Skip to main content

Práctico

Motor

VW Transporter de segunda mano: ¿interesa comprar uno al precio al que está?

vw-t6_transporter_frontal
Aunque te parezca extraño, aquí también se paga 'la marca'...

Este ha sido el verano de las furgonetas. Y de todos los inventos posibles para hacerse con un vehículo comercial de cualquier marca y tratar de pasar unas vacaciones en las que plantarse en la playa o en la montaña para tener el mínimo contacto posible con el resto de la humanidad. Y claro, los precios se han disparado. Así que ahora, pasado este periodo, nos planteamos algo importante. Si, por ejemplo, escogemos una referencia en el sector como la gama de VW y nos centramos en el VW Transporter de segunda mano: ¿interesa comprar uno al precio al que está?

Especial megunda mano y ocasión

Pues es una pregunta que nos están haciendo llegar muchos usuarios de cara a la vuelta al cole, al trabajo... Y hay que tener en cuenta muchos factores para contestarla.

Vídeo: VW Bulli ¡eléctrica!

Así que vamos a darte unas ideas para que puedas echar números con datos reales y objetivos antes de dejarte llevar por el 'calentón' de una unidad nueva u otra de segunda mano. ¡Vamos allá!

Un nombre confuso

Lo primero es aconsejarte que mires en nuestra sección de coches nuevos y en el apartado de segunda mano dónde se sitúa este vehículo. Porque el VW Transporter es 'la furgoneta' más famosa de VW, sí. Pero hay que estar algo puesto en el asunto para diferenciarla de sus hermanas mellizas. Así que lo primero que tienes que tener claro es que, entre todo lo que veas por ahí en Internet, el fabricante alemán distingue hoy día entre: 

  • VW Transporter: es la 'furgoneta' como tal que está orientada al transporte de mercancías y es también la que sueles ver con la parte trasera panelada en chapa. De este nombre oficial vienen las denominaciones T1, T2, T3... T6, para denominar las distintas generaciones del modelo. Ahora van por la T6. Y por si fuera poco, en plan genérico, desde las clásicas, también se conoce esta legendaria furgoneta como la VW 'Bulli'.
  • VW Crafter: sería la máxima expresión en capacidad de carga de la Transporter.  
  • VW Caravelle: está más orientada al transporte de personas, por lo que suele distinguirse exteriormente por una superficie acristalada mucho mayor. Su público son familias numerosas, empresas de transporte de viajeros... Y, lógicamente, los acabados disponibles varían mucho en función de si el cliente busca algo más lujoso o más funcional -que incluso le permita prescindir de algunas plazas para aumentar la capacidad para el equipaje-.   
  • VW Multivan: dentro de esta gama para uso como 'coche' tipo 'premium', pretende ser un paso más en lujo y prestaciones, además del espacio superior que ofrecen este tipo de vehículos respecto a un turismo convencional. 
  • VW California: es la que pretende seducir a quienes quieren viajar con ella con todas las comodidades. Sería la que viene más camperizada, incluso con elementos ya homologados como la cocina, el aseo... Y también está pensada para dormir en ella. 

Además, a la hora de configurarlas, ten en cuenta que las primeras las puedes elegir con diferentes tipos de longitud, en función de tus necesidades. 

Precios de las furgonetas VW nuevas

Como podrás imaginar, los precios van en función son directamente proporcionales a lo que traigan de serie, a la base del vehículo, con lo que la más cara es la VW California, que parte de los 59.370. Después está la VW Multivan, por 44.645; la VW Caravelle, a partir de los 38.050 euros. Y finalmente, tenemos la VW Crafter, desde 37.705, y la VW Transporter, que arranca en los 31.435 euros, concretamente, la 6.1 Furgón Batalla Corta 2.0 TDI 110 CV 5 velocidades.

Además, las clásicas T1 y T2 (las de los 'hippies', para entendernos) ya se han puesto por las nubes, a pesar de sus limitadas prestaciones con motor de VW Escarabajo en disposición trasera. Y la T3 (ya con motor delantero, foto inferior) está subiendo también demasiado y es más para el ocio esporádico que para un uso diario por obligación.

