Patrocinado por:

Práctico

Cómo comprobar el líquido de frenos

Rodrigo Fersainz

08/05/2013 - 17:39

Saber cómo comprobar el líquido de frenos es básico para la seguridad, porque si se pasa de fecha, puedes tener un disgusto. Te contamos cómo se hace.

En pleno invierno, AUTO BILD hablamos de neumáticos, anticongelantes, conducción en firmes resbaladizos... Pero, ¿qué hay de otros elementos como el líquido de frenos? Pues también  caduca y tanto en verano como en los días de frío hay que mantenerlo bajo control. Entonces, ¿cómo se comprueba el líquido de frenos?

Lo malo es que, en caso de que haya anomalías en este sentido, no te va a avisar la ITV, salvo que en el momento de la Inspección, algo gordo pase. En otras palabras: los operarios suelen ser muy quisquillosos con la efectividad y el reparto de la frenada, pero no tanto con el estado de los latiguillos (salvo que pierdan fluido a chorros) o con que haya burbujas de aire en el circuito. Los defectos en discos, pinzas y zapatas de freno suelen llamar mucho más la atención.

cómo comprobar el líquido de frenos

En la jeringuilla hay 5 mm de líquido de frenos para hacer la prueba de ebullición.

Sin embargo, aquí viene el bombazo: ¡un líquido de frenos en mal estado te puede costar la vida! El potingue absorbe agua. El problema está en que el líquido elemento hierve a 100 grados a nivel del mar y el de frenos lo hace a 200 grados. De ese modo, cada gota de humedad del ambiente reduce el punto de ebullición. En la montaña, la cosa se pone todavía más peliaguda, ya que el agua empieza a hervir antes debido a la baja presión atmosférica y eso puede tener unas consecuencias nefastas: si se origina demasiado calor al frenar, la temperatura del fluido aumenta demasiado. Para colmo ¡se calcula que el 23% de los coches van por ahí con un líquido de frenos caducado!

Para cerciorarnos de forma más empírica de todo lo aquí expuesto, hemos decidido mirar debajo del capó de diez vehículos y los hemos analizado con una jeringuilla (instrumento más apropiado que nuestra habitual lupa). Lo más descorazonador de todo es que casi ninguno de sus dueños sabía cuándo había sido la última vez que había cambiado el líquido de frenos...

temperatura líquido de frenos

Cómo detectar problemas en el circuito de frenos

Reparar los frenos es algo que conviene dejar en manos de tu mecánico. No obstante, quien está todo el día al volante de tu coche eres tú, por lo que debes estar muy atento a cualquier anomalía. ¿De qué manera? ¿Cuáles son las más frecuentes?

Un chirrido al pisar el pedal:

Lo más probable es que las pastillas de freno estén desgastadas y los avisadores metálicos de las pastillas choquen contra los discos. Una rueda se calienta mucho más que la otra: todo apunta a que el freno se haya atascado. Las pastillas no se separan de los discos (o las zapatas, de los tambores).

El coche se va de lado:

Hay un fallo en el repartidor de frenada o algunos elementos no se desgastan por igual. Tacto esponjoso o exceso de recorrido del pedal: el circuito hidráulico puede no ser estanco, con pérdida de líquido por los latiguillos o burbujas de aire.

Así se comprueba el líquido

El test del punto de ebullición del fluido que discurre por el circuito de frenos dura solo cinco minutos, un corto pero importante periodo de tiempo para que el sistema funcione con seguridad. Se toma algo del líquido del depósito del cilindro de freno principal y se pasa por el analizador. Todavía más rápido es utilizar un ‘stick’ en forma de semáforo: si se pone verde, quiere decir que todo está bien; pero si se pone rojo, el resultado es que hay que cambiar el líquido. Nuestra prueba ha demostrado que sus propietarios han pasado poco por el taller para comprobar el nivel del líquido de frenos, sobre todo, en el caso de las unidades más antiguas. Y en cambio, para la mayoría de ellos, una de las operaciones de mantenimiento más 'populares' era cambiar el aceite del motor.

cómo comprobar el líquido de frenos

Una pequeña porción de líquido de frenos se pone a hervir en el aparato de prueba para medir la temperatura exacta a la que esto sucede.

La furgoneta Volkswagen, con un punto de ebullición del líquido del 134 grados, tenía una proporción de agua muy alta en el circuito de frenos, así que le tocaba pasar por el taller urgentemente, pues pisar el pedal central a fondo a mucha velocidad podría significar que el líquido se pusiera a hervir. Sustituirlo no es una operación cara, pues suele rondar los 40 euros, en función del modelo. La periodicidad se marca entre los dos y los tres años.

líquido de frenos coches

*Año en el que el coche cambió de titular y desde el que no se ha sustituido el líquido de frenos.

Lecturas recomendadas

Imagen de perfil de Rodrigo Fersainz

Rodrigo Fersainz

Redactor jefe de Reportajes, Competición y Motos

Coches, motos, lavadoras, marcapasos... Pruebo todo lo que pase por mis manos ¡y siempre, a la carrera!

Encuentra lo que necesitas para tu coche

Todo tipo de accesorios

Piezas específicas para tu coche

Productos para su cuidado

Selecciona una categoría:

Buscador de coches