Skip to main content

Patrocinado por:

Práctico

Mantenimiento del Volvo XC60: aprende a cuidar tu coche en solo 5 pasos

¿Volvo XC60 o Mercedes GLC? opinion interior lujo suv

Al final, todo se resume en llevar el coche al taller cuando le tocan las revisiones...

Te acaban de entregar tu flamante Volvo XC60. Brilla por dentro y por fuera y tú piensas: "ojalá dentro de un tiempo siga estando igual de impecable". Puede estarlo, todo depende de cómo lo trates, si sigues a rajatabla (más o menos) estas cinco claves de mantenimiento del Volvo XC60, su brillo durará mucho más tiempo.

Y no te será muy difícil ya que el XC60 es un coche que casi se cuida solo. Lo hace gracias a la aplicación Estado del Vehículo que muestra en la pantalla de información y alertas sobre el estado del coche y cuando debe pasar por el taller. También permite concertar cita con un centro de reparación autorizado.

1. Cambio de aceite del Volvo XC60

Como en cualquier coche, el cambio de aceite es una de las operaciones de mantenimiento más importantes. Prolongar en exceso la vida útil del aceite del motor o circular con un nivel excesivamente bajo puede dañar seriamente la mecánica.

¿Cuánto te costaría reparar o hacerle el mantenimiento a tu coche? Descúbrelo aquí.

En su manual de servicio, Volvo aconseja el uso de aceite Castrol Edge Professional. Si se utiliza un lubricante de calidad inferior o viscosidad diferente, la marca no se responsabiliza de que puedas mantener los plazos establecidos; tampoco de que fallos en la capacidad de arranque, el consumo de combustible y las emisiones contaminantes. Sí puedes usar aceite de calidad superior.

El Volvo XC60 incorpora varios sistemas que alertan de que el nivel o la presión del aceite del motor no son los adecuados. Algunas variantes de motor están provistas de un sensor de presión de aceite que lanza el símbolo de advertencia de baja presión de aceite en el la pantalla del conductor. Otras variantes disponen de sensor de nivel de aceite, que avisa con un testigo luminoso  y con textos en la pantalla. Algunas variantes tienen los dos sistemas. 

Desde Volvo aseguran que "no es necesario adoptar medidas referentes al nivel de aceite de motor hasta que aparezca un mensaje en la pantalla del conductor".

2. Cambio de filtros del Volvo XC60

Vayamos por partes...

  • El filtro del habitáculo es el encargado de dejar fuera todas las impurezas del aire (también se conoce como filtro antipolen). Es por eso que desde la marca advierten que en el caso de aquellos conductores que circulan de forma habitual por zonas expuestas a alta contaminación pueden necesitar un cambio de filtro más frecuente.
  • El filtro del aceite tiene la función de filtrar todas las impurezas para evitar que estas pasen a los elementos mecánicos y terminen por dañarlos.
  • Al hablar del filtro de partículas hay que distinguir entre las versiones diésel y las gasolina; en ambos casos este elemento es el encargado de depurar los gases de escape. El Volvo XC60 es capaz de vaciar y regenerar por sí mismo el filtro de partículas, cuando hace esta operación es posible percibir un olor a quemado, también es posible notar una pérdida de potencia y un aumento del consumo de combustible transitorios. Esta función se activa de manera automática cuando el sistema considera que se dan las condiciones necesarias.

La marca establece intervalos aproximados de cambio tanto por kilometraje como por tiempo. Ten en cuenta que no son iguales para todos los conductores ya que influye mucho el modo de conducción.

3. Mantenimiento del sistema de frenos

Como elemento clave de seguridad, Volvo recomienda vigilar de forma periódica el desgaste de los componentes del sistema de frenos

El manual de usuario establece los intervalos de revisión aconsejables. También recuerda que los forros y los discos de freno nuevos y cambiados desarrollan su capacidad máxima de frenado después de unos cien kilómetros de rodaje y que esto se puede compensar pisando el pedal de freno con mayor fuerza. Volvo recomienda montar solamente forros de freno autorizados.

Un testigo luminoso alerta de que el nivel del líquido de frenos es más bajo de lo recomendado. Mientras que si se mantiene encendida durante más de dos segundos la luz del ABS significa que hay un error (el coche seguirá frenando, pero sin la ayuda del ABS).

Si se encienden al mismo tiempo los testigos de avería de los frenos y avería del ABS, puede haberse producido una avería en el sistema de frenos. En este caso, el fabricante recomienda

  • Si el nivel del recipiente de líquido de frenos es normal en esta ocasión, conducir con cuidado hasta el taller más próximo para el control del sistema de frenos (mejor si es un taller autorizado).
  • Si el líquido de frenos se sitúa por debajo del nivel mínimo del recipiente, no deberás seguir conduciendo el vehículo sin haber repostado líquido de frenos. Después hay que pasar por el taller para encontrar el motivo de la pérdida de líquido de frenos.

4. Mantenimiento de las cámaras y sensores

Mención aparte merece el mantenimiento recomendado por el fabricante para que todas las cámaras y sensores que monta el Volvo XC60 funcionen correctamente.

  • La cámara de aparcamiento tiene sensores colocados junto a la placa de matrícula posterior, a la rejilla delantera y al lado de ambos retrovisores exteriores. Hay que limpiar regularmente las lentes con agua tibia y champú especial.

  • Sensores de BLIS. Están situados dentro de cada esquina de los guardabarros o parachoques y los utilizan también las funciones Cross Traffic Alert (CTA) y Rear Collision Warning. Para que funcionen de forma óptima, es importante mantener limpias las superficies delante de los sensores y no fijar objetos, celo ni adhesivos sobre ellos.

  • Los sensores de aparcamiento necesitan también una limpieza periódica con agua y champú suave (especial para automóviles). Si quedan cubiertos por hielo o nieve hay que retirarla con cuidado.

  • El mantenimiento recomendado para la unidad de cámara y la unidad de radar pasa por mantenerlos libres de suciedad, hielo y nieve y lavarlos de forma periódica con agua y un champú de carrocerías. De no hacerlo, podría reducirse su capacidad e imposibilitar la medición; también podría dar lugar a que algunas funciones pierdan capacidad, se desconecten por completo o respondan de forma incorrecta.

5. Años de garantía

Volvo ofrece dos años de garantía sin límite de kilometraje en todos sus modelos. Pero tiene también un servicio de extensión de garantía que permite ampliar esta cobertura durante 12, 24 ó 36 meses (también sin máximo de kilómetros a recorrer en ese tiempo). El servicio Volvo Car Extension se puede contratar en los 24 meses siguientes a la compra (es decir, antes de que finalice la garantía oficial) o no se hayan recorrido más de 60.000 kms.

Los precios son:

  • 455 euros para la extensión de garantía de 12 meses
  • 909 euros para la extensión de garantía de 24 meses
  • 1.508 euros para la extensión de garantía de 36 meses

Ya que has llegado hasta aquí... ¿te gustaría saber qué reparaciones o mantenimiento deberías hacerle a tu coche actual? Introduce aquí abajo tu matrícula y te lo diremos al instante con un precio totalmente cerrado.

Lecturas recomendadas