Volkswagen Transporter 70 aniversario
Volkswagen Transporter T3

Pueden empezar a pedirte por algo decente unos 12.000 euros y subir hasta lo que cuesta una Transporter nueva si se trata de una unidad ya camperizada y en muy buenas condiciones.  

VW Transporter de segunda mano: ¿merece la pena al precio al que está?

Para seguir respondiendo a esto, lo primero que tienes que determinar es el tipo de uso que vas a hacer de ella. Así, es recomendable distinguir entre: 

Uso particular, de ocio 

Si sólo la vas a usar de vez en cuando, como segundo o tercer vehículo, para un uso particular o de ocio, quizás sí que convenga una VW Transporter de segunda mano. En primer lugar, porque el precio de partida será más fácil de amortizar y tendrás un vehículo equivalente al nuevo por unos 5.000 euros menos, como poco. 

Es más, en esta tesitura, quizás sería recomendable irte a una generación anterior. Aunque ya sabes que enseguida tendrás que pasar ITV y que, si está homologada como 'comercial' y no como 'turismo', deberás pasar por la inspección obligatoria cada menos tiempo. 

Cuándo pasar la ITV

Este tipo de furgonetas se han disparado de precio este verano porque permitían cargar materiales, ir a por un mueble voluminoso a Ikea o pasar la noche dentro con un saco de dormir y alguna cosa más.

No están concebidas para esto último, pero han supuesto toda una inversión para muchos en tiempos de Covid-19. Y pasado el verano, hasta las próximas vacaciones e Navidad (o si me apuras, hasta las de Semana Santa), lo suyo es que bajen de precio bastante. 

vw-t6_transporter_cockpit
VW Transporter
vw-t6_transporter_carga
VW Transporter

Y si quieres que la operación de buscar una salga redonda, has de tener en cuenta elementos como: 

  • El espacio de carga: que no esté demasiado deteriorado, especialmente, si piensas dormir esporádicamente dentro. 
  • Que no haya tenido una vida demasiado dura en cuanto a trapecios y suspensiones
  • Óxido: el gran enemigo de este tipo de vehículos, por el trato recibido y lo propensos que son por tamaño a dormir a la intemperie. 
  • Kilometraje: es el otro gran tema que tienes que tener en cuenta ante cualquiera de los miembros de esta familia. En el caso del VW Transporter de segunda mano, para saber si interesa comprar uno al precio al que esté en un anuncio que encuentres, has de valorar que es un vehículo pensado para hacer muchos kilómetros, está claro. Pero la buena noticia es que si están hechos por carretera pueden haber hecho menos mella en todo el conjunto que si han sido por ciudad. A todos los efectos. Y, cómo no, este factor también debes mirarlo en sentido simétrico: ¿cuántos piensas hacerle tú? Si son muchos, a lo mejor sí que tienes que plantearte estrenar vehículo...  

Uso profesional

Como sabrás, si te planteas un vehículo para trabajar de cara a la nueva temporada, los números son lo primero. Así que lo más asequible será buscar una VW Transporter batalla corta y que te sea útil en cuanto a tus necesidades específicas.

Si encuentras algo de 'kilómetro cero', podrías conseguir una rebaja considerable, por supuesto. Pero quizás, una VW Transporter de segunda mano, (la T6, en la galería superior) no te merecería la pena al precio al que están si el ahorro no es de unos 5.000 euros o más, antes de plantearte una equivalente de la generación anterior (la T5 -bajo estas líneas-), porque la T4 ya es demasiado antigua aunque mucho más económica, mientras que la T3 ha subido demasiado porque ya es considerada clásica). 

Volkswagen Transporter T5

¿Por qué? Porque si le vas a hacer muchos kilómetros, lo más probable es que sea más recomendable invertir un poco más en una nueva y beneficiarte de todo lo que supone esto: garantía oficial del fabricante, mayor eficiencia, mejores consumos, seguro a todo riesgo más aprovechable, menor riesgo de reparaciones a corto plazo, sin ITV a corto plazo... E incluso la posibilidad de poder optar a una financiación del propio concesionario para comparar las condiciones respecto a un préstamo personal o un crédito bancario de cualquier otro tipo.    

Y además