Skip to main content

Práctico

Cómo hay que circular en un rotonda y qué multa te pueden poner si lo haces mal

Rotonda

La multa puede llegar a 200 euros

Lo de saber cómo hay que circular en una rotonda es la eterna asignatura pendiente de la mayoría de los conductores. Tras un choque en una glorieta suele comenzar una dura pugna por atribuir la responsabilidad al otro, aunque lo cierto es que normalmente no es difícil saber quién es el culpable: el que da por detrás, "ya que se presupone que no ha guardado la distancia de seguridad con el vehículo que le precede o que no va atento a las circunstancias del tráfico", explican los abogados de Legalcar.

La empresa de defensa del automovilista nos relata un caso real que deja claro quién tiene la culpa cuando el impacto es trasero. “Un hombre se encontraba parado en la entrada de una rotonda cuando un vehículo le golpeó por detrás y le introdujo en la rotonda, siendo golpeado de nuevo por un coche que circulaba por la misma a 25km/h. El conductor sufrió una lesión permanente de columna y fue indemnizado por la compañía de seguros del vehículo que le empujó dentro de la rotonda con un importe superior a 18 mil euros”.

La primera 'rotonda ciclista' de España está en Valencia

Algo más complicado es atribuir la responsabilidad cuando el choque es lateral, es decir, cuando uno de los vehículos trata de abandonar la glorieta e impacta con uno que se queda dentro. "Si el golpe se produce en el interior del carril derecho y los daños están en la derecha, y los del otro coche en la izquierda, quiere decir que el golpe ha sido por cambio de carril se ha producido por tratar de salir de la rotonda no respetando la prioridad de paso del vehículo de la izquierda, que circulaba por el carril exterior", relatan.

La importancia de los intermitentes

Según datos de la Guardia Civil, el 60% de los conductores utiliza mal los intermitentes cuando circulan por una rotonda o incluso no los utiliza, aun cuando son el modo de advertir al resto de los conductores de la maniobra que queremos realizar.

La que ha liado la Guardia Civil con un 'tuit' de rotondas

Legalcar nos recuerda cómo se deben usar los intermitentes en una rotonda:

  • El intermitente derecho siempre para señalizar un cambio de carril circulando por el interior de la rotonda, cuando se vaya a tomar la salida correspondiente. También para incorporarse a la rotonda si se va a tomar la primera salida
  • El intermitente izquierdo solo si se circula por el interior de la rotonda y se va a cambiar de carril al interior. Sin embargo, el izquierdo no debe utilizarse para avisar a los conductores de que se va a permanecer en la rotonda (ya se da por hecho que cualquiera que esté en la rotonda tiene prioridad sobre los que van a acceder a ella).

Quién tiene prioridad en una rotonda

En el Reglamento General de Circulación hace referencia explícita a las rotondas en varios de sus artículos en los que habla de “moderar la velocidad”, de que “se tendrá preferencia de paso sobre los que pretenden acceder” y que, en caso de paso de ciclistas, estos tendrán preferencia sobre vehículos de motor hasta que el último de los ciclistas haya accedido a la glorieta.

Las claves para saber quién tiene prioridad en una rotonda son las siguientes:

  • Quien circula por el interior de la rotonda tiene preferencia sobre los conductores que pretenden acceder a ella
  • Los vehículos que quieran acceder a la rotonda deben respetar el ceda al paso si los que circulan en el interior lo hacen por los carriles exteriores
  • Todas las maniobras deben hacerse indicándose con los intermitentes oportunos o el brazo en su defecto
  • No se puede salir de la rotonda directamente desde el carril interior. El modo correcto es utilizar los carriles exteriores. Para cambios de sentido debemos situarnos en el interior de la rotonda y cambiar al carril externo avisando y con antelación a la salida

Qué multa te pueden poner si circulas mal por una glorieta

La sanción por circular mal por el interior de una glorieta está recogida en el artículo 74 del Reglamento General de Circulación. Este dice que las maniobras de cambio de carril mal efectuadas que pongan en peligro a otros conductores se considerarán infracciones graves y serán castigadas con multas de 200 euros.

Y además