su motor M118 1.8 de 110 CV. Tras él llegó el venerado y laureado 2002 ti. Y tras décadas desaparecido, la compañía alemana retomó las siglas 'ti' en el Compact, tanto en el de 'primera generación' con el 
BMW 323ti como en el de 'segunda' con el 325ti. Y desde entonces, desde el E46, no se han utilizado... Hasta la llegada del coche de la prueba, el BMW 128ti.

BMW 128 ti 2021

Sí, con el F40 -me refiero al código del BMW Serie 1 de 2019, no al Ferrari F40-, el guión de la 'película' cambió: atrás se dejó la propulsión y el motor longitudinal para dar paso a la tracción delantera y a la disposición transversal del propulsor. ¿Sacrilegio? No, porque después de probar esta versión deportiva puedo decir que BMW sigue creando coches divertidos de conducir como es el caso que me ocupa... entre manos.

A subasta un icónico BMW 2002 Turbo de 1974

El 128ti lo es, como anuncian los aditamentos del paragolpes y los adhesivos en rojo, las llantas de aleación de 18" y los faros oscurecidos BMW Individual Shadowline que no incorporan bastantes elementos cromados. Si te gusta pasar desapercibido, puedes pedirlo sin las pegatinas y las molduras o que las adopte en negro en los colores 'Melbourne Red’ y ‘Misano Blue. Asimismo, también equipa de serie el paquete M Sport de la gama, con unos paragolpes más deportivos y dos escapes circulares, uno a cada lado. Por imagen exterior no será...

BMW 128 ti 2021

Tampoco por interior, porque trae elementos exclusivos como pespuntes en rojo, la alfombrilla con el borde en el mismo color, la tapicería con el patrón ‘Race Red’ y el gran 'ti' bordado, en rojo, en el apoyabrazos central. Que éste no te ciegue para contemplar y tocar los buenos materiales y ajustes que incorpora. 

Pero lo importante de esta versión está en el motor y en el set-up que le ha sido otorgado. Respecto al primero, el BMW 128ti de la prueba equipa el 2.0 de cuatro cilindros de la firma potenciado hasta los 265 CV. Para que te hagas una idea de su rendimiento, es el mismo que monta el M135i, solo que con 41 caballos menos. Y a diferencia de éste, la báscula aclara que es 80 kilos más ligero al prescindir de tracción total. Recuerda esa máxima que dice: "mejor una kilo menos que un caballo más".

BMW 128 ti 2021

Arranco el coche y un sonido atractivo, ronco, sale por el escape. En los primeros metros y tras dos pisotones al pedal derecho me doy cuenta de lo que tengo entre manos: un coche con una aceleración sensacional. Desde solo 1.750 rpm tengo a mi disposición todo su par, que es de 400 Nm, y que se mantiene hasta las 4.500 vueltas, momento en el que despliega toda su potencia casi hasta el corte. Lógico que acelere de 0 a 100 km/h en solo 6,1".

De transmitir la potencia al eje delantero se encarga la transmisión automática Steptronic Sport, de convertidor de par, que no es tan rápida como una de doble embrague pero que en modo sport y yendo al corte, también te regala una serie de 'tironcitos' como los buenos deportivos. Y también, aquí llega uno de los puntos importantes de este coche, ayuda a dirigir la potencia y que no se pierda en curva un autoblocante mecánico Torsen. Por él y por la directísima y rapidísima dirección, es una gozada devorar curvas. Porque lo hace de forma efectiva, metiendo el morro sin apenas subvirajes. Por supuesto pone su granito grano de arena los neumáticos Michelin Pilot Sport 4 y la suspensión, que no es adaptativa, pero que ha sido recalibrada para mantener la carrocería, que, por cierto, va 10 mm más pegada al suelo, bien firme. 

BMW 128 ti 2021

Y de detenerlo se encargan los mismos frenos M Sport que el 135, que, además, vienen con las pinzas pintados en rojo y que cumplen con eficacia su cometido sin notar fatiga.  

La mayor parte de la prueba del BMW 128ti ha sido por las carreteras de la sierra norte de Madrid, las que aquí mi amigo Alfredo Rueda te recomendaba. Kilómetros y kilómetros de diversión, donde el comportamiento del coche ha sido de sobresaliente, aunque el consumo al corte, no tanto: 12 l/100. Lógico.... Pero no todo es entretenimiento al volante, porque también toca ir a trabajar, que quizá sea la parte menos divertida de la vida. Pues este 128 también sirve para moverse a diario, porque no es un coche incómodo ni su sonido es estremecedor, como sí lo es un Hyundai i30 N o un Civic Type R. Además, puedes moverte con un consumo medio de 7,3 litros y por carretera de 6,4. 

BMW M135i vs BMW M140i, duelo fratricida y temporal

Precio

Cuesta 43.700 euros, 10.300 euros más barato que el M135i y 7.300 más caro que el 120i, por lo que merece la pena asumir la diferencia.

Conclusión

Lo mejor

Prestaciones, comportamiento muy preciso en curvas, motor

Lo peor

Cambio algo burgués. Sin opción manual y sin suspensión adaptativa como sí tiene el Golf GTI.

Datos técnicos de

BMW Serie 1 2019 128ti

  • Tipo de Motor

    Normal

  • Cilindrada

    1.998 cc

  • Par motor

    400 Nm /1.750 rpm

  • Potencia

    265 cv /6.500 rpm

  • Cambio

    Automático

  • Tracción

    Delantera

  • Capacidad maletero

    1.200 L

  • Aceleración 0-100

    6,1 s

  • Velocidad máxima

    250 km/h

  • Consumo oficial

    6.9 l/100km

  • Precio

    43.700

  • Garantía

    3 años/200.000 km

  • Tipo de combustible

    -

Ver otros acabados de BMW Serie 1 Todo sobre BMW Serie 1

Y además