Skip to main content

Práctico

Coches de stock: ¿son una buena opción de comprar coches baratos?

Mejores momentos para comprar coche

Te contamos los pros y los contras de hacerse con un coche de stock.

¿Sabes lo que son los coches de stock? ¿Te gustaría saber si son una excelente opción para hacerse con un vehículo de una manera económica? Te lo contamos todo sobre ellos.

No te pierdas: Los 7 coches automáticos mejores para comprar en 2019

Un coche en stock es un coche nuevo que está en manos del concesionario, quien lo tiene guardado para venderlo de manera inmediata. Es decir: está allí, y quien lo quiera, se lo lleva, sin tener que pedirlo a fábrica, y esperar a que llegue. Eso sí: quien lo quiera, se lo tiene que llevar como venga, sin poder pedir apenas opciones o extras. Si el coche viene con carrocería en color negro, con un paquete determinado y con una motorización dada, pues así es como se lo tendrá que llevar el comprador.

Coches de stock: ¿son una buena opción de comprar coches baratos?

No se debe confundir con un coche de kilómetro cero. Un coche de stock es un coche nuevo, sin matricular ni usar. Los vehículos de stock suelen ser aquellos que los concesionarios piden con configuración y especificaciones muy demandadas, y que tienen en su establecimiento listos para venderse.

No te pierdas: Tres motivos por los que (a día de hoy) interesa comprar un diésel

¿Cuáles son las ventajas de comprar un coche de stock?

Hacerse con un coche de stock tiene dos claras ventajas:

  1. El tiempo de espera para que el comprador tenga el vehículo es mínimo. Dado que no hay que pedirlo a fábrica y esperar a que se produzca, quien compra un coche de stock dispone del vehículo de manera inmediata.
  2. El precio suele ser más económico. En el caso de la compra de un coche de stock, el margen de negociación a la hora de conseguir un precio más bajo es mayor. Y aunque cierto es que tampoco hay que esperar rebajas en el precio exageradas, sí que se puede disfrutar de un descuento mayor. Además, también se puede negociar para lograr algún extra determinado (que se pueda incluir una vez fabricado el coche).

La pega de comprar un coche de stock

Hacerse con un coche de stock puede tener un pero; y es que, como ya te adelantábamos antes, el vehículo será el que tenga la concesión allí; es decir, con el color, motorización y extras que se hayan elegido previamente. Si querías un modelo con una configuración muy concreta, es posible que no lo encuentres de stock.


 

Y además