Skip to main content

Prueba

Prueba del Audi Q3 Sportback: Tendrá sus seguidores

Audi Q3 Sportback
Nota

8

Puede que el nuevo Audi Q3 Sportback sea muy parecido al Audi Q3, pero su línea deportiva y su mejorada dinámica va a contar con muchos adeptos.

En esta prueba del Audi Q3 Sportback, lo primero que me venía preguntando en el vuelo hasta Suiza es si tiene sentido en la marca, ya con el Audi Q3 como éxito de ventas. Y ya de vuelta, sigo teniendo mis dudas, aunque bien es cierto que el portfolio de la marca alemana se amplía y con el Sportback ofrecen un producto dirigido a quien busque algo más de dinamismo.

Este vehículo representa para Audi su primer crossover compacto, pero no te voy a aburrir con toda la información que ya te ofreció mi compañero David López en este artículo sobre el Audi Q3 Sportback.

Solo unas líneas generales del nuevo Audi antes de entrar en su prueba y unas matizaciones respecto a los motores que llegan a España y que la marca ha dado a conocer justo al publicar estas líneas. Lo más llamativo al verlo es su caída de techo y una silueta más deportiva. Crece en longitud 16 mm, disminuye su altura en 29 mm y se rebaja la altura al suelo. Cuenta con un difusor trasero con nervaduras verticales que le da más vistosidad a la zaga y podrá montar llantas desde 17 hasta 20 pulgadas.

Cuatro motores para abrir boca

Dos diésel y dos gasolina

En la presentación estática a la que asistió mi compañero, le dijeron que la gama inicial se iba a componer de un gasolina y dos diésel. Pues bien, ahora nos acaban de comunicar que también se incorpora el más pequeño de gasolina, con lo que la oferta mecánica disponible en octubre queda así:

El primero será el 1.5 TFSI denominado 35 TFSI, con 150 CV, desconexión de cilindros y cambio manual de seis velocidades (este es el que no iba a llegar en primera instancia). El segundo de gasolina será el 2.0 TFSI con denominación 45 TFSI, de 230 CV de potencia, tracción integral quattro y cambio S tronic. Los TDI son el 35 TDI de 150 CV y el 40 TDI Quattro de 190 CV. Más adelante llegará el 35 TFSI quattro de 150 CV con desconexión de cilindros que, en esta ocasión y con cambio automático S tronic, también llevará un sistema Mild Hybrid. También más adelante llegará el 35 TDI S tronic, esta vez con tracción integral quattro y con estas seis combinaciones se completará la gama.

Audi Q3 Sportback
Audi Q3 Sportback

A bordo, lo interesante está en las plazas traseras, en las que, a no ser que el pasajero mida más de 1,85 m, no tendrá ningún problema de espacio, incluso para la cabeza… Además, el Audi Q3 Sportback podrá desplazar la banqueta longitudinalmente 13 cm y también contará con un respaldo ajustable en inclinación en hasta siete posiciones. El portón de su maletero, de 530 litros, podrá tener apertura y cierre eléctricos.

Podrás observar la sobresaliente calidad habitual en la marca, junto a unos sistemas de asistencia cada vez más evolucionamos, como el asistente de conducción adaptativo que controla el entorno longitudinal y lateral del vehículo o una cámara de visualización del entorno de 360 grados.

Solo un par de horas al volante

Prueba 'light'

La prueba del Audi Q3 Sportback se desarrollaba por espacio de unas dos horas en las cercanías de la ciudad suiza de Basilea y ya solo en este tiempo me he podido dar cuenta del avance que representa en material de dinamismo respecto a su hermano el Audi Q3.

Seguro que, además de su rebajado centro de gravedad también influye mucho su dirección progresiva, la suspensión deportiva de serie o el Audi drive select, que ofrece seis programas de conducción (incluyendo el modo ‘offroad’) de serie. Para los busquen algo menos de deportividad, tranquilos, tendrán la suspensión confort disponible como opción sin coste.

Audi Q3 Sportback
Audi Q3 Sportback

El caso es que en esta rápida prueba, he podido probar el gasolina 45 TFSI y su refinamiento es lo más destacable. Suave, con muy pocas vibraciones y con un sonido que llega de forma muy suave al habitáculo, amén de la suave eficacia de su caja de cambios S tronic y, por supuesto, de una dirección agradable pero que transmite y guía al coche de forma sobresaliente.

A su lado, el 40 TDI de 190 CV se muestra, evidentemente, algo más perezoso, pero no mucho más. Igual pasa con su nivel de vibraciones y sonoridad, ya muy cerca de la versión de gasolina por su contención y su atenuada sensación en el habitáculo.

A nivel de chasis, el Audi Q3 Sportback se muestra seguro y aplomado en carretera, creo que más por la suspensión deportiva que incorpora de serie que por cualquier otro parámetro. Pero la diferencia con un Q3 normal tampoco me ha parecido como para que sea un argumento en tu decisión de compra. En esta decisión pesará y deberá pesar mucho más el diseño y la imagen que su comportamiento dinámico o mecánico. Pero en estas carreteras suizas, plagadas de tráfico y con constantes limitaciones de velocidad a 50 y 70 km/h, como puedes imaginar, debemos esperar a una prueba más a fondo para corroborar todas estas primeras sensaciones.

Varias versiones para elegir

Acabados y precios

Por un lado estará el acabado básico y por encima de él estaría un acabado Advance (que incluye equipamiento funcional); más arriba se ubicaría el S Line; y como tope de gama, el Black Line Edition que incluye diversas mejoras estéticas.

Las primeras entregas del Audi Q3 Sportback se iniciarán a partir de otoño. El precio para la versión 35 TFSI parte de los 39.220 euros, mientras que el 35 TDI arranca en los 40.690 euros. El 45 TFSI quattro S tronic tiene un precio de 50.660 euros.

Conclusión

Lo mejor

Refinamiento de sus mecánicas, calidad general, estética deportiva

Lo peor

Precio algo elevado, visibilidad trasera, solo tres motores inicialmente

Y además