Prueba

Prueba: Toyota Mirai, se acerca a Europa

Luis Meyer

13/10/2015 - 10:45

Funciona como cualquier coche, tiene 483 kilómetros de autonomía y no emite CO2. Aquí tienes la primera prueba del Toyota Mirai, cuya versión europea está cada vez más cerca.

Toyota lleva la pila de combustible a la gran serie. En Japón ya han empezado a vender este año su modelo de hidrógeno; en 2016 llega a Europa y Estados Unidos. El nombre le va al pelo: la berlina compacta se llama Mirai, que en japonés significa futuro. Un futuro sin emisiones. Esta es la prueba del Toyota Mirai

Desde luego, por fuera es un coche muy poco convencional, con sus enormes entradas de aire su musculoso lateral y esa zaga que parece la cubierta de un catamarán. La versión europea monta una parrilla trapezoidal y dos entradas de aire en los laterales de un paragolpes que integra luces LED. En conjunto, todo hay que decirlo, es atractivo, aun con lo arriesgado de la propuesta. Una vez que entras dentro, te sientes como en un Prius modernizado. Las pantallas son un poco más grandes, el ambiente general es algo más refinado y los botones táctiles de la consola central van acorde con el estilo iPad, cada vez más frecuente. Pero en definitiva, es un Toyota con todo lo que eso implica: plásticos sin demasiado colorido, asientos de corte sobrio y un freno de mano que se activa con el pie, detalles, al fin y al cabo, que no con muy del futuro.

Al igual que en el Prius, en esta berlina de 4,90 metros irás desahogado delante, pero algo estrecho detrás, sobre todo en la zona de las rodillas y la cabeza. El maletero cubica 450 litros. Un cifra estimable, si tenemos en cuenta toda la tecnología que lleva el Mirai debajo de la carrocería. Junto al motor eléctrico, la centralita electrónica y la batería de níquel se añaden dos tanques de 120 litros para cinco kilos de hidrógeno y una zona de celdas colocadas en línea integradas en la pila de combustible. Por eso es una proeza que el espacio interior esté en la media de los coches convencionales.

Ya en marcha, el Toyota Mirai se siente como un coche eléctrico. Concretamente, como un Toyota Prius plug-in.

El motor eléctrico rinde 155 CV en el eje delantero, y 335 Nm de par. De entrada tiene pegada, pero al final requiere más tiempo para acelerar que su hermano japonés. Con todo, requiere menos de 10 segundos para pasar de 0 a 100 km/h. Y la velocidad máxima es de 178 km/h, lo que le permite rodar sin muchos apuros por el carril izquierdo de las autovías alemanas. A pesar de sus 1,9 toneladas de peso, el Mirai tiene un rodar alegre y no se inclina en exceso en las curvas, .

Pero la principal diferencia respecto a otros coches eléctricos la vemos en cuanto dirigimos la mirada al ordenador de abordo: la autonomía. Y es que mientras un coche eléctrico difícilmente supera los 200 kilómetros sin pasar por un enchufe, el nuevo Toyota Mirai es capaz de recorrer 500 kilómetros sin repostar. Y lo mejor: Toyota promete un tiempo de solo cinco minutos para llenar los tanques del todo.  

Un coche bastante redondo, y que da una lección al resto de la industria con sus cero emisiones. Pero hay un escollo que impedirá que sea un superventas: su precio. Está claro que los japoneses quieren recuperar los millones invertidos en una tecnología tan avanzada.

Y una curiosidad, Toyota asegura que el Mirai es capaz de arrancar a 22 grados bajo cero.

Lecturas recomendadas

Todo sobre Toyota

Toyota

Modelos de Toyota más populares

Ver todos los modelos

Buscador de coches