Skip to main content

Patrocinado por:

Práctico

Coche eléctrico

EV, BEV, PHEV... ¿qué significan las siglas de los coches eléctricos?

Siglas coche eléctrico

¿Qué diferencia hay entre un PHEV y un FCEV? ¿Es lo mismo un BEV que un HEV? No te agobies, te lo contamos muy clarito

Si te vas a comprar un coche eléctrico o simplemente quieres presumir de estar muy al día en esto de los vehículos enchufables es imprescindible que sepas que un HEV no es un PHEV al que han olvidado poner la primera letra.

Los 10 coches eléctricos con más autonomía del mercado

Los fabricantes gustan de acortar los términos largos y utilizar acrónimos para identificar modelos, versiones, sistemas (echa un vistazo a este glosario de siglas de sistemas de seguridad)... y aunque esto es de agradecer, en muchas ocasiones se convierten en un acertijo que ni los más avispados son capaces de resolver (sin ayuda).

"Si no sabes, pregunta a los que saben", decía mi abuela. Y eso es lo que hemos hecho, recurrir a los que más saben de coches eléctricos para explicarte qué significan las siglas que los acompañan.

Las vemos una a una.

BEV (Battery Electric Vehicle)

Los BEV son los eléctricos puros; coches propulsados por uno o varios motores eléctricos (normalmente varios) que consumen la energía que se almacena en las baterías.

No tienen otro modo de propulsión, de manera que una vez agotada la carga de las baterías es necesario conectarlos a un punto de carga mediante un enchufe para volver a circular.

Modelos como el Nissan Leaf, el Renault ZOE (el coche eléctrico más vendido de España) o el VW e-Golf son BEV.

HEV (Hybrid Electric Vehicle)

La traducción literal de Hybrid Electric Vehicle es Vehículo Eléctrico Híbrido, es decir, los híbridos convencionales o híbridos no enchufables.

Los HEV son los coches que combinan uno o varios motores eléctricos con otro de combustión interna (puede ser diésel o gasolina; la mayor parte de los fabricantes se decantan por lo segundo).

Los coches híbridos no enchufables pueden circular en modo cien por cien eléctrico, pero su autonomía es muy limitada y en el momento en que alcanzan una determinada velocidad entra en funcionamiento el motor de combustión.

Las baterías que alimentan la parte eléctrica se recargan gracias al sistema de recuperación de energía durante la frenada.

El Toyota Prius o el Kia Niro son algunos de los coches híbridos que conoces.

Coche híbrido o gasolina: ¿qué interesa más?

PHEV (Plug-in Hybrid Electric Vehicle)

Aquí entran modelos como el Toyota Prius Plug-in o el Mitsubishi Outlander PHEV, por poner un par de ejemplos.

Al igual que los HEV, los coches híbridos enchufables funcionan con un motor de combustión y uno o varios eléctricos. 

La diferencia es que mientras los híbridos no enchufables (los HEV) recurren al sistema de recuperación de energía durante la frenada, los PHEV cuentan con un paquete de baterías que se recargan conectándolo a un punto de recarga (exactamente igual que los coches eléctricos, los HEV).

La ventaja de este tipo de híbridos es que aúnan lo mejor de ambos mundos. Pueden funcionan en modo puramente eléctrico durante 50 kms (más o menos, porque la autonomía depende del modelo); si recorrido ese espacio no puedes recargar las baterías, entra en funcionamiento el motor de combustión.

En ciudad, los híbridos enchufables funcionan la mayor parte del tiempo en modo eléctrico, por eso su consumo es mucho más reducido.

FCEV (Fuel Cell Electric Vehicle)

Tras las siglas FCEV se esconden los coches de pila de combustible (el gran referente es el Toyota Mirai).

Los FCEV consiguen tienen motores de eléctricos que consiguen su energía del hidrógeno. El hidrógeno se reposta en puntos de carga especiales y se convierte en carburante mediante un proceso de oxidación (por contarlo de manera muy resumida).

La oferta de coches de pila de combustible es muy reducida. En España solo se puede comprar el Hyundai ix35 Fuel Cell y bajo pedido. 

MHEV (Mild Hybrid Electric Vehicle)

Los MHEV son sistemas semihíbridos, es decir, coches con un motor de combustión tradicional que cuentan con el apoyo de otro eléctrico que le ayuda a mejorar la respuesta del tren de potencia. También tienen freno regenerativo y Start-Stop.

Un ejemplo es el Audi A8 (en todas sus versiones).

Lecturas recomendadas