Skip to main content

Práctico

Contratar vehículos sustitución: descubre todo lo que necesitas saber

vehículo sustitución

La finalidad de esta cobertura es garantizar la movilidad del asegurado, mediante un vehículo de sustitución mientras el suyo esté reparándose en el taller.

La cobertura del vehículo de sustitución nace de la idea de que el asegurado disponga de un coche de sustitución en caso de que el suyo se encuentre reparándose en el taller. Otra opción, sería ofrecer una indemnización para que el usuario pueda pagar sus desplazamientos mediante otros medios de transporte como taxis, autobús, tren, etc.

CONCEPTO

Contratar esta cobertura significa que el usuario tendrá derecho a que si compañía le ponga un coche de sustitución o indemnizará con una cantidad de dinero para pagar sus desplazamientos mientras su vehículo este en el taller de reparación.

Cuándo tengo derecho a un coche de sustitución

Para que esta cobertura tenga efecto, será necesario además de tenerla contratada, que el coche esté en taller a causa de un siniestro, o lo que es lo mismo, por haber tenido un accidente.

No se tendrá derecho esta cobertura cuando el coche está en el taller a consecuencia de una avería o por mantenimiento.

Una vez sabemos cuando tenemos derecho a un vehículo de sustitución, queda saber donde, como y cuanto va a recibir el usuario. Para analizarlo vamos a dividir la letra pequeña en dos partes:

  • Condiciones.
  • Dónde, cómo y cuánto.

LA LETRA PEQUEÑA I “CONDICIONES”

Ya hemos visto que esta cobertura solo es de aplicación cuando se ha producido un siniestro o accidente, y nunca cuando se ha producido una avería o el vehículo está en el taller por una revisión de mantenimiento.

Un siniestro puede ser causado por:

  • Haber recibido un golpe de un tercero sin ser culpables.
  • Que el vehículo haya sido robado y tenga desperfectos cuando se haya recuperado.
  • Que haya ocurrido un accidente del que el asegurado es culpable, etc.


Los accesorios del coche, en un seguro

El vehículo en todos los casos irá al taller aún siendo el origen del siniestro y quien lo paga muy diferente. La cuestión es saber qué derechos genera esta cobertura en cada uno de los casos. Para saberlo tendremos que examinar las Condiciones Generales de la póliza. Algunas posibilidades son:

  • Sólo tiene derecho a esta cobertura si es por culpa del asegurado y tiene la cobertura de daños propios contratada.
  • Tiene derecho a esta cobertura por las mismas razones que el apartado anterior, pero además también si hay un tercero culpable.
  • Las mismas razones que el apartado anterior, pero además también si es a consecuencia de un robo, y tiene contratada en su póliza la cobertura de robo...

No hay una norma establecida, y cada compañía aplica esta cobertura como considere oportuno.

Lo ideal sería que se tuviera derecho a esta cobertura siempre que el vehículo entre en el taller por un accidente o avería, ya que la causa debería ser indiferente, y no las consecuencias que acarrea, que son que el usuario no puede usar su vehículo y necesita otras alternativas.

LA LETRA PEQUEÑA II “DÓNDE, CÓMO Y CUÁNTO”

Una vez tenemos claro que tenemos derecho a esta cobertura, las siguientes dudas que se nos plantean serían:

1.- ¿Cuántos días se puede disponer del coche?, o ¿cuánto es la indemnización?

Lo mejor sería poder disponer del coche de sustitución el la puerta de casa desde el mismo día en que este en vehículo asegurado entra en el taller hasta que sale del mismo, es decir, durante todo el tiempo que dure la reparación.

En el caso de que la fórmula adoptada sea indemnizar con dinero para que el usuario pueda desplazarse por cuenta, lo ideal sería bien que la compañía nos pagara todas las facturas emitidas por taxi, autobús, tren etc., durante todo el tiempo que dure la reparación, o bien indemnizar con el coste de alquilar otro vehículo de las mismas características mientras el coche esté en el taller.

No obstante, las compañías no ofrecen estas opciones, generalmente ofrecen:

  • Un coche de sustitución durante un máximo de días. En este caso si la reparación dura más tiempo, será el usuario el que pague lo restante.
  • Indemnizar con una cantidad máxima de dinero diario con un límite de días.
  • Por lo tanto, para ver la calidad de esta cobertura será necesario ver los límites máximos establecidos en tiempo o cantidad de dinero. 

2.- ¿Desde qué día se dispone del coche sustituido o de la indemnización?

Seguramente la mayoría piense que el derecho a estas prestaciones se tienen desde el día en que el vehículo entra en el taller. Nada más lejos de la realidad, puesto que la gran mayoría de las compañías establecen el derecho a un coche de sustitución desde el momento en que la aseguradora da orden para que el vehículo sea reparado.

No te pierdas: Ofertas de renting, ¿qué debemos tener en cuenta?

Podemos pensar que un coche cuando entra en el taller, en unas pocas horas comenzarán con su reparación, pero esto no es así, pueden pasar días, incluso meses, hasta que la aseguradora da la orden de reparar el vehículo. Los motivos por los que puede demorarse tanto esta orden son:

  • El taller lo pondrá en la lista de reparaciones.
  • Hay que desmontar las piezas de las partes afectadas, para ver cual es el alcance de la reparación y elaborar un presupuesto.
  • El taller y la aseguradora tienen que llegar a un acuerdo para el precio de la reparación. Esta es al principal causa de retrasos, ya que la aseguradora intentará tirar a la baja, y el taller, querrá por encima de todo, realizar la reparación con las máximas garantías para la seguridad del vehículo.
  • El asegurado deberá estar de acuerdo con el presupuesto final que se ha acordado.
  • La aseguradora firmará la orden de reparación.
  • En algunos casos en los que las compañías ofrecen la indemnización, no la hacen efectiva hasta el final de la reparación, lo que quiere decir, que no podrá disponer del dinero hasta que le entreguen el vehículo.

Es importante señalar, que si durante el proceso de peritaje, al final se llega a la conclusión de que el vehículo ha quedado siniestro total, en la mayoría de las compañías no tendrás derecho a ningún vehículo de sustitución ni indemnización.

3.- ¿Cómo es el coche sustituido?

Si la prima a pagar por esta cobertura es fija, con independencia del coche que posea el asegurado, lo normal es que no se asigne un coche de sustitución de idénticas características.

No obstante, si la prima que se paga por esta cobertura está en función del coche, es decir, que a mejor coche más cara es la cobertura, se supone que en caso de que tenga que hacer uso de ella la aseguradora dará a cambio un coche de similares características.

En las Condiciones Generales de la póliza se señalan estos aspectos.

Consejos

  • Esta cobertura es aconsejable para aquellas personas las cuales les es imprescindible su coche en su vida diaria. Su precio no suele ser excesivo, y cuesta aproximadamente como contratar las lunas del vehículo.
  • Antes de contratarla es importante conocer qué coste y dificultades pueden derivarse de tener que utilizar el transporte público o algunos taxis por cuenta de usuario por unos días, o de las posibilidades de que algún familiar pueda prestarle el coche, porque en muchos casos quizá no sea necesario contratarla.
  • Se podría decir que es una cobertura más acorde para los profesionales de la carretera.


 

 

Y además