Skip to main content

Patrocinado por:

Práctico

Cómo matricular un coche clásico

¿Cómo hacer que tu coche sea histórico?

Si tienes un coche con más de 25 años, puedes tener un coche clásico

Si tienes un coche con más de 25 años, puedes convertirlo en un coche clásico; es decir, que la Dirección General de Tráfico te lo catalogue como un vehículo histórico. Esta clase de coches tiene una serie de beneficios, entre ellos, que no tienen que pasar la ITV todos los años y que quedan exentos del pago de algunos impuestos como, por ejemplo, el impuesto de circulación (sí, el numerito).

Cómo ahorrar en el impuesto de circulación con la placa histórica

Suena bien, ¿verdad? Pues vamos a repasar los pasos que debes seguir para matricular tu coche como histórico...

¿Qué coches se pueden matricular como históricos?

El primer requisito para matricular un coche como histórico es que haya cumplido los 25 años. Si no tiene un cuarto de siglo de vida a sus espaldas no podrás solicitar para él la consideración de coche de época.

Todo sobre los coches clásicos

Así lo establece el Real Decreto 1247/95 que aprueba el Reglamento de Vehículos Históricos en el que se establecen qué son, qué condiciones y requisitos deben cumplir y la documentación a presentar, así como las inspecciones y permisos necesarios para ls circulación de los coches históricos.

Además de la edad, es imprescindible que el vehículo haya superado la ITV en los plazos establecidos por Ley (un poco más abajo entramos más a fondo en este tema) y que no haya sido sometido a modificaciones técnicas.

También pueden ser catalogados como vehículos históricos:

  • las unidades incluidas en el Inventario General de Bienes Muebles del Patrimonio Histórico Español
  • los declarados bienes de interés cultural
  • los vehículos de colección que, “por sus características, singularidad o escasez manifiesta, merezcan acogerse al régimen de vehículos históricos”.

¿Qué necesitas para matricular mi coche como vehículo histórico?

  • Impreso oficial que está disponible en la web DGT
  • Pago de la tasa correspondiente: 95,80 euros y 26,70 euros los ciclomotores
  • DNI, en caso de particulares y tarjeta de identificación fiscal si eres una empresa.
  • Resolución de un Laboratorio Oficial de la Comunidad Autónoma en la que se hace un informe que acredita la autenticidad del vehículo y que establece las posibles limitaciones de circulación de este coche (en el caso de coches muy antiguos)
  • Este informe hay que presentarlo en la Dirección General de Industria, Energía y Minas.
  • A continuación, te tocará pasar la ITV en la que te darán una nueva ficha técnica.

En este vídeo tienes siete clásicos que puedes comprar por menos de 5.000 euros

Con toda esta documentación, tendrás que acudir a la Dirección General de Tráfico y resolver estos detalles:

  • Acreditar la propiedad del vehículo. Si tienes la documentación original será muy sencillo. En caso contrario necesitarás un documento notarial como un acto de notoriedad o manifestaciones. También es válido una factura de compra en el caso de que le compres el coche a un compraventa o empresa.
  • Justificante del pago o exención del Impuesto de Circulación.
  • Justificante del pago o exención del Impuesto de Transmisiones Patrimoniales.

Todo este proceso tiene un precio de unos 600-700 euros. Como ves, no es nada barato y, sobre todo, perderás bastantes horas.

 

¿Qué ventajas tienen los coches históricos?

  • Dependiendo del municipio, no pagarás el Impuesto de Circulación.
  • Pasarás la ITV en un intervalo de 2 a 5 años (depende del coche)
  • Tendrás unos controles menos rigurosos en materia de emisiones, seguridad y ruidos.
  • Podrás beneficiarte de seguros especiales para los vehículos históricos. Debido a que su siniestralidad es muy baja, son más baratos que los de los coches convencionales.

Lecturas recomendadas